Qué ver en Rotorua | 20 paradas que no puedes dejar pasar
5 con 12 voto[s]

La ciudad de Rotorua queda ubicada en las orillas del lago del mismo nombre, en la Bahía de Plenty, y es conocida por ser uno de los lugares con mayor actividad geotérmica del mundo. Esto se da puesto que la ciudad está situada sobre una meseta volcánica, más precisamente, en el Cinturón de Fuego del Pacífico. Aquello ha generado que muchos turistas se interesen en la zona, ya que en ella es posible encontrar géisers de distintas dimensiones, piscinas de lodo caliente y una gran variedad de rocas volcánicas.

Además de las características geográficas, Rotorua tuvo un gran asentamiento indígena, el pueblo Te Arawa, lo que ha significado que en toda esta zona haya una gran presencia de sitios históricos y actividades culturales que no te querrás perder. Por otro lado, si buscas algo más de acción en Rotorua podrás realizar actividades como senderismo, ciclismo de montaña y hasta paracaidismo.

Esta ciudad de poco más de 56.000 habitantes tiene ofertas para todos, pero sobre todo para los más curiosos y osados. No cualquiera se atreve a pisar un terreno de alto riesgo sísmico, pero todo tiene su maravilla, y más aún en Rotorua.

Rotorua | 20 paradas que no puedes dejar pasar

1. Polynesian Spa

Polynesian Spa

Es un spa geotérmico de baja profundidad, construido a orillas del lago Rotorua. Dicen que es un punto imperdible si visitas la ciudad. Polynesian Spa cuenta con 28 piscinas de distintas temperaturas, para todas las condiciones físicas y edades. La de más alta temperatura bordea los 42 grados, por eso se recomienda ir de menor a mayor para así acostumbrarse a lo caliente del agua. Además de piscinas termales, en las instalaciones es posible encontrar zonas de descanso, familiares y de cafetería. Se recomienda ir durante la mañana ya que en este horario podrás encontrar menos afluencia de público en el spa.

Sin duda uno de los puntos más fuertes de este lugar es el paisaje, bellísimo y muy sereno, lo que contribuye con el ambiente de relajación de las aguas termales. Antiguamente los maoríes locales consideraban que estas aguas tenían beneficios terapéuticos por lo que son bastante valoradas en la zona.

El acceso a las piscinas tiene distinto valor dependiendo del paquete requerido. Las instalaciones están abiertas desde las 8am hasta las 11pm.

2. Lago Rotorua

Lago Rotorua

El lago Rotorua es el segundo lago más grande de la isla norte de Nueva Zelanda y se encuentra en la región de la Bahía de Plenty. Su historia es particular ya que este lago es en realidad el cono de un volcán formado tras una erupción masiva hace unos 200.000 años. Tras esto se generó una caldera circular que se llenó de agua y que dio origen a lo que hoy se conoce como el lago Rotorua. A momentos se puede sentir olor a azufre en su superficie.

En el centro del lago se encuentra la isla Mokoia, el escenario de una bella historia de amor entre la hija de un jefe de tribu muy influyente y un joven con mucha destreza en las armas, pero sumamente pobre. El cuento de Hinemoa y Tutanekai se puede escuchar hasta el día de hoy en visitas guiadas por la isla, donde ahondarán en cada uno de los aspectos de este famoso relato Maorí.

Si paseas por la orilla del lago podrás observar algunos cisnes negros, algunas gaviotas y coloridas flores locales. Un punto importante: el lago es solo para admirarlo. Por donde vayas encontrarás carteles indicando que no debes bañarte, y la historia del lago lo deja muy claro. Es hermoso pero peligroso.

3. Monte Tarawera

Monte Tarawera

El monte Tarawera es un volcán activo ubicado al sureste de Rotorua que consta de tres domos de lava – Wahanga, Tarawera y Ruawahia – formados a partir de una erupción en 1314. En este lugar es posible recorrer senderos como el Tarawera Falls Trail, uno de los más reconocidos por sus cataratas de poco más de 65 metros. También es posible avanzar por el pedregal hasta llegar al fondo del cráter. Una quebrada de seis kilómetros que pocos tienen la oportunidad de ver.

