Animales de Nueva Zelanda | 10 Especies que te encantará conocer
4.7 con 31 voto[s]

¿Eres un amante de los viajes y la aventura? Entonces no puedes dejar pasar la oportunidad de visitar Nueva Zelanda, un país en el que la naturaleza es la protagonista. Y es que las plantas y animales de Nueva Zelanda han evolucionado de forma alternativa desde que se separaron del supercontienente. Por eso en este país, podemos encontrar animales tan curiosos como el Kiwi o el Loro de Montaña. ¡Unicos en el mundo!

Si tienes el objetivo de estudiar y trabajar en Nueva Zelanda durante una temporada, seguro que vas a tener tiempo libre para hacer excursiones por los maravillosos paisajes naturales del país. Es por ello que conocer a los animales de Nueva Zelanda que te proponemos en este listado te resultará interesante ya que te ayudará a identificarlos si te los encuentras. Por cierto, si todavía no sabes qué visitar en Nueva Zelanda, no te pierdas nuestra guía con los mejores lugares.

¿Te animas?

Animales de Nueva Zelanda | 10 Especies únicas y fascinantes

1. El delfín de cabeza blanca

Animales de Nueva Zelanda-delfín

La aleta dorsal y las distintivas marcas blancas y negras del cuerpo de estos amiguitos, los convierten en una de las especies más famosas de la fauna de Nueva Zelanda y en unos de los ejemplares más reconocibles de su especie. Estos nadadores tienen varios nombres, pero uno de los más conocidos es “Delfín de Héctor” debido a Sir James Hector, quien fue un científico que estudio el primer ejemplar de estos delfines que llegó a las costas de Nueva Zelanda.

Estos animales acuáticos miden entre 1,2 y 1,6 metros y tienen un peso que va desde los 40 hasta los 60 kilogramos y se alimentan de peces pequeños y calamares que encuentran en aguas costeras de poca profundidad.

En Nueva Zelanda hay alrededor de 15.000 ejemplares que habitan en su mayoría en la isla del Sur. Sin embargo, la pesca, la búsqueda de petróleo y gas; y las enfermedades los han convertido en una especie en peligro de extinción nacional.

Si estás de vacaciones en territorio neozelandés, puedes contratar un tour que te lleve a conocerlos y si tienes algo de suerte, también podrás nadar con ellos para pasar un rato increíble en su compañía.

2. El tuátara

El Tuatara

El ser uno de los únicos miembros supervivientes de la era de los dinosaurios hace que los Tuátaras sean unos de los animales de Nueva Zelanda que más interés despiertan en la gente y que han impulsado campañas de conservación activa en todo el mundo para su protección.

Estos reptiles son considerados los más grandes de Nueva Zelanda con un largo de aproximadamente 500 centímetros y un peso de 1,5 kilogramos. La alimentación de los Tuátaras es bastante variada: escarabajos, lombrices, arañas, lagartijas y sus preferidos: los wetas, pero no solo se alimenta de estos invertebrados sino también de sus crías en algunas ocasiones.

A diferencia de otros reptiles, estos animalitos escamosos prefieren los climas frescos, sin embargo, las altas temperaturas son mortales para ellos, pero se adaptan con facilidad a bajas temperaturas cuando se refugian en madrigueras.

Esta pequeña ave tiene un plazo de vida muy largo, ya que pueden llegar a vivir entre 60 y 100 años y por esa razón es posible que encuentres ejemplares muy antiguos en tu próxima visita a las islas costeras de Nueva Zelanda. ¡Están por todos lados!

3. El kiwi

El kiwi

Los kiwis son sin duda unas de las aves más famosas de la fauna de Nueva Zelanda. Sus plumas que saltan en todas las direcciones, sus patas fuertes y la ausencia de una cola los hace aves únicas y curiosas y gracias a su antigüedad se convirtió en el ícono nacional y el emblema no oficial de Nueva Zelanda.

