Cabo de Buena Esperanza: una ruta por el extremo del mundo
5 (100%) 1 vote

A pesar de que el Cabo de Buena Esperanza fue considerado erróneamente el punto más meridional del planeta durante mucho tiempo (en su lugar, lo es el Cabo de Agulhas), sus espectaculares paisajes y su importancia histórica le han dotado de una atmósfera que le convierte en uno de los rincones más mágicos del mundo, y también en uno de los lugares incluidos en todas las listas sobre qué ver en Sudáfrica.

En GrowPro queremos acompañarte en tu ruta por la costa de Ciudad del Cabo hacia la Península del Cabo y, por supuesto, el Cabo de Buena Esperanza; un recorrido que incluye magníficas paradas que no puedes perderte. No solamente te daremos las pautas para que disfrutes de una excursión a lo largo de un día, sino que además te informaremos de lo que podrás encontrar allí. ¿Nos acompañas?

Cabo de Buena Esperanza: excursión en un día al extremo del mundo

1. De Cape Town a Boulders Beach

Excursión de un día al Cabo de Buena Esperanza 1

El trayecto de Ciudad del Cabo hasta el Cabo de Buena Esperanza es de aproximadamente una hora y media, pero el recorrido se alargará inevitablemente por las paradas que podrás ir haciendo con el fin de disfrutar de sus increíbles paisajes. De hecho, una de las paradas obligadas es Boulders Beach, una playa protegida formada por rocas de granito y que forma parte del Parque Nacional Table Mountain.

Boulders Beach es una parada muy turística, puesto que es allí donde puede observarse la colonia de pingüinos africanos, una especie que se encuentra actualmente en peligro de extinción. Este parece motivo suficiente para que no pierdas tu oportunidad de conocer a estos simpáticos pingüinos que no miden más de 70 centímetros ni pesan más de 5-6 kilos. ¡No hay nada más adorable!

2. Comer en el pueblo pescador de Simon’s Town

Excursión de un día al Cabo de Buena Esperanza 2

Entre una cosa y otra, se habrá hecho la hora de comer, y hacerlo en el encantador pueblo de Simon’s Town te encantará. Se trata de un precioso pueblo de pescadores con numerosas casas victorianas y monumentos coloniales, situado a orillas de False Bay, que destaca históricamente por acoger a una de las bases navales más importantes de la Royal Navy durante casi dos siglos. De ahí que cuente con dos museos muy interesantes: el Simon’s Town Museum y el South African Naval Museum.

Después de haber comido, podrás coger la carretera que sigue la playa hasta llegar al Cape Point National Park. Allí hay varias cosas por hacer, te las detallamos a continuación.

3. Subir al faro en Cape Point

Excursión de un día al Cabo de Buena Esperanza 3

Cape Point es un lugar completamente mágico que aúna las aguas de dos grandes océanos: el atlántico y el indio. Además, en el punto más alto de Cape Point es donde se encuentra el famoso faro, a tan sólo 20 minutos andando. Durante el camino podrás comprobar que los babuinos no sólo son más grandes de lo que imaginabas, sino también más peligrosos. ¡Así que ten especial cuidado, porque no dudarán en robarte si se les presenta la ocasión!

En lo que respecta al faro, éste fue construido a más de 260 metros por encima del nivel del mar e inaugurado en 1860. A pesar de que en un inicio se pensó que se trataría de una ubicación inmejorable para cumplir con su función, la falta de visibilidad dependiendo de la niebla u otras condiciones climatológicas adversas provocaba numerosos incidentes marítimos. Es por ello que en la actualidad no se encuentra en funcionamiento, aunque sí como centro de control para monitorizar el resto de faros sudafricanos de la zona. Además, ofrece unas vistas panorámicas que impresionan a todo visitante.

4. Cabo de Buena esperanza, la magia de la historia

Excursión de un día al Cabo de Buena Esperanza 4

El Cabo de Buena Esperanza es un emplazamiento espectacular lo mires por donde lo mires, y la inmensidad del choque de las olas del mar seguro que te impactará. Buena parte de la magia del lugar reside en su importancia histórica. El Cabo de Buena Esperanza fue inicialmente bautizado como Cabo de Tormentas, en 1488 y por su descubridor, el navegante portugués Bartolomé Díaz. Sin embargo, pasaría a denominarse Cabo de Buena Esperanza cuando el popular Vasco de Gama descubriera que se trataba de una posible ruta marítima hacia las Indias, algo que se temía no poder encontrar.

A pesar de que el camino hasta allí te tomará aproximadamente unos 45 minutos andando, te aseguramos que el esfuerzo merecerá la pena. Además, podrás disfrutar de una flora endémica y única así como una fauna que incluyen todo tipo de aves marinas. Los biólogos, además, confirman que es la zona más rica de todo el continente africano.

5. Gansbaai o Hermanus: ¿tiburones o ballenas?

Excursión de un día al Cabo de Buena Esperanza 5

Una vez hayas salido del parque, te planteamos dos actividades opcionales. La primera de ellas es uno de los mayores desafíos que podrás vivir en tu experiencia sudafricana: enfrentarte al famoso tiburón blanco desde una jaula. Gansbaai es el lugar más famoso para poder practicar el llamado Cage diving, una experiencia que te costará olvidar fácilmente.

La segunda de nuestras alternativas es más relajada: ¿qué tal te suena el avistamiento de ballenas? De junio a diciembre, la zona sudafricana se convierte en un buen lugar para hacerlo. Y Hermanos destaca desde luego como el mejor sitio; podrás prácticamente tocarlas con tus propias manos.

Llegados a este punto, ya podrás dar por finalizado tu día disfrutando al máximo de la Península del Cabo, aunque, por supuesto, vivir en Sudáfrica durante una temporada te permitirá disfrutar mucho más de experiencias tan espectaculares como éstas. ¿A qué estás esperando? Contacta con el equipo de Meraki Bay que te ayudarán con todo lo necesario para hacer tu voluntariado 🙂

Sudafrica - eBook - Estudiar y voluntariado en Sudafrica

EBOOK GRATUITO

¿Quieres hacer un voluntariado en Sudáfrica a la vez que aprendes inglés?