El evento más famoso este volcán ocurrió en 1886, cuando el Tarawera entró en una violenta erupción y se llevó consigo a las Terrazas Rosas y Blancas consideradas hasta ese momento como la octava maravilla del mundo. Y no solo eso, también acabó con tres ciudades completas y con la vida de más de cien personas.

El acceso a la montaña se hace solo a través de visitas guiadas.

4. Bosque Whakarewarewa

Bosque Whakarewarewa

El bosque Whakarewarewa es conocido por su arboleda de secuoyas californianas, especies de más de 60 metros que se encuentran entre los más altos del mundo. En 1901 se plantó una colonia de secuoyas para probar la idoneidad de algunas especies de bosque nativas y exóticas para la siempre comercial. Actualmente, este bosque es el hogar de distintas especies de plantas que son valoradas y bien cuidadas tanto por lugareños como turistas.

En sus 55.000 hectáreas los visitantes podrán recorrer algunos de los 60 senderos disponibles para todo público. Caminar, trotar, andar a caballo o en bicicleta de montaña. Las opciones son variadas y al alcance de la mano. Whakarewarewa Forest queda ubicado a tan solo cinco minutos del centro de Rotorua.

Para los ciclistas este parque es perfecto ya que tienen a su disposición rutas perfectamente acondicionadas para este deporte, las que permitirán estar cerca de algunas de las mejores vistas de la región, como los lagos de Rotorua y el Monte Tarawera. De cualquier forma quienes no vayan preparados pueden arrendar bicicletas en el centro de la ciudad o pagar una visita guiada especial para ciclistas.

5. Government Gardens

Government Gardens

Government Gardens es un espectáculo floral que no te puedes perder si visitas Rotorua. El parque es público y se encuentra ubicado junto a lago Rotorua, al centro de la ciudad. Fue construido por el gobierno precisamente como atracción turística, lo que hasta el momento le ha traído frutos y renombre.

En los jardines podrás encontrar diferentes esculturas y hacia el final del parque el Museo Rotorua, que guarda parte importante de la historia maorí. Para este pueblo, el sitio es significativo ya que tuvieron lugar muchas de sus batallas. El edificio del museo es particularmente hermoso ya que conserva una estructura y estética al estilo inglés que no pasa desapercibida. Actualmente el museo se encuentra cerrado, pero aún es posible pasear por los jardines y disfrutar de su bello entorno.

En Government Gardens podrás acceder a distintos espacios como la piscina Blue Baths, una pista de bowling al aire libre o un campo de críquet. Todo indica que este lugar es perfecto para todo público. Un paso obligado si estás en la ciudad.

6. Lago Tarawera

Lago Tarawera

El lago Tarawera es el más grande los lagos que rodean al monte Tarawera. La orilla de este lago fue el hogar de distintos pueblos maoríes hasta la erupción del volcán Tarawera en 1886. La leyenda cuenta que una waka wairua (canoa fantasma) apareció junto al lago pocos días antes del evento, lo que trajo mala suerte y consigo cientos de muertes.

Las aguas de este lago son sumamente profundas por lo que el agua permanece estancada por lo menos diez años antes de su cambio. De todas maneras, el lugar es perfecto para un baño y disfrutar en familia. Durante el verano, el lago es muy popular para la pesca o deportes acuáticos, incluso para acampar.

Una de las entradas hacia el lago Tarawera es Punaromia, uno de los puntos de acceso más cercanos desde Rotorua, ciudad que se encuentra a solo 18 kilómetros.

7. Isla Mokoia

Isla Mokoia

Esta pequeña isla, de solo 1,35 kilómetros cuadrados, se encuentra ubicada en el lago Rotorua y es conocida principalmente por ser el hogar de una de las leyendas más famosas de Nueva Zelanda, la historia de amor entre Hinemoa y Tutanekai. Sin embargo, su nombre actual hace alusión a un guerrero maorí a quien le fue incrustado un palo de excavación (ko) a través de uno de sus tatuajes (moko). De ahí el nombre, Isla Mokoia.

Esta isla se encuentra deshabitada y actualmente es de particular interés entre geógrafos, ya que en realidad corresponde a una cúpula de lava de riolita que se ha elevado a 180 metros sobre la superficie del lago. Asimismo, esto ha significado la formación de manantiales geotérminos en las playas costeras de la isla. Uno de ellos es el estanque Hinemoa.