Estos amigos alados son bastante pequeños, pero pueden llegar a crecer desde los 35 hasta los 45 centímetros y pesar de 0,8 a 1,9 kilogramos. Podría pensarse que son presas fáciles ya que sus alas pequeñas no les permiten volar, pero no hay que dejarse engañar ya que sus patas musculosas hacen que sean corredores muy rápidos ¡no se dejan capturar fácilmente!.

Su rapidez los convierte en cazadores expertos de lombrices, larvas, insectos, babosas y de sus favoritos: los caracoles; sin embargo, también se alimentan con los pequeños frutos que se caen de los árboles y de los matorrales.

El ambiente favorito de estas aves son los bosques y los pastizales donde hacen madrigueras en los troncos huecos de los árboles, así que si organizas un paseo por el bosque, es probable que los veas corriendo por ahí.

4. El kea

El kea

Conocidos como “loros alpinos”, los Kea son aves muy inusuales dentro de la fauna de Nueva Zelanda y son muy famosos por ser los únicos loros de montaña que existen en el mundo.

Estas especies aladas de color verde oliva y de pico color gris son aves fuertes y grandes capaces de soportar las duras condiciones de la montaña y pesan entre 0,70 y 1,1 kilogramos llegando a medir unos 46 centímetros. Los Kea se alimentan de brotes que crecen en los árboles, de frutos, hojas, néctar y de semillas; además, al ser omnívoros, se alimentan de larvas y de insectos que encuentran cavando en el suelo.

Estos pequeños alados pueden encontrarse en dunas costeras o en picos muy altos, aunque es más probable verlos en bosques de montaña o en zonas alpinas adyacentes, ¡pero de lo que no hay duda es de que los Kea están en todas partes! Estadísticas revelan que estas aves ocupan unas 4.000.000 de hectáreas desde Farewell Spit hasta Waitutu y de ahí que es tan común verlos surcando el cielo de la isla del Sur.

5. El tui

El tui

Su plumaje negro que en la luz se vuelve azul, verde y bronce; y sus distintivos mechones blancos convierten a los tui en uno de los animales de Nueva Zelanda más bonitos. Esta especie de aves es de las que más cautivan a los turistas ya que son capaces de imitar y repetir con claridad palabras y frases humanas y de ahí que cada rincón de los bosques se llene de voces en cada excursión.

Los tui son muy apreciados por los neozelandeses ya que ayudan a polinizar las flores y dispersar las semillas de algunos árboles, lo que ayuda a que los bosques de Nueva Zelanda estén en constante forestación.

Estos coloridos miembros de la naturaleza miden unos 30 centímetros y pueden llegar a pesar entre 90 y 125 gramos y son amantes del dulce ya que les encanta alimentarse de néctar y del rocío de miel; es por esa razón que siempre están en la búsqueda de buenas fuentes de néctar para alimentarse.

Estas simpáticas aves son muy abundantes en la isla del Norte, en la isla del Sur y en la isla Stewart, así que en tu próxima visita estarán listos para escuchar tu conversación y repetir todo lo que dices.

6. El weta

El weta

Los wetas son una de las especies de la fauna de Nueva Zelanda más antiguas que existen aquí y en el mundo. Estos insectos considerados como los más grandes del planeta han ido evolucionando desde la era de los dinosaurios y sus singulares características despiertan el interés de todos los turistas que visitan Nueva Zelanda.

Estos ejemplares con patas y antenas pueden llegar a medir entre 10 y 20 centímetros y se alimentan no solo de plantas sino también de insectos, pero su alimentación es principalmente herbívora.

Los wetas son mayormente nocturnos y les gusta vivir en bosques, en cuevas y en pastizales en donde excavan hoyos debajo de las piedras o en árboles y troncos podridos, pero lamentablemente esta especie está en peligro de extinción y hoy en día solo sobreviven en tierras protegidas delimitadas para su preservación.

