Queenstown (Nueva Zelanda) en 4 planes recomendados
Vota este post

Queenstown (Nueva Zelanda) es una localidad de 17.000 habitantes que desde hace años se ha convertido en uno de las grandes referencias para el turismo en la Isla Sur. Se trata de la población más importante de la región de Otago, en el suroeste del archipiélago, y en el epicentro de infinidad de actividades culturales y deportivas. Su nombre, aunque hay diferentes teorías sobre ello, hace referencia a la supuesta exclamación que profirió un buscador de oro al asegurar que era una ciudad digna de la Reina Victoria.

Con un clima agraciado, bastante horas de luz al año y escasez de precipitaciones, Queenstown (Nueva Zelanda) presume de un estilo de vida tranquilo, en el que las prisas parecen quedarse lejos de sus calles y plazas. A continuación te ofrecemos 4 visitas recomendadas que no deberías perderte si encaminas tus pasos hacia ella.

Visitar el lago Wakatipu

Desde la propia Queenstown se puede disfrutar de las panorámicas que ofrece este lago interior rodeado de montañas. Ostenta, gracias a sus cerca de 80 kilómetros de extensión, el título del lago más prolongado del país, aunque en extensión se tiene que conformar con la tercera posición (291 km²). Sus alrededores están salpicados de riberas en las que se han plantado viñedos que ofrecen excelentes añadas de uvas, el motivo por el que cada vez más productores de vino trabajan en la zona. Su estampa es incomparable, no en vano está enmarcado por la sierra de los Remarkables, que alberga una estación de esquí. Numerosas empresas ofrecen servicios de senderismo, esquí o el parapente.

Acudir al Queenstown Winter Festival

Este evento para toda la familia se celebra cada invierno desde 1975, de manera ininterrumpida. Durante los 10 días que dura, prepárate para disfrutar de todo tipo de actividades vinculadas a la nueve y el frío. Competiciones de esquí, alpinismo y otros deporte de invierno se entremezclan con desfiles por las calles, Nueva Zelanda. Año tras año se calienta la ciudad con fiestas en las calles, fuegos artificiales, mercados, música, magia o actuaciones en la calle. Los pequeños de la casa disfrutarán tanto como lo harán los mayores.

Descubrir Milford Sound

Visitar el fiordo de Milford Sound, a 3 horas y media en coche de distancia, es una de las actividades que todos los que conocen Queensland programan en sus viajes. La jornada de visita se puede realizar en el mismo día, aunque tarda mucho más en irse de la memoria porque impresiona; sus bosques húmedos se adentran frente al mar de Tasmania hasta 15 kilómetros tierra adentro. Sus escarpadas rocas de 1.200 metros de altura conforman un paisaje que , de no ser tan bello, resultaría intimidante por la imponente presencia de las montañas. Lion Mountain (1302 metros) y The Elephant (1517 metros) son las mayores cumbres.

Pasear por Arrowtown

Durante la fiebre del oro, a mediados y finales del siglo XIX, la región de Otago, y en concreto Arrowtown, era el lugar en el que había que estar. Hoy, este asentamiento que data de 1862 se ha convertido en memoria viva de Nueva Zelanda, ya que conserva intactas las construcciones y los asentamientos de los buscadores de oro y sus familias. Casas de madera, iglesias, hoteles, tiendas y cobertizos le confieren un aire que le hace parecer detenido en el tiempo. Conocer el pueblo fantasma de Macetown, al que solo se puede llegar en vagón de tren, o acudir al Lakes District Museum, considerado uno de los mejores de la Isla Sur, son experiencias más que recomendables.

Nueva Zelanda - eBook - Estudiar y trabajar en Nueva Zelanda

EBOOK GRATUITO

Guía completa para estudiar, trabajar y disfrutar de

Nueva Zelanda