Que ver en Dunedin | 20 Lugares imprescindibles
5 con 12 votos

Si estás pensando en ir a estudiar, trabajar o vivir en Nueva Zelanda ya habrás hecho un estudio de cuáles son las ciudades más importantes del país Kiwi. Auckland, QueenstownChristchurch de seguro han aparecido en tu listado… ¿Pero conocías Dunedin? En este artículo te contamos los lugares más interesantes que ver en Dunedin para que no pierdas la oportunidad de visitarlo.

Si o no, da igual porque aquí en GrowPro Experience nos hemos decidido a traerte todos lo que tienes que saber sobre esta increíble ciudad. Dunedin es, la cuarta ciudad más grande del país y se encuentra ubicada en la bahía de Otago. La ciudad fue fundada en 1848, pero vivió su auge recién en 1861 junto al descubrimiento del oro. Hoy po hoy, destaca por ser un lugar donde podrás encontrar gran cantidad de vida silvestre como pingüinos y colonias de focas que le han otorgado el título de la capital ecológica de Nueva Zelanda.

Además esta ciudad se ha caracterizado por el creciente ambiente universitario, uno que hoy es inigualable en el país. Por si fuera poco, la arquitectura del lugar es un exquisito estilo victoriana, de las mejores en el hemisferio sur. En la ciudad se destacan iglesias, estaciones de trenes y mansiones tan elegantes que te dejarán con la boca abierta.

Si estos datos te parecieron buenos, pues no te pierdas el listado de los 20 imperdibles que preparamos para ti.

Qué ver en Dunedin | Los lugares que no te puedes perder

1. Dunedin Railway Station

Dunedin Railway Station

La estación de trenes, inaugurada en 1906, está ubicada a pocas cuadras del centro y aún, después de tanto tiempo, sigue en funcionamiento. Actualmente solo un tren se encuentra en servicio y cuenta con excelentes condiciones. Todo para que los viajeros tengan la mejor experiencia arriba de uno de los puntos turísticos más fuertes de la ciudad.

Su estructura y fachada han sido restauradas pero manteniendo el estilo que pervive desde sus orígenes, cuando era solo un centro comercial. Hoy conserva su arquitectura renacentista flamenca de gran lujo y los más inusuales detalles. Esto ha llevado a que todos los años, en octubre, el lugar sea utilizado como pasarela para desfiles de moda. La plataforma principal de 1 kilómetro, la más larga del país, ha permitido que este lugar se destaque entre muchos otros para la realización de espectáculos de moda en la Isla Sur.

2. The Octagon

The Octagon

Es la plaza central y corazón de Dunedin, pequeña pero muy peculiar debido a su característica forma de octágono. The Octagon es donde comienza todo en la ciudad. En este lugar podrás encontrar centros de información turística y el punto de partida de diversos tours. También restaurantes, pubs, locales comerciales, la catedral, edificios históricos. Todo en un mismo lugar. Una vez a la semana podrás encontrarte con una feria callejera en una de las calles frente a la plaza, uno de los lugares de mayor movimiento de Dunedin.

Writer’s Walk es uno de los puntos turísticos de la plaza, donde podrás ver placas inscritas con palabras de famosos escritores originarios de Dunedin como otras celebridades que hayan pisado esta tierra.

3. Speight’s Brewery

Speight’s Brewery

No muchos lo saben pero Nueva Zelanda es un país que produce mucha y buena cerveza. Speight’s es una de ellas y dispone de un tour por su fábrica ubicada en pleno centro de la ciudad, así podrás conocer de su elaboración, aprender a fábricas barriles de madera para cerveza y degustar una selección importante de este trago local.

Speight’s, que dio sus primeras luces en 1876, es una de las pocas cervecerías alimentadas a gravedad que quedan en el mundo, es decir, que la fabricación se realiza sin la parte superior del recipiente, lo que para muchos expertos mejoraría su sabor. Puedes visitar sus instalación cualquier día de la semana. Los recorridos se hacen cada dos horas durante la tarde y tienen una duración aproximada de 90 minutos.

4. Universidad de Otago

Universidad de Otago

También ubicada en el centro de la ciudad, la Universidad de Otago se destaca por su elegante fachada de estilo victoriano. Está construida en una base de basalto oscuro y piedra oamaru clara lo que genera un contraste muy llamativo para los transeúntes. La universidad fue fundada en 1869 y es el establecimiento de educación superior más antiguo de Nueva Zelanda.

La torre del reloj, que corresponde al edificio de rectoría de la universidad, es un punto de referencia importante en Dunedin especialmente para aquellos interesados en la arquitectura local. Asimismo, varios de los edificios que rodean al principal han conservado esta estética inglesa que le da la universidad una impronta especial. Esto se complementa con los jardines de magnolios que le dan color y vida.

