Vivir en otro país | La mejor experiencia de tu vida
5 (100%) 8 votes

No nos engañemos, vivir en otro país, ya sea por un lapso de tiempo corto o largo, es todo un reto. Para muchísimas personas tomar esta decisión se hace tan difícil que simplemente acaban aparcando la idea. Todos hemos pasado por esa situación; una sensación de cosquillas en el estómago, una llamada a nuestro espíritu aventurero y nuestras ganas de conocer el mundo que se contrapone con nuestros miedos e incertidumbres. Es en esa lucha interior de sensaciones y motivaciones donde se decide nuestro futuro. Y para ayudarte a ganar esa batalla y poder vivir esta maravillosa experiencia que es vivir en otro país, hemos preparado este artículo.

En él hemos recopilado algunas de las razones más importantes por las que vivir en otro país. Además, al final del artículo te ponemos las cosas fáciles: te damos las mejores alternativas para dar el primer paso hacia tu experiencia en el extranjero. Vivir en Australia, trabajar en Nueva Zelanda, estudiar en Canadá o un voluntariado en Sudáfrica, son algunos de los planes que te proponemos.

Principales razones por las que vivir en otro país es una gran idea

1. No todo es cuestión de ser valiente

vivir en otro país

Probablemente habrás oído mil veces la típica frase: qué valiente eres, ojalá yo tuviera el valor que tú tienes para irme a otro país a vivir. Pues, que sepáis que en nuestra humilde opinión, la valentía en este asunto queda renegada a un segundo plano, ya que lo que juega realmente el papel importante son las ganas. Es cierto que hay muchas personas que tienen miedo a viajar (ya sea por la incertidumbre que sienten al llegar a otro país o por el simple hecho de que les da miedo volar), en cualquier caso, si las ganas son superiores a este miedo, no te supondrá un obstáculo.

Las ganas de reinventarse, de vivir experiencias nuevas, de conocer gente y de descubrir, simple y llanamente todo lo que hay ahí fuera esperándote. Esas ganas son y siempre serán el motor del cambio. Y sólo podrás saciar esas ganas y ese hambre por descubrir el mundo viajando.

2. Tu mente se abre de par en par

Te enfrentarás a situaciones y momentos que nunca antes habías vivido, conocerás culturas de las que te darás cuenta que sabías más bien poco, conocerás estilos de vida y formas de proceder distintas a las tuyas y a las de tu país, y acabarás teniendo un montón de amigos, cada uno de una nacionalidad distinta (cuanto más mix, ¡mejor!).

Todos esos estímulos harán que realmente tu mente se abra en busca de más, de conocer, de indagar, de encontrar las respuestas a preguntas que nunca antes te habías formulado. Entenderás muchas más cosas, el por qué de muchos aspectos que te rodean, y a partir de ese momento apreciarás mucho más valores como la tolerancia, la humildad o el respeto.

3. Aprenderás idiomas más rápido

Ya hemos hablado en otros artículos de que estudiar inglés en el extranjero es la mejor forma de aprender este idioma. Lo mismo pasa con cualquier idioma, sumergirse en el día a día de un país que lo habla es la forma más rápida de interiorizarlo. ¿Por qué? Porque lo escuchas todo el tiempo, lo lees todo el tiempo, te ves obligado a hablarlo y finalmente tu cerebro se tiene que adaptar a pensar en ese idioma.

Si además de aprenderlo de forma orgánica en tu día a día, decides tomar clases en una academia en el país, tu aprendizaje será exponencial. Todo lo que aprendas en clase podrás ponerlo en práctica de forma instantánea y por lo tanto la retención de los conocimientos será mucho mayor.

4. Experimentas una libertad e independencia sin precedentes

vivir en otro país

Quizás creas que tienes ciertas “cadenas” de las que no puedes liberarte, y probablemente hasta lo veas normal. Te sientes atado a tu ciudad, a tu familia, a tus amigos, a tu trabajo… Queremos decirte que el sentimiento de “estar atado a algo o alguien” es tan sólo algo que sentimos probablemente por costumbre, pero no, no estás atado a nada aunque tu mente te diga lo contrario.

Ir a vivir a otro país, ya sea Australia que se encuentra probablemente lejos, o a Canadá que quizás lo tengas más cerca, supondrá un gran desafío, pero cuando lo hagas verás que esas cadenas que creías arrastrar, eran invisibles. La gente que te quiera deseará que seas feliz, y te dejará volar. Esta sensación de independencia es sin duda liberadora y permite tomar una mayor conciencia de lo que somos y lo que queremos ser.

5. Descubres que te falta vocabulario para expresar a los tuyos tu nueva vida

Es algo muy común y muy curioso que nos ha pasado a todos los que hemos ido a vivir a otro país, fuera por el tiempo que fuera. Al principio, cuando tus amigos o tu familia te preguntan cómo te sientes y cómo es tu día a día en ese país, no te saldrán las palabras, porque las palabras que acudan a tu mente se quedarán muy pequeñas para realmente abarcar lo que quisieras expresar con ellas.

