Índice de contenidos:

Vivir en Nueva Zelanda
5 (100%) 15 votes

Nueva Zelanda es uno de los países más bellos del mundo. Tierra de volcanes, paisajes verdes y habitantes acogedores, es un destino muy atractivo para estudiantes y viajeros venidos de todos los rincones del mundo. Si tú también quieres vivir una experiencia inolvidable en un país multicultural, con una calidad de vida envidiable, basada en el progreso económico y valores democráticas, ¡vivir en Nueva Zelanda es una opción que no puedes rechazar!

Aunque sabemos que tomar la decisión de irte al otro lado del planeta no resulta fácil, después de enviar a un gran número de estudiantes a Nueva Zelanda, en GrowPro conocemos de primera mano todas las razones por la que no puedes perderte la oportunidad de vivir en Nueva Zelanda.

Es por ello que hemos elaborado esta guía, con el objetivo de resolver todas las dudas que puedan surgirte, recoger consejos básicos que te resulten útiles y terminar de convencerte para emprender esta aventura. 🙂

Vivir en Nueva Zelanda

7 Motivos por los que vivir en Nueva Zelanda

Si ahora mismo estás leyéndonos, presuponemos que ya tienes interés en viajar a Nueva Zelanda para establecerte allí por un período de tiempo. No obstante, no queremos perder la oportunidad de mostrarte algunos motivos que te impulsarán y motivarán en tu decisión. ¡No te pierdas esta experiencia tan enriquecedora!

  1. Naturaleza espectacular: la impresionante flora y fauna de Nueva Zelanda puede encontrarse por todo el país, incluso en las zonas más urbanas. Además, te resultará imposible no enamorarte de tanta variedad: playas, volcanes e incluso glaciares.
  2. Vida al aire libre: Nueva Zelanda es una tierra perfecta para realizar todo tipo de actividades envueltas de un paisaje impresionante. Desde deportes de aventura como el rafting, el snowboard o el surf hasta opciones más relajadas como la pesca, la navegación o el buceo. ¡En Nueva Zelanda no hay tiempo para el aburrimiento!
  3. Estilo de vida relajado: incluso las grandes ciudades neozelandesas están libres de cualquier bullicio urbano. Muy por el contrario, ofrece un estilo de vida tranquilo en el que destaca la hospitalidad de sus gentes.
  4. Sentirse como en casa: además de por la amabilidad de sus habitantes, otro de los aspectos fundamentales que te harán sentir cómodo es la gran oferta de productos de alrededor del mundo presentes del país, debido a las constantes importaciones procedentes de Europa. Además, también encontrarás todo tipos de cafés y restaurantes internacionales.
  5. Alta calidad de vida: Nueva Zelanda es un país muy seguro con una baja corrupción en su sistema social, su solidez económica y su sistema tanto educativo como sanitario de primer nivel. Es, de hecho, el quinto país con mayor bienestar económico del mundo.
  6. Un espacio para ti: en este país hay opciones para satisfacer todas las necesidades y gustos posibles. Si quieres disfrutar de la multitud, ciudades como Wellington, Auckland o Queenstown te satisfarán; en caso contrario, puedes contagiarte de la paz de espacios más alejados donde disfrutarás de tranquilidad total.
  7. Aprender inglés: o mejorar tu nivel actual es una opción altamente demandada gracias a que es su principal idioma oficial, junto al maorí. Además, su calidad educativa es de primer nivel.

Tal como habrás podido comprobar, Nueva Zelanda es un país capaz de satisfacerte, sean cuales sean tus preferencias vitales, y enriquecerte tanto en el ámbito emocional como en el profesional. ¡El único requisito es que acudas allí dispuesto a vivir esta aventura al máximo!

Vivir en Nueva Zelanda

Costo de vida en Nueva Zelanda

Si tienes en mente viajar a Nueva Zelanda e instalarte allí durante una temporada, una de las cuestiones más importantes que te habrán asaltado es el coste de vida al que tendrás que enfrentarte una vez te encuentres en el país.