5. Faro de Nugget Point

Faro Nugget Point

Esta maravilla natural atrae cada año a cientos de turistas, y es que Nugget Point es uno de los lugares más bellos de Dunedin. Si tienes pensado pasear por la costa de Otago, no te puedes perder esta parada, pues la vista que te entrega es inigualable. Un mirador donde verás como el cielo y el mar se encuentran, formando así un paisaje único y especial.

El faro de Nugget Point fue construido en 1869 y desde entonces ha funcionado como advertencia para los buques que rondan por la zona. Para llegar hasta el lugar solo debes realizar un recorrido de cinco minutos por un camino empinado. A su alrededor podrás ser testigo de la biodiversidad del lugar, en especial, de algunos lobos marinos que posan sobre los islotes a tomar sol o descansar del paseo matutino.

Una recomendación: realizar el paseo al amanecer o atardecer, horarios con la mejor luz para apreciar el lugar.

6. Jardín Botánico de Dunedin

Jardín Botánico de Dunedin

Si vas a una ciudad que tiene jardín botánico, sin duda es un lugar que no te puedes perder. Siempre son atractivos, sobre todo porque te hablan mucho de la flora y fauna de la zona. Lugares llenos de color y vida que debes visitar, sobre todo si son tan completos como el Jardín Botánico de Dunedin, el primero de Nueva Zelanda, que se encuentra ubicado en el norte de la ciudad, a solo dos kilómetros de The Octagon.

En sus 28 hectáreas contiene más de 6800 especies de plantas, entre las que se destaca la sección de plantas nativas del país. También podrás encontrar jardines de rosas, camelias y distintas especies de rododendro. Otro sector interesante es el internacional donde podrás observar plantas procedentes de América, Asia, África y Australia.

7. Catedral St. Paul’s

Catedral St Pauls

Es la principal iglesia anglicana de Dunedin y se encuentra ubicada en The Octagon, la plaza central de la ciudad. Inicialmente se construyó un edificio en 1862, pero este tuvo que ser derribado ya que sus materiales eran de mala calidad. Recién en 1913 se lograron juntar los fondos para construir la que hoy es la Catedral de la ciudad que fue consagrada como tal en 1919. Ese mismo año fue construido su órgano principal en Londres, el que fue instalado al año siguiente. Casi cincuenta años después fue desmantelado y reposicionado, quedando tal como lo puedes escuchar hoy, con sus más de 3.500 tubos.

Además de este impresionante órgano, la estructura de la Catedral St. Paul’s hace que esta sea imponente, sobre todo porque para llegar a la entrada se deben subir grandes escalinatas que hacen que la iglesia parezca posada sobre una gran colina y que se vea más majestuosa de lo que ya es.

8. Pinneapple Track

Pinneapple Track

Si buscas una vista panorámica de Dunedin, este es el lugar. El sendero de Pinneapple Track, que recorre Flagstaff Hill, bordea el perímetro de la ciudad permitiendo de esa forma observarla desde lo más alto. El recorrido es de 10 kilómetros ida y vuelta y tarda aproximadamente dos horas por tramo. Si bien al comienzo aparece una pendiente pronunciada al llegar arriba podrás disfrutar y descansar en el mirador.

El nombre del sendero surgió en la década de 1920, cuando un comerciante local guiaba a turistas por el camino. Pues al llegar a la cima les daba piña en conserva para que se repusieran. De este noble acto nació el nombre de lo que hoy es uno de los trekkings más conocidos de la ciudad.

9. Moeraki Boulders

Moeraki Boulders

Sin duda es uno de los lugares más reconocidos y visitados de la Isla Sur de Nueva Zelanda y queda nada menos que en la costa de Otago. Este conjunto de rocas redondeadas son del gusto de los cientos de turistas que cada año visitan la zona. Algunas de ellas son tan grandes que llegan a medir tres metros y pesar varias toneladas, lo que las hace muy populares entre los fotógrafos que llegan al lugar.

Su origen se desconoce, lo que las hace más misteriosas y bellas aún. Científicos han estimado que estas formaciones datan de aproximadamente 65 millones de años. Según una leyenda maorí son restos de calabazas que cayeron a la playa luego que la legendaria embarcación Araiteuru naufragó al tocar la tierra. La respuesta más racional indica que corresponden a rocas que quedaron expuestas tras la erosión del mar sobre la costa y los acantilados costeros.
Para llegar a este atractivo natural deberás viajar dos horas desde Dunedin hasta la costa, pasando por Oamaru. Sin embargo, valdrá la pena porque en el momento que te encuentres frente a ella te sentirás en la prehistoria o bajo una dosis de universo alienígena. Valdrá la pena.