Luego, cuando te arranques a hablar, poco a poco notarás que te vas exaltando y comienzas a contar ese día a día como si se tratara de una película de acción trepidante, y pensarás si ellos creerán que te has vuelto un exagerado. Tranquilo, es normal y nos ha pasado a todos. Y también puedo decirte que ellos te entenderán 😉

6. Porque el tiempo se mide en pequeños momentos

vivir en otro país

Desde la comodidad de tu casa no eres consciente, pero una vez salgas de tu zona de confort te darás cuenta de que nada es para siempre, y de que la calma y rutina que vivías te hacía pensar que lo que tenías (y quizás no valorabas como deberías) es etéreo y fugaz. Aquí tienes un vídeo esquemático sobre la famosa zona de confort.

El tiempo para ti ya no serán días o semanas carentes de vida, serán pequeños momentos vibrantes. Cuando mires hacia atrás verás que el pasado discurre muy despacio, mientras tu presente corre delante de ti raudo como un lince. Será cuando te propongas de verdad capturar todos esos momentos, y te pararás más a sentir cada uno de ellos: unas cervezas con tus compañeros de clase, un paseo con tu colega del trabajo, o una llamada de teléfono desde ese país que siempre será el tuyo.

7. Porque es bueno para tu carrera profesional

La experiencia internacional (aunque esta no haya sido específicamente laboral) es una buena credencial para cualquier currículum. Los empleadores saben que (por norma general), las personas que han vivido en el extranjero son personas más desenvueltas, proactivas y autosuficientes. Cualidades que son requisito para muchos puestos de trabajo hoy en día.

Es por este motivo que incluir en tu CV tu experiencia internacional puede ser algo muy positivo a la hora de conseguir un puesto de trabajo. Además, si has tenido la suerte de trabajar en el país en el que has vivido, todavía será más valiosa esta experiencia.

8. Porque sentirás un boost en tu autoestima

vivir en otro país

Esta es una de las mejores partes de haber decidido vivir en otro país, porque más que un beneficio o un regalo, que también lo es, es una recompensa. Por seguir tus ideas y ser fiel a lo que te pide el cuerpo, sentirás cuando estés allí establecido y con tu nueva rutina que todo valió la pena, y te sentirás orgulloso y feliz de haber tomado la decisión.
¡Mucha suerte!Eso hará que te valores, que te quieras, que te sientas orgulloso de ti mismo, y además, el hecho de conocerte mejor a ti mismo te hará ganar confianza, algo que no se puede pagar ni con todo el oro del mundo.

Cómo empezar tu aventura

¡Estupendo! Imagínate que ya estás convencido y que te has decidido a vivir en otro país la aventura de tu vida… seguramente te preguntarás ¿cómo empiezo? Y es que otro de los principales motivos por los que la gente se queda bloqueada sin vivir esta experiencia es precisamente porque no sabe por dónde comenzar. No lo podemos negar, son muchas cosas las que hay que tener en cuenta y a veces, sin ayuda, puede ser un proceso cuesta arriba.

En primer lugar deberás pensar cuál será tu destino; una decisión que no es fácil ya que existen tantas opciones como países y ciudades. Por supuesto existen algunos que son más propicios para poder hacer este sueño realidad. Estos son países que por sus facilidades de visado, de trabajo y condiciones sociopolíticas son un más interesantes para personas que están en tu misma situación. Nosotros siempre recomendamos tres: Australia, Nueva Zelanda y Canadá. ¿Por qué? Porque para todos ellos es relativamente fácil conseguir un visado si cumples con los requisitos, porque todos ellos ofrecen importantes oportunidades de trabajo y porque son países seguros, con una buena calidad de vida y además realmente fantásticos a nivel turístico.

En GrowPro somos especialistas haciendo que personas como tú vivan experiencias de estudio y trabajo en estos países. Si quieres descubrir nuestras experiencias puedes encontrarlas en los siguientes enlaces. Además, también te dejamos el enlace a una experiencia un tanto diferente, ¿te gustaría hacer un voluntariado en Sudáfrica? Tenemos en Ciudad del Cabo un proyecto social muy bonito, ¡descúbrelo!

Hemos esgrimido algunas de las razones más potentes por las cuales creemos de corazón que si realmente sientes que vivir en otro país te va a aportar algo increíble, debes ir a por ello. No obstante, nos gustaría apostillar este artículo con un último por qué. Y es que vivir en otro país será la mejor experiencia de tu vida porqué TÚ tienes esas ganas y esa ilusión.

Nuestro pequeño consejo es que no dejes que te arrebaten la ilusión por hacer lo que tú quieras hacer, ya sea vivir en otro país como estudiar algo que realmente te llene o trabajar en aquello que te guste. Sólo recuerda que tenemos una sola vida, mejor vivirla a nuestro propio gusto 😉

Global - eBook - Vivir una experiencia en el extranjero (mock up)

EBOOK GRATUITO

Guía para estudiar y trabajar

en el Extranjero