Certificados de Inglés internacionales | Alternativas y diferencias
Vota este post

Muchos de los jóvenes que se van con GroPro a vivir a Australia, Canadá o Nueva Zelanda una experiencia internacional, lo hacen con la firme intención de mejorar su nivel de inglés. Y es que nadie duda que estudiar inglés en el extranjero es la mejor forma de coger un buen nivel ya que tu cerebro se acaba acostumbrando a hablar este idioma no sólo durante las clases si no también en el día a día. Independientemente del nivel que se consiga de esta manera, son muchas las empresas e instituciones públicas que solicitan tener uno de los múltiples certificados de inglés internacionales que hay disponibles en el mercado para acreditar este nivel.

La variedad de certificados de inglés que existen actualmente hacen que sea la típica pregunta que siempre tenemos en la cabeza cuando nos disponemos a comenzar a estudiar inglés. ¿Qué curso puede ser más adecuado para mí? ¿Qué certificación debería sacarme dependiendo de mis planes? Pues todas estas preguntas vamos a intentar contestarlas a continuación en este artículo.

El valor de los certificados de inglés

A pesar de que la mejor forma de certificar tus conocimientos de inglés es utilizándolo, como hemos explicado al principio del artículo, todavía hay muchas empresas e instituciones públicas que exigen un certificado de inglés a sus candidatos a puestos de trabajo que requieran este idioma. Es decir, uno de los principales valores que aporta este tipo de certificados es una mejora sustancial de tu CV y una mejora de tus posibilidades laborales. Sí, es sólo un papel, pero muchas empresas todavía hoy en día le dan importancia, ya que detrás de ese simple papel se esconde un esfuerzo y una perseverancia que sólo los que nos hemos dedicado a ello sabemos lo que exige a todos los niveles. Y sí, a veces es satisfactorio ver cómo otros lo valoran.

Por otro lado, los certificados de idiomas son una buena manera de plantearnos una meta cuando comenzamos a aprender un idioma. Es decir, si queremos ser conscientes de nuestros avances y además queremos marcarnos una meta de aprendizaje, el conseguir un título es la mejor manera. Presentarnos a un examen para un certificado y aprobarlo es todo un aliciente que nos empujará a seguir aprendiendo.

También estos certificados de inglés te ayudarán, en caso de que quieras seguir estudiando el idioma, a situarte en el nivel adecuado para ti en tu nueva escuela. Si estás viviendo en un país nativo como Australia, Nueva Zelnada o Canadá, y al terminar de estudiar el curso de inglés, tu intención es estudiar algún grado profesional o incluso estudios universitarios en ese mismo país, también debes tener muy claro que tipo de certificación te va a abrir las puertas a ese segundo stage.

Si has estado en un país extranjero viviendo, conseguir una certificación también prueba de alguna manera que tu tiempo allí ha sido valioso y que ha sido una experiencia no sólo personalmente increíble, si no académicamente enriquecedora.

Diversidad de certificados de inglés

certificados de inglés

Como muchos sabéis y habréis sufrido en vuestras carnes, actualmente existe tal diversidad de certificados de inglés que a veces cuesta decidirse por una, porque ante tal diverisdad intentamos que el curso que escojamos se adecúe lo máximo posible a nuestros objetivos y a nuestra situación.

A continuación repasamos algunos de los más importantes a tener en cuenta.

1. Cambridge

certificados de inglés

Cambridge es una de las certificaciones de inglés más famosas y que sostienen más credibilidad de cara a cualquier organización o empresa a nivel mundial. Es un título aceptado en todas las universidades e instituciones del Reino Unido.

Es una manera de aprender inglés, paso a paso, sentando adecuadamente las bases para ir progresando cada uno al paso que lleve. Es un aprendizaje placentero, eficaz y muy provechoso, y lo que mide es tu comprensión y conocimiento de la lengua. Importante: El certifcado no caduca.

Como sabréis, Cambrige ofrece distintos niveles dependiendo de cuál sea nuestro dominio del idioma.