10. Larnach Castle

Larnach Castle

Este castillo es una de las grandes atracciones arquitectónicas de Dunedin y no es para menos, pues es el único castillo que existe en Nueva Zelanda. Destacan lo impecable de su estructura y lo bien mantenido que está así como el amplio parque por el que se rodea.

Fue construido en 1874, en la cima de una colina, por el político y empresario William Larnach quien quería una casa de lujo que tuviera vista a la ciudad. El castillo lo construyó para su esposa, sin embargo, ya no pertenece a esa familia. Con el tiempo ha sido traspasado a las familias más adineradas de la ciudad, quienes actualmente realizan eventos de prestancia en dicho lugar, como matrimonios o ciertas celebraciones institucionales.

Si quieres visitarlo como turista también puedes hacer por $11 solo por los jardines y $20 por el interior del castillo.

11. Baldwin Street

Baldwin Street

Es conocida como “la calle más empinada del mundo” y tiene una subida de 47 metros en un total de 161 metros de largo. Baldwin Street se encuentra en las afueras de Dunedin y es un imán para cuando turista pase por el lugar, esto ¡a pesar que sea solo una calle!

Caminar por esta calle residencial es curioso puesto que todo a su alrededor está construido considerando su gran inclinación. Basta con tomar una cámara y comenzar a jugar con planos y encuadres. Te darás cuenta que con ello el mundo parece lucir al revés. En Baldwin Street se realizan anualmente distintos eventos como carreras humanas o de bolas de chocolate. Sí, de bolas de chocolate, algo que hace a esta calle aún más peculiar.

12. Sandfly Bay

Sandfly Bay

Se encuentra en la península de Otago, a tan solo 15 kilómetros del centro de Dunedin. La playa se destaca por ser virgen y contar con una alta presencia de vida salvaje. Podrás ver leones marinos focas y uno que otro pingüino de ojos amarillos. Si bien la mayoría de estos animales no son agresivos cuando las personas se acercan, una de las recomendaciones es no hacerlo pues a fin de cuenta es su hábitat y hay que respetarlo como tal.

Inicialmente se pensaba que su nombre proveolvestonnía de un insecto picador llamado Sandfly. Luego se descubrió que en realidad era porque la arena vuela mucho en este sector, principalmente por la naturaleza ventosa de la costa. En el extremo noreste de la bahía yace una pequeña isla que se conoce como Lion rock debido a su forma. A lo lejos se puede percibir una cara felina de largos cabellos. Eso es indiscutido.

13. Orokonui EcoSanctuary

Orokonui Eco Sanctuary

Es una reserva ecológica de vida silvestre isleña ubicada en Waitati, a solo 20 kilómetros del centro de Dunedin. En maorí su nombre es Te Korowai  o Mihiwaka. 

En ese eco santuario podrás recorrer parte importante del bosque nativo de Nueva Zelanda, además de compartir con algunas especies exóticas y aprender un poco más sobre ellas. Puedes hacer el camino por la reserva de forma personas o acompañada de un guía turístico. En este lugar no hay restricciones siempre y cuando se respete la naturaleza. Una de las primeras especies introducidas fueron los kakas, un especie de loro en peligro de extinción.

Orokonui EcoSanctuary se encuentra abierto todos los días de 9.30 a 16.30 hrs.

14. Aurora Austral

Aurora Austral

No son muchos los lugares del mundo donde es posible apreciar una aurora austral. Para tu suerte en Nueva Zelanda sí, especialmente en Dunedin. Dicen que una de los mejores panoramas para ser durante las noches de invierno es posarse a ver la aurora austral. Este fenómeno se puede dar entre marzo y septiembre, si es que tienes la suerte de toparte con actividad geomagnética y el cielo se encuentra despejado de nubles y luz lunar. Es cierto, suenan a muchas exigencias, pero de alinearse los astros podrás ver un maravilloso cielo de tonos verdes y rosados. Una imagen que de seguro no olvidarás.

15. Toitu Otago Selttlers Museum

Toitu Otago Selttlers Museum

En este museo, también conocido como Museo de los Colonos de Otago, podrás conocer la historia del país, de sus orígenes y tener acceso a distintas exposiciones centradas en los indígenas maoríes, chinos y el resto de migrantes que con los años fueron poblando el país oceánico.

La muestra es bastante entretenida y actualizada, sobre todo porque se centra en ítems de nuestro día a día, como hogar, transporte, arte, tecnología y moda. Para todos los gustos. Además, podrás acceder a eventos y excursiones organizadas por el museo. La entrada es gratuita.