En isla Mokoia podrás realizar caminatas, recorrer los alrededores de la isla en crucero, tomar un baño termal o incluso plantar tu propio árbol, una forma de conmemorar la visita y ayudar en la replantación de especies nativas en la isla.

8. Mitai Maorí Village

Mitai Maori Village

Si buscas adentrarte en la cultura maorí, Mitai Maorí Village es perfecto para ti. En este lugar podrás disfrutar de comida típica, bailes, paseos en canoa, representaciones de batallas de guerreros del pueblo indígena y exhibiciones sobre su armamento de combate. También podrás aprender sobre el ta mokoarte del tatuaje – y arte maorí. Si algo es de mutuo acuerdo es el hecho de que la recepción de los maoríes hacia los turistas es bastante buena. Los anfitriones son acogedores y atentos con los turistas.

Mitai Maorí Village está abierto todos los meses del año de 8am a 18pm y el valor es de $16 para los adultos y $5 para menores de edad.

9. Parque Kuirau

Parque Kuirau

El parque público Kuirau se encuentra ubicado en el centro de Rotorua y cuenta con una variedad de senderos que te permitirán conocer algunas zonas de actividad geotérmica dentro de la ciudad. Si bien estos sectores se encuentran delimitados con vallas de seguridad debes tener cuidado y no acercarte mucho, pues en cualquier momento pueden reactivarse algunas de estas zonas. Sin ir más lejos, en 2001 se produjeron pequeñas erupciones en las que volaron piedras del tamaño a pelotas de fútbol a unos 10 metros de altura. Por esa razón es importante estar atento en este recorrido gratuito. En el parque Kuirau también podrás pasear por hermosos jardines, piscinas de barro, baños termales y un pequeño lago de cráter.

Cuenta la leyenda que una joven hermosa llamada Kuiarau estaba tomando un baño cuando apareció una criatura, Taniwha, y se la llevó hasta su escondite debajo del lago. Los dioses, muy enojados, quisieron evitar una tragedia mayor e hicieron hervir el lago. De esa manera, Taniwha desapareció para siempre y Kuiarau vivió hasta la eternidad en las aguas de Rotorua.

10. The Redwoods Treewalk

The Redwoods Treewalk

Este bosque es uno de los tesoros de Rotorua, y es que se han transformado en un atractivo tanto natural como turístico de mucha importancia en la región. En The Redwoods Treewalk podrás pasear por una pasarela de 700 metros conformada por una serie de 28 puentes colgantes que cruzan 27 árboles de secuoya, más conocida como redwood, de al menos 117 años.

La secuoya californiana es nativa de la costa noroeste de América. Sin embargo, hasta la fecha ha tenido muy buenos resultado en este suelo precisamente por los suelos profundos, fértiles y bien drenados de Rotorua. En esta zona han crecido fuertes, esbeltos y larguísimos, lo que hace que un paseo por The Redwood Treewalk sea todo un espectáculo. La secuoya más alta del bosque Whakarewarewa mide 72 metros de altura y tiene 169 centímetros de diámetros. Pero ojo que este no es un gran récord. En su hábitat natural crecen hasta 110 metros.

11. Rainbow Springs Nature Park

Rainbow Springs Nature Park

Rainbow Springs Nature Park es el lugar perfecto para conocer a cinco especies de kiwi, ave no voladora del tamaño de una gallina que corresponde al símbolo nacional de Nueva Zelanda. En este lugar, criadero más grande del mundo, no solo podrás ver una gran variedad de aves sino también aprender sobre ellas y de la historia silvestre de este bello país. Además de disfrutar de áreas de picnic y senderos para caminar un rato entre árboles nativos y centenarios bosques de Rotorua. La visita no está completa a no ser que te subas al big splash, juego que te dejará completamente empapado.

El parque se encuentra abierto todo el año de 8.30am a 10.30pm y tiene un costo que varia entre los $20 y $99 por persona.

12. Buried Village of Te Wairoa

Buried Village

Te Wairoa fue fundado en 1848 por el reverendo Seymour Mills Spencer. Este asentamiento maorí y europeo funcionaba como lugar de paso para quienes quisieran visitar las Terrazas Rosadas y Blancas. Al menos fue así hasta el 10 de junio de 1886, día en el volcán monte Tarawera hizo erupción, destruyendo a su paso las terrazas y tres pueblos completos. 120 personas murieron en este catastrófico evento natural.