Como ya hemos comentado, Nueva Zelanda es un país con una alta calidad de vida. A efectos prácticos, esto se traduce en un coste de vida y unos sueldos elevados; especialmente si los comparamos con nuestros países de origen.

Al respecto, te bastará con un visado que te permita acceder a puestos de trabajo con un salario que te ayudará a costearte la estancia sin ningún tipo de preocupación. Es más, con una buena organización, ¡incluso podrás ahorrar!

¿Cuánto dinero necesito inicialmente para vivir en Nueva Zelanda?

Aunque con un salario en Nueva Zelanda podrás hacer frente tus gastos en este país, necesitarás hacer una inversión inicial para poder viajar hasta allí y hacer frente a tus gastos hasta que encuentres un trabajo.

Los principales gastos iniciales que deberás tener en cuenta son los siguientes:

  • Billete de avión
  • Seguro médico
  • Visado
  • Alojamiento para las primeras semanas (incluyendo la fianza)
  • Manutención básica: comida, transporte y otros gastos
  • Primeras cuotas del curso (en caso de que vayas a estudiar en Nueva Zelanda)

Esto supone que deberás tener ahorrada una cantidad aproximada de entre 3.000 y 5.000$ NZD.

¿Cuánto cuesta vivir en Nueva Zelanda?

A partir de la inversión de tu llegada, el costo de vida en Nueva Zelanda dependerá del tipo de vida que allí quieras vivir. Teniendo en cuenta que el salario mínimo de un trabajador es de 15.75$ la hora, tu capacidad para hacer frente a los pagos y al ahorro dependerá principalmente de cuatro factores:

  • La ubicación de tu alojamiento en Nueva Zelanda: el precio de tu alquiler dependerá en buena parte de la zona en la que te interese vivir, ya que existe una diferencia considerable entre el precio de las grandes ciudades de Nueva Zelanda (como Auckland y Wellington) y el resto del país. Para que te hagas una idea, mientras en estas ciudades el alquiler de un apartamento de dos habitaciones puede oscilar entre los 400 y los 500$ semanales, en pueblos más pequeños el precio aproximado es de 150$ NZD. Aunque, por supuesto, esto puede variar en función de las comodidades del piso o el barrio en el que se encuentre.
  • La cantidad invertida en ocio: obviamente tu capacidad de ahorro se verá influenciada (y mucho) por la cantidad de dinero que destines al ocio. A modo preventivo, puedes adoptar algunas estrategias como desplazarte andando siempre que puedas para evitar pagar transporte, compartir habitación con otros compañeros o limitas las ocasiones en las que sales de fiesta o a comer fuera. Sí, son cambios que pueden parecer pequeños, pero seguro que a final de mes suponen una diferencia.
  • La época del año: deberás tener en cuenta que la temporada alta de llegadas a Nueva Zelanda se da de forma paralela al verano. Es por este motivo que te recomendamos acelerar tu llegada a Nueva Zelanda lo antes posible respecto a la estación más calurosa del año.
  • El coste de tu curso de inglés: cada año acuden más estudiantes internacionales para estudiar inglés en Nueva Zelanda, ya que es sinónimo de garantía. Además, ofrece distintas alternativas para cubrir tus objetivos: ya sea estudiar inglés de forma general, a modo de preparación para exámenes oficiales o incluso inglés para emplear en tus negocios. De media, un curso de inglés puede costar entre 250 y 300$ semanales.

Puedes encontrar más información en nuestra guía sobre estudiar en Nueva Zelanda.

Guía: Estudiar en Nueva Zelanda

Si estás pensando en Estudiar en Nueva Zelanda en esta guía encontrarás toda la información referente a los cursos disponibles.

Vivir en Nueva Zelanda

Salarios en Nueva Zelanda: ¿cuánto se gana en Nueva Zelanda?

Si vas a trabajar en Nueva Zelanda, debes saber que allí absolutamente todo trabajador tiene un contrato de trabajo con cada mínimo detalle de las condiciones. Uno de ellos, por supuesto, el salario. El gobierno de Nueva Zelanda actualiza el salario mínimo interprofesional anualmente: en 2016 estaba establecido en 2.548,30$ NZD mensuales (aproximadamente unos 30.588,94$ NZD al año).

