Experiencia Personal | El sueño de una loca aventura
4.6 con 19 voto[s]

Como ya es una tradición aquí en GrowPro Experience, hoy te traemos una nueva Experiencia Personal. Una que te hará darte cuenta que si tienes ganas y le pones corazón, todos tus sueños pueden hacerse realidad.

Conoce la historia de Lorena, una chilena que nació con la maleta hecha y un pie en el aeropuerto y desde entonces había soñado con una experiencia en el extranjero. De lo único que se arrepiente: de no haberlo hecho antes.

No pierdas el tiempo y vente a Nueva Zelanda

Experiencia Personal | El sueño de una loca aventura

experiencia-personal-lorena-1

¡Hola a todos! Soy Lorena una enamorada de la aventura, el deporte y el aire libre. Tengo 36 recién cumplidos y ya llevo más de dos años en Nueva Zelanda, desde que decidí dejar Puerto Montt, en el sur de Chile.

Antes de venirme, estudié Administración en Turismo, porque desde siempre he tenido ganas de estar fuera y en contacto con la naturaleza y haciendo deportes. El trabajo en oficina no es para mi. En general me gusta estar en movimiento, y estar haciendo actividades que me permitan disfrutar.

Y esa necesidad de estar siempre en movimiento, se refleja en que me encanta cansar el cuerpo. Si hay que hacer trekking, ahí estoy. Si hay que jugar rugby, ahí estoy. Si ahora toca jugar futbol, ahí estoy, ¡Voy a todas! De hecho, ahora mismo estamos organizando una escalada con un grupo de amigos. Y todo ese movimiento también lo reflejo en una necesidad de viajar. Siempre le decía a mis padres que quería salir y recorrer el mundo.

Y claro, muchas veces lo hice pero como turista, pero uno siempre quiere más. Parte de mi sueño era poder vivir cinco años aquí, otros cinco por allá y otros cinco más allá… Así que salir, siempre fue una opción abandonar Chile.

Trazando el plan

Pero claro, fui madre muy joven y esas cosas se empezaron a aplazar. Pero llegó un momento en mi vida en que me planté y le dije a mis papás “mira, esto es lo que siempre he querido, lo puedo hacer ahora, tengo todo. ¿Me apoyan si o no?” Y claro, me dijeron que sí.

Fue así como comencé a barajar las alternativas que existían. Por mi edad, tenía que revisar bien, cuáles eran los países que me podían entregar un visado del tipo Work & Holiday, no recuerdo bien cuáles eran pero tenía tres alternativas. Entre ellas Nueva Zelanda.

Finalmente me decidí por este país porque, entre otras cosas, aquí vive mi hermano y además es más fácil poder quedarse y tratar de establecer una vida en el país. Así que emprendí la aventura, aunque no fue nada fácil.

Una decisión importante

experiencia-personal-lorena

Pero claro, a veces las cosas son más complicadas de las que uno imagina cuando empieza a soñar. Antes de embarcarse en una aventura como esta hay muchas decisiones que barajar. Qué país elegir, con qué visado partir, qué ciudad, a hacer qué…

Pero sin duda una de las decisiones más difíciles que tuve que tomar antes de partir a vivir, fue el tener que dejar a mi hijo y venirme sola. Me cuestioné muchas veces, pero en realidad lo que ganas cuando estás acá, ya sea conseguir un trabajo, poder mejorar tu inglés todo te da una gratificación enorme y eso es invaluable.

Por suerte, después de un tiempo, logré que mi hijo pudiera venirse a Nueva Zelanda para continuar con este sueño. Pero siempre es difícil, más aún cuando él está en una edad de en la que está pasando a adolescente. De hecho hasta el día de hoy, dos años después de iniciar esta locura, me pregunto “¿qué estoy haciendo acá?” “¿lo estaré haciendo bien?” “¿fue la mejor decisión volver a empezar de cero?”.

Sin duda que sí.

Primeros Pasos

experiencia-personal-lorena-3

La verdad es que mi paso a Nueva Zelanda fue bastante cómodo. Como soy del sur de Chile, los paisajes con los que me encontré me hicieron sentir como en casa. El sur de Chile y Nueva Zelanda tienen muchas similitudes aunque no lo creas. Pero claro la calidad de vida es infinitamente mejor acá.