Actualmente Buried Village es un pueblo desierto abierto al público como un centro de exhibición de ruinas. En este lugar podrás aprender todo sobre la forma de vida de maoríes y los primeros pobladores colonos, quienes vivieron y trabajaron juntos por al menos cuarenta años, antes de la erupción. Además de disfrutar de unas cuantas bellezas naturales, como cascadas y bosques nativos. 

Este atractivo se encuentra a 14 kilómetros al suereste de Rotorua, en la carretera Tarawera y se encuentra abierto todos los días del año, excepto en navidad.

13. Waimangu Volcanic Valley

Waimangu Volcanic Valley

Camina dos horas a través de lagos, bosques, géisers y residuos volcánicos que te dejarán con la boca abierta. Waimangu Volcanic Valley es el parque geotermal más joven de Nueva Zelanda, formado hace solo 130 años, tras la erupción del monte Tarawera. Independiente de la edad o condición física, encontrarás qué hacer en este valle lleno de historia. Podrás realizar una visita guiada o autoguiada por los distintos los distintos senderos señalizados o disfrutar de un didáctico paseo en crucero por el lago Rotomahana. Además disfrutarás de la flora y fauna tan característica de esta zona.

Existen excursiones de medio día y día completo para los más entusiastas. El camino es más exigente, pero vale la pena, sobre todo porque implicar estar frente a un paisaje geotérmino único e inolvidable.

14. Hamurana Springs Nature Reserve

Hamurana Springs Nature Reserve

Hamurana Springs es la fuente de agua dulce natural más profunda de la Isla Norte de Nueva Zelanda, y queda ubicada a solo 15 minutos en auto desde Rotorua. El agua de este manantial se origina en una meseta, donde viaja 70 años bajo tierra antes de elevarse 15 metros a través de roca volcánica en Hamurana.

Sus aguas son de un color turquesa increíble y podrás contemplarlas arriba de una pasarela de madera que queda perfectamente adecuada a este entorno de bosques y vida silvestre. Hamurana Springs es reconocida y cuidada como una reserva por lo que no se permite el ingreso de perros u otro animal doméstico.

El pase tiene un costo de $8 para niños y $18 en adultos.

15. Lago Rotoiti

Lago Rotoiti

El lago Rotoiti queda ubicado en la región de Bahía de Plenty, cerca de la costa norte del lago Rotorua, y está conectado a él a través del Canal Ohau. Se encuentra alejado de los poblados lo que permite realmente disfrutar de la naturaleza en soledad. En la orilla es posible encontrar instalaciones básicas que te permitirán disfrutar del entorno. Nadar, navegar y pasear son las principales actividades que se realizan en el lago Rotoiti.

La pesca es otra de los atractivos de este lago, lo que está permitido desde el 1 de octubre hasta el 30 de junio. Solo los pescadores, sin botes, pueden hacerlo durante la temporada cerrada. Las áreas delimitadas corresponden desde Ruato Bay hasta Hinehopu.

También es posible realizar trekking en el Hinehopu Track, pista de 2,2 kilómetros que recorre la zona. En él podrás dar un pase de hora y media por el bosque nativo o la bahía Korokitewao.

16. Géiser Waimangu

Geiser Waimangu

El géiser Waimangu está situado en el valle volcánico de Waimangu, en los alrededores de Rotorua. Estuvo activo entre 1900 y 1904, convirtiéndose en el géiser más grande del mundo alcanzando alturas de 400 metros. Esa cifra no ha sido superada hasta la fecha. Antiguamente era conocido como “agua negra” por la cantidad de agua, tierra, roca y otros sedimentos que escupía en cada erupción.

Actualmente el géiser se encuentra oculto entre la vegetación, pero puedes encontrar otras atracciones naturales como piscinas de lodo y montañas de vapor. Además, el bosque nativo y valle que lo rodean surgieron desde las cenizas, lo que hace de este lugar especial y lleno de energía geotérmica.