Por otro lado, también cabe destacar otras publicaciones anuales: como la Skill Shortage List (para puestos cualificados orientados a extranjeros), la Long Term Skill Shortage List (perfiles profesionales muy concretos) y la Canterbury Skill Shortage List (destinada a la reconstrucción de la zona de Canterbury, dañada a causa de los seísmos sufridos en 2010 y 2012).

Puedes encontrar toda la información al respecto en nuestra guía para trabajar en Nueva Zelanda:

Guía: Trabajar en Nueva Zelanda

Todo lo que necesitas saber sobre el trabajo en Australia: requisitos, puestos más demandados, salarios y mucho más

Vivir en Nueva Zelanda

Cultura de Nueva Zelanda

Aunque la población de Nueva Zelanda está formada por gentes de muy distintos orígenes, procedentes de alrededor del mundo, pueden detectarse unos rasgos propios de su cultura que explica cómo son los neozelandeses. ¡Te los exponemos a continuación!

¿Cómo son los neozelandeses?

El multiculturalismo es el rasgo principal de la cultura neozelandesa, y encuentra su base en los indígenas maoríes, los primeros asentamientos británicos y las inmigraciones posteriores, sobre todo irlandesas y escocesas. Una mezcla de culturas que con el paso del tiempo fue desarrollando un modo de ser y vivir propiamente neozelandés.

Esto explica que se trate de una sociedad abierta a la diversidad y respetuosa con las expresiones de los distintos ciudadanos, con unos fuertes valores democráticos que garanticen la libertad de todas las culturas que allí se encuentran.

Por norma general, los neozelandeses se caracterizan por ser personas francas, curiosas, independientes y fuertes ante las circunstancias adversas. Eso sí, su entrega en el trabajo no les hace olvidar la importancia del descanso, y por ello su estilo de vida es altamente relajado.

Conscientes de la gran naturaleza que le rodea, aprecian las actividades al aire libre, ya sean deportivas o tranquilas. Y es por ello que incluso en las grandes ciudades de Nueva Zelanda no existe el estrés y el bullicio de las grandes urbes modernas, aunque sí una amplia oferta recreativa.

Tradiciones de Nueva Zelanda y sus celebraciones

Los neozelandeses celebran prácticamente todas las fiestas del mundo occidental, como la Navidad, el Año Nuevo, Pascua o Halloween. Asimismo, resulta sorprendente para muchos de nosotros que las festividades navideñas sean concebidas como celebraciones también veraniegas.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que Nueva Zelanda es un país con una historia muy reciente, lo que provoca que no existan demasiadas celebraciones conmemorativas de hechos que conformen la historia de Nueva Zelanda. Por compartir algunas fechas señaladas contigo, te mencionamos las siguientes:

  • Tratado de Waitangi (6 de febrero): conmemoración de la firma entre la corona británica (representada por la Reina Victoria) y los jefes maoríes, que convertiría oficialmente a la Isla del Norte en una colonia británica.
  • Boxing day (26 de diciembre): festividad que tiene sus orígenes en el siglo XIX y que hace referencia al día posterior de Navidad, momento en que se recogen las cajas de los regalos entregados y se aprovecha la comida que ha sobrado del día anterior.

Vivir en Nueva Zelanda

Alojamiento en Nueva Zelanda

Si te decides a vivir una temporada en Nueva Zelanda… Aunque existen muchas opciones distintas de alojamiento, te ofrecemos las más habituales. Antes de nada, te recomendamos que reserves unos días de alojamiento en un hostel o albergue para solucionar el tema del alojamiento durante los primeros días en Nueva Zelanda, y así poder buscar con más calma el alojamiento que mejor se ajuste a tus necesidades.

Consejo básico para escoger alojamiento en Nueva Zelanda

Antes de nada, queremos advertirte de una recomendación que siempre acostumbra a darnos buenos resultados, y es que reserves unos días de alojamiento en un hostal o albergue para cuando llegues a Nueva Zelanda.