Además los neozelandeses son muy agradables, nunca he tenido ningún tipo de problemas. Por ejemplo si tienes problemas con el inglés, o derechamente no sabes, ellos te corrigen y te ayudan. He recorrido un par de ciudades y en todas me he encontrado con mucha hospitalidad.

Y bueno, una de las primeras cosas que uno necesita cuando llega a un nuevo país es poder tener una fuente de ingreso. Fue así como inicié el proceso de búsqueda. ¿Mi primer trabajo? De thinning en los Kiwis y fue horrible ajja

Teníamos que ordenar y limpiar la fruta, enredar las ramas en unas cuerdas y tensarlas.Hasta ahí nada muy terrible pero… Algo me dio alergia a los pocos días y mi labio terminó gigante. No podía ni sonreír porque se me partía toda la boca. Entonces antes de ir a trabajar me tenía que tomar una pastilla, sin eso era imposible.

Después de eso estuve siguiendo las temporadas. De los kiwis pasé a los arándanos y las manzanas. Con el tiempo vas ganando experiencia y tu nivel de inglés va mejorando y ya puedes optar a mejores puestos de trabajo.

Empecé en el sector del Packing de fruta y ahí tuve una entrevista personal y quedé como “encargada de ordenar las bandejas”. De ahí me fui a los pescados. Toda una aventura.

Allí llegué a trabajar en el área de los mejillones y terminé fileteando pescados. Todo en el característico ambiente glaciar que solo un congelador te puede ofrecer. Por suerte, son consientes de este factor y te incentivan a cambiar mucho de puesto, así no te aburres y entras en calor.

Ah! y un dato importante que se me olvidaba. Era la única latina en todo el lugar, todos los demás eran asiáticos, así que fue muy divertido. De aquí salté a una aerolínea y ya me empecé a acercar a lo que mío. Luego estuve en un hotel y así hasta que llegué a trabajar en GrowPro Experience acá en Nueva Zelanda.

Consejos para tu aventura

experiencia-personal-lorena-4

Creo que lo más importante que tienes que tener en cuenta a la hora de decidirte a cruzar el mundo es dejar atrás el miedo. Sobretodo en lo relativo al trabajo. Todos tienen dudas como “¿es muy difícil encontrar trabajo? ¿voy a encontrar algo?”. La verdad es que acá trabajo hay, pero el que no se mueve no trabaja.

Otra cosa es que mucha gente llega acá y se frustra porque viene de trabajos ya más “normales” como abogados, etc. Y claro, llegan acá como cleaner, a trabajar en restaurantes. Pero claro, es parte de la aventura, del cambio de vida y de empezar de cero. Es lo que se tiene que tener claro.

Y lo creas o no, todo eso te suma. Se aprende muchísimo y terminas agradeciendo todo. Por eso creo que el mejor consejo que te puedo dar es: No pienses que va a ser eterno y ven con la mente abierta. Por ejemplo en cuando trabajé en los pescados, entraba a las 18:00 y salía a las 3 de la mañana, pero es por un tiempo.

Y nada, la verdad es que todas las experiencias te hacen crecer, y madurar muchísimo. Se te abre el mundo y valoras cosas que antes parecían obvias para ti. Al final de lo único que me arrepiento hoy, es no haberlo hecho antes.

Hasta aquí la historia de nuestra querida Lorena y pronto volveremos más historias de nuestros Growers. Tu ya lo sabes, es hora de que seas tu el próximo protagonista de una de nuestras Experiencias Personales. Vete ya mismo a Nueva Zelanda y vive el inicio del resto de tu vida.

¿No sabes que hacer? Pues no te preocupes, aquí te dejamos la alternativas que en GrowPro Experience tenemos lista para ti 🙂. Mejora tu nivel de inglés, viaja y vive una experiencia de otro nivel. Te esperamos

NUEVA ZELANDA  

​Estudia inglés y trabaja en Nueva Zelanda

desde

4060 $NZD

 

 

>>Si quieres más información sobre Nueva Zelanda, no esperes más y descárgate nuestra guía GRATUITA y descubre todo lo que tienes que saber para que tu experiencia sea a otro nivel<<

Nueva Zelanda - eBook - Estudiar y trabajar en Nueva Zelanda

EBOOK GRATUITO

Guía completa para estudiar, trabajar y disfrutar de

Nueva Zelanda