17. Lago Rotomahana

Lago Rotomahana

Rotomahana es un pequeño lago conocido por albergar años atrás a las Terrazas Rosas y Blancas, consideradas para muchos como la Octava maravilla del mundo. Con los años el lago fue mutando, principalmente debido a los cambio geográficos que generó la erupción del monte Tarawera en 1886. Tiene una superficie de 8 kilómetros cuadrados y su anchura máxima es de 6,2 kilómetros. Es el lago más nuevo formado naturalmente en el país y el más profundo de la Isla Norte alcanzando los 112 metros de profundidad.

El lago Rotomohana se encuentra a 25 kilómetros de Rotorua y junto a las montañas que le rodean conforma la caldera de Okataina.

18. Lago Okataina

Lago Okataina

El lago Okataina es el más grande de los cuatro lagos más pequeños que se encuentran entre el lago Rotorua y el lago Tarawera y está lleno de historias que dan cuenta de las patupaiarehe, hadas que habitaban la orilla en la antigüedad. A diferencia de otros lagos de la región, Okataina se encuentra completamente rodeado de bosques nativos, lo que le da un clima de magia y encanto sin igual.

Okataina significa “el lago de la risa” en su forma abreviada. Originalmente lleva el nombre de Te Moana-i-kataina-a-Te Rangitakaroro, que quiere decir “el océano donde se rio Te Rangitakaroro”. Cuenta la leyenda que él y sus guerreros tomaban un descanso cuando uno de los miembros del grupo se refirió al lago como un océano. Todos en el lugar se rieron a carcajadas lo que hizo tal eco en el lugar que el lago lleva su nombre.

Es posible acceder al lago Okataina a través de Hinehopu, en la costa sur del lago Rotoiti.

19. Agrodome

Agrodome

Es una granja muy reconocida de la región puesto que en ella es posible interactuar con los animales de una forma muy cercana. Agrodome se encuentra ubicado a tan solo 10 minutos del centro de Rotorua y es una parada obligatoria si visitas la ciudad. Con más de 40 años, esta finca ha logrado reconocimiento mundial.

En el lugar podrás presenciar shows con animales, demostraciones del proceso de esquilar y alimentarlos directo de tu mano. Incluso podrás visitar el vivero de la granja, lugar donde se encuentran los animales más pequeños de Agrodome. También podrás dar un paseo por la finca o probar los deliciosos jugos de kiwi y miel. Un paseo que no te puedes perder.

Agrodome se encuentra abierto los 365 días del año y los precios van entre los $20 y $50 por persona.

20. Ohinemutu

Ohinemutu

A solo 10 minutos a pie del centro de Rotorua se encuentra Ohinemutu, pueblo maorí hogar de la tribu Ngāti Whakaue, que regaló el terreno en el que fue cimentada la ciudad. La ubicación fue escogida de forma estratégica puesto que junto al lago yace una gran fuente de energía geotérmica utilizada por los lugareños para la cocina, baño y calefacción.

La visita a Ohinemutu es gratuita y en ella podrás absorber de la cultura, el paisaje y la historia de este pueblo maorí.

Qué ver en otras ciudades de Nueva Zelanda

Si además de tu visita a Rotorua tienes pensado visitar otras ciudades de Nueva Zelanda, en este apartado te vamos a explicar qué es lo que podrás ver en cada una de ellas. Con todos estos artículos podrás configurar tu ruta de viaje para que no te dejes nada que ver en Nueva Zelanda.

Esperamos que te haya resultado interesante este artículo. Si conoces más lugares de interés de Nueva Zelanda en general o de Rotorua en particular, no dudes en dejarnos un comentario en el blog para que podamos incluirlos en futuras actualizaciones. Ahora bien ¿qué te ha parecido este destino? Esperamos que haya encendido la llama dentro de ti que te lleve a vivir en Nueva Zelanda durante una temporada. Te aseguramos que se trata de una experiencia inolvidable.

>>Si te gustaron las alternativas que aquí te presentamos, pues no te puedes perder nuestra increíble Área Grower. Un espacio penado para ti, y en el que encontrarás panoramas, descuentos y mucho más para que tu paso por Nueva Zelanda sea de primer nivel <<

NUEVA AREA GROWER

LAS MEJORES OFERTAS PARA TU VIAJE A AUSTRALIA, NUEVA ZELANDA O CANADÁ