La experiencia que hemos recopilado hasta el momento nos cuenta que es ideal poder realizar la búsqueda de alojamiento desde el mismo país, ya que nos permite barajar opciones más realistas y de manera más calmada, así como conocer a nuevos compañeros.

Por este motivo, reservar un albergue con antelación respecto al viaje te permitirá aterrizar con la seguridad de tener un sitio donde hospedarte y te permitirá comenzar tu aventura sin obstáculos desagradables e insospechados.

Hostales y Albergues en Nueva Zelanda

Es una opción conveniente para estancias de corta duración en Nueva Zelanda. De hecho, son nuestra recomendación para asentarte los primeros días y poder dedicarte de manera exhaustiva a la búsqueda de tu alojamiento ideal. Incluyen habitación y zonas comunes donde podrás descansar y cocinar.

¿Cuánto cuesta el alojamiento en un hostel en Nueva Zelanda?

El coste aproximado se encuentra entre los 15$ NZD y los 20$ NZD por día en una habitación compartida, y unos 40$ NZD la habitación individual.

Ventajas e inconvenientes de los hostels, albergues y backpapers en Nueva Zelanda

↑ Tienen una amplia red de cobertura alrededor de Nueva Zelanda y del mundo.
↑ Gran flexibilidad: no es necesario reservar habitación por adelantado (a no ser que sea temporada alta)
↑ Muchos eventos sociales son organizados en los hostales o en lugares cercanos.
↑ Una gran alternativa para ver la ciudad y conocer gente de todas partes del mundo.
↑ Tienen una ubicación cómoda ya que normalmente se encuentran en el centro de la ciudad.
↑ Existe la posibilidad de quedarte únicamente por un día.
↓ No es un alojamiento ideal si tienes pensado quedarte para un período de tiempo largo.
↓ Falta de privacidad al tener que compartir la habitación.
↓ No hay espacio para guardar cosas.
↓ En temporada alta puede estar todo reservado.

Compartir piso en Nueva Zelanda: flatsharing o homesharing

Según nuestra experiencia, compartir piso es una de las mejores opciones para disfrutar de la vida en Nueva Zelanda. Además, también se trata de una de las alternativas más económicas, sobre todo para los estudiantes y los viajeros internacionales.

Dependiendo de cuánto quieras o puedas gastar, podrás contemplar la opción de tener una habitación individual o compartir una con otra persona. En cualquier caso, la privacidad sería mayor que la obtenida en un albergue.

¿Cuánto cuesta compartir piso en Nueva Zelanda?

El coste de compartir piso en Nueva Zelanda es muy variable, en función de la zona u otros factores como las comodidades, el número de compañero, etc. Aun así, para que te hagas una idea, el coste aproximado puede oscilar entre los 100$ NZD y los 170$ NZD semanales.

Ventajas y desventajas de compartir piso en Nueva Zelanda

↑ Encontrar gente que viene de todo el mundo y conocer su cultura.
↑ Mejorar tu inglés con tus compañeros/as de piso.
↑ No es necesario que te preocupes por muebles y equipos eléctricos (la mayoría están completamente amueblados).
↑ Compartir los gastos de vivienda y ahorrar dinero.
↑ Vivir realmente en Nueva Zelanda como lo hace todo el mundo de allí.
↑ Convivir con otras personas no siempre es fácil… ¡aunque siempre divertido!
↓ Obedecer las reglas que se hayan establecido anteriormente por los compañeros de piso.
↓ Pagar el tan conocido bond (la fianza) – una cantidad de dinero (normalmente son dos o cuatro semanas de alquiler) que deberás entregar tan pronto te mudes allí, pero que recuperarás al final siempre y cuando no existan daños en el alojamiento.
↓ Estancia mínima de cuatro semanas (promedio).

Residencias de estudiantes en Nueva Zelanda

Las residencias para estudiantes son alojamientos que se encuentran en edificios, generalmente pequeños, situados en una ubicación cercana a la escuela o incluso dentro de ella. Suelen estar compuestas de sala de estar, cocina, baño compartido y con habitaciones individuales o a compartir con una cama, un armario y un escritorio.

¿Cuánto cuesta vivir en una residencia estudiantil en Nueva Zelanda?