7. El pingüino azul de Nueva Zelanda

 El pingüino azul

Los animales de Nueva Zelanda son muy particulares y el pingüino azul no es la excepción. Considerado como el pingüino más pequeño del mundo, estos amiguitos nativos del territorio neozelandés son una de las especies más importantes y queridas de la región, aunque lamentablemente esto no les ha permitido escapar de la caza indiscriminada y por esa razón la población ha disminuido tanto que es considerada una especie a punto de estar en peligro de extinción.

Como ya mencionamos, con 25 centímetros de altura y 1 kilogramo de peso son los más pequeños de su especie y es probable que los veas en el mar capturando peces, calamares y crustáceos con que alimentarse para después volver a sus madrigueras a tomar la siesta.

Es común que establezcan sus hogares en las costas neozelandesas y hoy en día hay una colonia de pingüinos azules en la ciudad costera de Oamaru que puede ser vista desde los miradores, así que si quieres ver a estos adorables animales, no puedes dejar de visitar Nueva Zelanda.

8. El león marino

León Marino

Los leones marinos son unos de los animales más grandes de la fauna de Nueva Zelanda y unos de los más conocidos en el mundo. Estos leones del mar pueden llegar a pesar desde 168 hasta 450 kilogramos y medir desde 2,0 hasta 3,50 metros y por esa razón, decir que son enormes no es una exageración.

El hábitat natural de estas criaturas del mar le da la oportunidad de calmar su apetito con facilidad ya que ahí encuentran calamares, pulpos, cangrejos y cualquier otro pez que esté en temporada, pero estos depredadores son capaces de comer lo que sea que se ponga a su alcance.

La mayor población de estos leones del mar se encuentran en Nueva Zelanda y es posible verlos en el estrecho de Foveaux en el norte, o en la isla McQuire en el sur, tomando el sol en grupo en las playas de arena.

9. El takahe

El Takahe

El takahe es otra de las especies no voladoras de los animales de Nueva Zelanda. Estos amigos emplumados miden alrededor de 60 centímetros y pesan entre 1,8 y 4,2 kilogramos y es una de las pocas aves vegetarianas de la fauna neozelandesa ya que su alimentación consiste en raíces y en juncos que encuentran en la jungla.

En el año 1980, la población de takahes se hallaba únicamente en las montañas Murchison, pero con el pasar de los años fueron emigrando y ahora es posible verlos en la isla del Norte, en la isla del Sur y en otras zonas costeras de Nueva Zelanda donde construyen sus nidos en arbustos.

10. La lechuza morepork

lechuza morepork

Cuando los neozelandeses escuchan un ululato melancólico e inquietante están casi seguros de que se trata de la lechuza morepork, quien es otra de las aves características de la fauna de Nueva Zelanda y que en la lengua maorí se conoce como “ruru”.

Estos amiguitos con plumas miden alrededor de 30 centímetros y se caracterizan por su plumaje color pardo veteado de blanco. Como todas las lechuzas, cazan durante la noche para alimentarse y su dieta se compone de insectos y de pequeñas aves y mamíferos.

Es posible encontrar muchos ejemplares de esta especie en Nueva Zelanda. Teniendo en cuenta que les gusta vivir en los bosques, si te das una vuelta por ahí mira atentamente las ramas de los árboles más altos y de seguro, ahí los encontrarás.

Nuestro objetivo no es solo informarte sino también que veas la importancia de cuidar y preservar el medio ambiente y la fauna de Nueva Zelanda y del mundo. Ahora, si estas pensando en vivir,estudiar y trabajar en Nueva Zelanda, recuerda que es responsabilidad de todos protegerlos 🤗

>>No te pierdas la increíble Área Grower, un espacio en el que encontrarás actividades, descuentos y hasta oportunidades laborales en Nueva Zelanda. Todo pensado para que tu experiencia Kiwi, sea 100% maravillas<<

NUEVA AREA GROWER

LAS MEJORES OFERTAS PARA TU VIAJE A AUSTRALIA, NUEVA ZELANDA O CANADÁ