16. St. Clair Beach

St Clair Beach

Un paseo indispensable si visitas la ciudad es pasar la tarde en St. Clair Beach. Existen muchas playas en toda la costa, pero sin duda esta es la más popular y está solo a pocos minutos del centro de Dunedin. Es perfecta para quienes busquen pasar el tiempo en un ambiente lleno de vida ya que en St. Clair no solo podrás encontrar playas perfectas para el baño u oleaje ideal para realizar surf. Aquí también disfrutarás de cafés, bares y restaurantes con una ubicación y vista casi inigualable. Si no tienes auto no te preocupes, hay servicios de transporte público regulares desde la ciudad.

17. Tunnel Beach Walkway

Tunnel Beach Walkway

Justo al sur de St. Clair Beach está situada Tunnel Beach, una playa de acantilados, cuevas y arcos rocosos que te dejará con la boca abierta. El acceso es a través de tierras privadas, pero está abierto todo el año, excepto entre agosto y octubre.

Tunnel Beach Walkway es un sendero de baja exigencia y accesible para todo público. Si bien cuenta con sectores de escalada que pueden parecer dificultosos para algunas personas, lo cierto es que este es un recorrido que vale la pena hacer. Tiene duración de una hora y se realiza en mejores condiciones cuando la marea está baja. Si ese es el caso, podrás acceder a preciosas vistas complementadas con la aventura de caminar sobre un arco natural generado por la erosión del mar. El panorama es imperdible.

18. Signal Hill

Signal Hill

Signal Hill es un relieve en altura en el terreno geográfico de Dunedin. Desde la cima, que alcanza los 393 metros, se pueden ver el puerto de Otago y toda la ciudad. La vista es uno de los puntos más destacados de este lugar, pero no su único atributo. También puedes acceder a las distintas pistas para andar en bicicleta por el sector. En la cima de Signal Hill hay un monumento conmemorativo del centenario de Nueva Zelanda con estatuas de los primeros hombres que se establecieron en Dunedin. Luego de esto podrás pasear por el bosque nativo que lo rodea, una muy buena forma de cerrar una jornada en el punto más alto de la ciudad.

19. Jardín Chino

Jardin Chino

No es extraña la existencia de un jardín chino en Dunedin, en gran parte porque esta ciudad tiene muy buenas relaciones con Shangai. El jardín, propuesto por primera vez como proyecto en 1998, es un auténtico jardín chino. Fue creado con el apoyo del Ayuntamiento de Dunedin y el Gobierno Municipal de Shangai. De hecho, muchas de las piezas instaladas en este jardín provienen precisamente de artesanos chinos.

En este lugar podrás encontrar sectores de paseo y descanso o salones para tomar té, todo instalado de la forma más fidedigna posible, cosa que trasladarse al país asiático no sea solo una ficción. Se encuentra junto al Museo de los Colonos de Otago.

20. Península de Otago

Peninsula de Otago

Es una de las principales motivaciones de los turistas para visitar Dunedin ya que la península es un lujo natural compuesto de playas desiertas, escabrosos acantilados y sinuosas colinas donde pastan las ovejas. Se encuentra al sur del puerto de Dunedin y es un paraíso para todos aquellos amantes de la naturaleza y la vida silvestre. Esta península tiene un origen volcánico puesto que corresponde a la pared del cráter de un volcán gigante pero ya extinto.

Algunos de los lugares que puedes visitar en esta península son Sandfly Beach donde podrás ver a los pingüinos de ojos amarillos; Allan’s Beach, una playa desierta donde descansar; una caminata por Sandymount Track; o Pilots Beach, un lugar que antiguamente había alta concurrencia de pingüinos azules. Lamentablemente con la afluencia de público se comenzaron a asustar y desaparecer del lugar.

Qué ver en otras ciudades de Nueva Zelanda

No puedes dejar pasar la oportunidad de conocer cada rincón de este maravilloso país. Es por esto que hemos preparado una selección con lo mejores atractivos que ver en Nueva Zelanda y que no puedes dejar de visitar. Pero además, los hemos agrupado por cuidades, para que organices un viaje de 5 estrellas y te vuelvas todo un experto en Nueva Zelanda.

Esperamos que te haya resultado interesante descubrir los lugares imprescindibles que ver en Dunedin, y sobre todo que te sea de utilidad a la hora de exprimir tu viaje a Nueva Zelanda. ¡La experiencia de tu vida te está esperando en el país kiwi! ¿Estás listo?

>> Si estás buscando el camino para iniciar una vida en este increíble país, no te pierdas nuestra guía GRATUITA en la que te contamos las opciones de visa, alternativas de estudio, dónde vivir y mucho más. No te quedes sin la tuya <<

👇👇👇👇

Nueva Zelanda - eBook - Estudiar y trabajar en Nueva Zelanda

EBOOK GRATUITO

Guía completa para estudiar, trabajar y disfrutar de

Nueva Zelanda