El coste dependerá de si el cuarto es individual o compartido, si se incluye en la alimentación (desayuno, comida y cena) y otros factores. Generalmente, el coste aproximado es de 200$ NZD.

Ventajas e inconvenientes de las residencias de estudiantes en Nueva Zelanda

↑ Ubicación: suelen situarse cerca o dentro de la escuela.
↑ Multiculturalidad: podrás conocer muchas personas en tu misma situación rápidamente.
↑ Comfort: habitaciones amuebladas y, en principio, todas las facilidades de las zonas comunes.
↓ Coste: si queremos habitación individual, pensión completa y todos los servicios, puede acabar siendo muy caro.
↓ Zonas comunes: en algunas, no presentan el confort que podríamos esperar.
↓ Rigidez: hay que seguir los códigos y normas de la residencia en cuanto a horarios y actividades así como los horarios de las comidas.
↓ Experiencia: si viajas al otro lado del mundo es que tienes ganas de vivir una experiencia inolvidable, compartir con otras personas vivencias y opiniones. Quizá este tipo de alojamiento en Nueva Zelanda no es la mejor opción.

Homestay o alojamiento en familia en Nueva Zelanda

El Homestay es una opción de alojamiento en Nueva Zelanda perfecta si quieres vivir con una familia nativa y conocer el estilo de vida y cultura del país. Eso sí, tu estancia deberá ser de mínimo 4 semanas. Tendrás tu habitación propia (aunque algunas veces es compartida con otro estudiante), el equipo y muebles de tu habitación variarán según la familia. Compartirás otras áreas del apartamento o casa (comedor, jardín, piscina, etc. ) con otros miembros de la familia. Tu familia te proporcionará las comidas: media pensión durante los días entre semana, y pensión completa los fines de semana.

¿Cuánto cuesta vivir con una familia en Nueva Zelanda?

El coste de alojamiento en casa de una familia neozelandesa se establece alrededor de los 250$ NZD semanales.

Ventajas e inconvenientes del Homestay o casas en familia en Nueva Zelanda

↑ Mejorarás tu inglés al vivir con nativos neozelandeses.
↑ Te proporcionarán las comidas
↑ Tu familia puede realizar eventos sociales (barbacoas, viajes, actividades turísticas, paseos alrededor de la ciudad).
↑ Tu familia te puede ofrecer información importante sobre Nueva Zelanda (transporte, mejor camino para llegar a tu escuela, consejos generales, etc.)

↓ Deberás conocer las reglas establecidas por tu familia.
↓ Aunque la gente aussie es muy agradable, puede que te sientas un poco encerrado socialmente porque tu contacto diario será la familia.
↓ Algunos homestays pueden ubicarse más lejos del centro de la ciudad que otros tipos de alojamiento.
↓ La flexibilidad en los homestay no es mayor a otro tipo de alojamiento.

Vivir en Nueva Zelanda

Qué hacer en Nueva Zelanda

Ahora que ya conoces la cultura de Nueva Zelanda, su costo de vida y las distintas opciones de alojamiento, seguramente estarás preguntándote qué cosas puedes hacer durante tu aventura en el país. Porque, por supuesto, ¡no todo será cumplir con obligaciones!

En Nueva Zelanda te encontrarás con un amplio abanico de actividades, todas ellas en un marco de belleza incomparable. Su oferta es tan amplia, que no hay lugar para el aburrimiento. Y es por ello que en este apartado queremos darte algunos ejemplos que no harán más que consolidar tu amor por este país. ¡Será difícil decidir qué quieres hacer primero!

Actividades de aventura con un fondo de paisajes increíbles

Si eres un aficionado a los deportes de aventura, ¡Nueva Zelanda será un paraíso para ti! Allí encontrarás todos los deportes de aventura que puedes imaginarte, y además podrás practicarlos en un marco de paisajes que te dejarán sin aliento.

  • Centro mundial del Bungy: ¿te atreves a saltar de 134 metros de altura?: Los saltos en bungy son una de las actividades más populares del país. Tanto es así, que Nueva Zelanda presenta una amplia oferta a lo largo y ancho de todo el país para que puedas saltar desde los sitios más insospechados: bordes de acantilados, puentes, cimas de montañas, viaductos de tren o techos de estadios. El bungy Nevis es el más alto de todos ellos, a nada más y nada menos que 134 metros de altura. ¿Te atreverías a saltar?
  • Espeleología deportiva: los sistemas de cuevas más espectaculares: Nueva Zelanda puede presumir de algunos de los sistemas de cuevas más imponentes del mundo, que posibilitan desde paseos de ensueños en una gruta iluminada por luciérnagas hasta verdaderos y desafiantes retos de acción y adrenalina que tendrás que afrontar colgado de una cuerda. Las más conocidas de todas ellas son las cuevas de Waitomo, en la Isla Norte de Nueva Zelanda.
  • Actividades acuáticas: surf, windsurf, kitesurf, buceo, pesca, kayak…: ¡La presencia del mar es tal, que en él pueden darse todo tipo de actividades acuáticas! En función del estado del agua, podrás practicar surf allí donde se produzcan rompientes, windsurf cuando la potencia del viento sea suficiente o pesca cuando el mar esté calmado. Además, Nueva Zelanda es un auténtico paraíso para los amantes del buceo, gracias a sus cientos de islas y la riqueza de su vida marina.
  • Tierra de caminatas y excursiones por la montaña: Las excursiones son la mejor forma de conocer los hermosos paisajes de Nueva Zelanda. Además, una de sus ventajas es que las hay de todos los niveles: hasta de 30 minutos, 3 horas, un día entero o excursiones de varios días.
  • Stargazing: déjate cautivar por las auroras australes de Nueva Zelanda: Sus cielos nocturnos despejados y estrellados son uno de los máximos atractivos e Nueva Zelanda, gracias sobre todo a su baja contaminación lumínica. Por ello es habitual a distintos observatorios donde poder disfrutar de esta asombrosa experiencia. Si vas en invierno, podrás disfrutar de la sinfonía de colores de la aurora austral, ¡un espectáculo que jamás olvidarás!
  • Si eres fan de El Señor de los Anillos, ¡no te puedes perder el “hogar de la Tierra Media”!: Las impresionantes llanuras, montañas y valles de Nueva Zelanda han servido de escenario para las películas de El Señor de los Anillos (como las ondulantes colinas de Matamata o las cumbres montañosas de Queenstown), incluida la trilogía de El Hobbit (como Twizel en la isla sur o Piopio en la norte). De hecho, se sirvieron de más de 150 parajes para filmarlas, y es por ello que en la actualidad existen diversos itinerarios para visitar los lugares de filmación.

Actividades en las grandes ciudades de Nueva Zelanda

Las principales ciudades de Nueva Zelanda son Auckland, Wellington y Queenstown. ¡Te damos una pincelada de lo que puedes hacer en cada una de ellas!

  • Auckland: Es la ciudad más grande de Nueva Zelanda, allí podrás disfrutar de paseos por el mar, islas, museos y una amplia oferta de bares y restaurantes. Allí podrás también pasear en kayak hacia islas volcánicas (como la isla Rangitoto), visitar sus paradisíacas playas y practicar surf en ellas, ¡o incluso visitar la colonia de pingüinos más grande del mundo! Descubre con nosotros qué ver en Auckland.
  • Wellington: Cosmopolita, alternativa y cultural, Wellington te permitirá relajarte en Oriental Bay (una increíble playa de arena dorada), visitar numerosos museos, galerías y espectáculos, así como realizar actividades de mucha acción, como el ciclismo o el kayak. Bien cerca, además, se encuentra el sendero Makara Peak, con unas vistas que te encantarán. No pierdas la oportunidad de visitar todo lo que hay que ver en Wellington.
  • Queenstown: Una fantástica localidad que alberga algunos de los lugares más bonitos de Nueva Zelanda, desde lagos como el Lago Heyes o el Lago Wakatipo hasta el sobrecogedor desfiladero Skippers Canyon o el asombroso Parque Nacional de Fiorland. Es allí, además, donde tendrás que hacer buceo en la Gran Barrera del Coral. ¡Una propuesta irrechazable! ¡Hay tanto que ver en Queenstown!

Si deseas obtener una información más detallada acerca de las principales ciudades de Nueva Zelanda, ¡nuestra guía de ciudades de Nueva Zelanda te está esperando!

Vivir en Nueva Zelanda

Comida típica de Nueva Zelanda

Si tú también piensas que comer es uno de los mayores placeres de la vida, te encantará la marcada voluntad de experimentación de la joven gastronomía de Nueva Zelanda, que toma como inspiración tanto a sus etnias indígenas como a los pueblos de Europa, Asia y Polinesia. Veamos cuáles son sus principales características.

Famosa por su ganado de gran calidad, algunos de los platos más típicos de Nueva Zelanda son elaborados a partir de sus increíbles carnes, que suelen combinar con frutas y verduras. Uno de los ejemplos más típicos es el asado hogget (elaborado con carne de oveja asada en el horno con trozos de patata, calabaza, batata y guisantes y acompañado con salsa de menta).

Al estar formada por dos islas, en Nueva Zelanda hay un constante acceso a productos del mar de primera calidad. De hecho, uno de los platos típicos de Nueva Zelanda son es el fish and chips, de clara influencia británica. Para elaborarlo, se emplean pescados frescos como el pargo, el terahiki o el hoki, y se venden en numerosos puestos repartidos por todo el país.

Por último, cabe destacar que junto a su importante industria vinícola, con elaboraciones tan conocidas como los Sauvignon Blancs, destacan los postres de Nueva Zelanda. Los más conocidos son la tarta Pavlova, elaborada a partir de merengue, nata y frutas, y los lamingtons (bizcochos esponjosos cubiertos con un glaseado de chocolate y coco rallado). ¡Irresistibles para los más golosos!

Si quieres descubrir todo lo que te espera en el ámbito gastronómico, ¡échale un vistazo a nuestra guía de comida típica de Nueva Zelanda!

Vivir en Nueva Zelanda

El clima de Nueva Zelanda

El clima de Nueva Zelanda es muy variable: evoluciona desde un clima subtropical en el norte hasta un clima subártico en el sur. Aun así, se trata de un clima agradable durante todo el año, gracias a las cadenas montañosas que actúan como barrera natural ante los vientos predominantes del oeste y que también explican las diferencias climáticas entre las distintas regiones del país.

En el norte las temperaturas apenas varían, mientras que en el sur los invierno son bastante fríos. Eso sí, las precipitaciones se distribuyen regularmente durante todo el año. La mayoría de la población de Nueva Zelanda vive concentrada en zonas de costa que garantizan un clima suave con muchos días de sol y lluvias moderadas.

Las estaciones en Nueva Zelanda funcionan de forma opuesta a las del hemisferio norte: la primavera empieza en septiembre y termina en octubre; el verano es de diciembre a febrero, el otoño de marzo a mayo y el invierno de junio a agosto.

No obstante, Nueva Zelanda es conocida porque estas cuatro estaciones se representan en un mismo día, aunque no presentan grandes diferencias entre ellas. Los días son muy variables; puede hacer sol, lluvia y viento en cuestión de horas. Por eso tendrás que ir bien equipado y llevar siempre a mano tanto las gafas de sol como el paraguas. Esta inestabilidad inspiró la canción “Four seasons in one day”, de Crowded House, cuya vocalista es neozelandés. ¿Un remember para despedirnos?

Vivir en Nueva Zelanda

¿Cómo te podemos ayudar desde GrowPro Experience?

Esperamos que esta guía te sea de utilidad a la hora de planificar tu viaje a Nueva Zelanda. En GrowPro Experience somos especialistas ayudando a que las personas consigan experiencias en inolvidables en este país. Si estás pensando en vivir durante una temporada en Nueva Zelanda, estudiar, trabajar y conocerlo a fondo, no dudes en echarle un ojo a las experiencias que hemos preparado en nuestra web.

Si además tienes cualquier otra duda sobre vivir en Nueva Zelanda, ¡siéntete libre de preguntarnos! Puedes contactar con nosotros a través de nuestros perfiles sociales.