  • Beginner A1: Este nivel es la base. No se corresponde a ninguna titulación todavía porque es el nivel en el cual sobretodo se aprende a entender los fundamentos del idioma, por qué es como es. Sería como si quisiéramos aprender japonés y no supiéramos absolutamente nada, ni siquiera qué son y qué significan sus kanjis o de dónde provienen.
  • Elementary A2 (KET): Una vez alcanzado este nivel, corresponde obtener la primera titulación llamada KET. En este nivel, el estudiante es capaz de comprender frases y expresiones de uso frecuente en ámbitos especialmente relevantes como situaciones familiares, en la compra, o en un restaurante.
  • Lower Intermediate B1 (PET): Con este nivel completado y aprobado, el estudiante es capaz de comprender los puntos principales de textos que le sean conocidos (como pueden ser contextos de trabajo o vida social) y debe saber desenvolverse en la mayor parte de las situaciones que pueden surgir en un viaje a un país en el cual el inglés es el idioma vehicular. Puede escribir textos relativamente sencillos sobre temas personales o que le resulten de especial interés y también debería poder describir experiencias o deseos de forma hablada.
  • Intermediate B2 (FIRST): El estudiante que adquiere este nivel, es capaz de comunicarse con nativos del idioma sin prácticamente ningún problema. Puede desarrollar textos detallados sobre temas muy diversos y defender distintos puntos de vista. Además, siempre y cuando se encuentre dentro del campo que conoce, puede entender textos complejos.
  • Upper intermediate C1 (Advanced): Llegados a este nivel, la persona ha progresado tanto que, salvo en contextos especialmente técnicos o complicados, tiene un dominio excelente del idioma. Comprende textos de casi cualquier tipo y con cierto nivel de exigencia sin problemas, se expresa de forma fluida y espontánea sin muestras de tensión por encontrar palabras o expresiones adecuadas, por lo que su uso del idioma es flexible y efectivo. A la hora de escribir, lo sabe hacer utilizando correctamente mecanismos de conexión, organización y cohesión en el texto.
  •  Advanced C2 (Proficiciency): Este nivel implica la maestría en el dominio de un idioma. La persona debe tener la capacidad de adaptarse a cualquier situación de manera espontánea y sin ningún problema, prácticamente como lo haría un nativo.

Obviamente, a medida que se avanza en los niveles, los exámenes se van complicando y los tiempos se van alargando en función de la complejidad de las pruebas. En casi todos los niveles, se examina la parte oral (4 partes), escrita (2 textos), comprensión auditiva (puedes escucharlo dos veces), comprensión lectora y la de gramática (estas dos partes actualmente están unidas en un mismo bloque de examen, en total 8 ejercicios).

2. IELTS

certificados de inglés

Es otra opción dentro de los certificados de inglés que puedes obtener y que también te abrirá muchas puertas, ya que de forma similar a lo que pasa con los certificados de Cambridge, la certificación de IELTS está plenamente aceptada por muchísimas instituciones y universidades. También sirve para acceder a la universidad de Reino Unido, y también para los immigrantes que quieran emigrar a otros países de la Commonwealth.

El IELTS es un producto que se administra por dicha organización en conjunto con el British Council y el IDP IELTS Australia. Por lo que por ejemplo, para el caso de Australia, suelen recomendar certificarse en IELTS si la intención es ingresar en alguna universidad australiana. Dependiendo del curso e institución australiana a la que desees entrar, cada una podrá pedir una puntuación mínima de acceso en el IELTS Académico, requisito indispensable.

El IELTS se conforma a su vez por 3 modalidades, 2 de ellas muy conocidas: IELTS General, e IELTS Academic. El primero de ellos sirve como certificado de inglés personal o incluso para curriculum, pero no es recomendado si lo que quieres es ingresar en algún centro de estudios o universidad. En este caso, deberás estudiar el Academic, algo más complejo en algunas de sus partes que ahora veremos.

¿Cómo es el examen? Se compone de 4 partes, y no hay gramática, algo que mucha gente agradece enormemente. Por supuesto, existe una parte escrita en la cual se escriben dos textos, una auditiva, una de comprensión lectora y la oral. Al igual que “gana” un punto a favor al no tener que examinarse de gramática pura y dura, la parte auditiva resultará más complicada que la de Cambridge, ya que sólo se podrá escuchar una sola vez. Lo que no oigas, se quedará en blanco en tu examen. Además, podrás escuchar cualquier acento, no sólo de nativos ingleses de distintos países, si no de acentos ingleses de indios, japoneses…

El IELTS mide cómo de bien usas el idioma. No existe en IELTS el concepto de niveles, pero sí hay puntuajes, es sencillo: A partir de un 4, dicha parte del examen está aprobada. Un 5 no está mal, un 6 demuestra cierto nivel que se podría equiparar a un First de Cambridge, y un 7 al Advanced de Cambridge. Del 7 hacia arriba, demuestras realmente maestría con el idioma. Se hace una media de los puntos de las 4 partes y se saca el total, que será tu nota del IELTS. Cuidado, porque la validez de este examen es de 2 años, transcurridos, las instituciones no valorarán el certificado.

3. TOEFL

certificados de inglés

Dentro del abanico que existe en cuanto a certificados de inglés disponibles, el TOEFL será tu examen si quieres viajar a EEUU o a Canadá, o si ya estás allí y quieres demostrar tu nivel de inglés certificándote.

Es un examen que se efectua de forma online, y consta de 4 secciones (las mismas que el IELTS) que te llevarán aproximadamente unas 4 horas y media para finalizarlo. En la parte auditiva y oral, los acentos que oigas no sólo serán el típico americano, si no que podrás escuchar inglés bretón, irlandés, australiano…

Para preparar este examen, lo que se suele decir es que practiques mucho más aquella parte que se te de peor, de manera que si notas que tienes buen oido pero que escribiendo eres un caos, escribe y escribe sin parar.

Una vez hecho el examen y aprobado, el certificado conseguido tiene una validez de 2 años, igual que el IELTS, tenlo en cuenta.

Hasta aquí llegan las modalidades de certificados de inglés que como estudiante tienes a tu alcance. Ahora depende de ti que valores y sopeses los pros y contras de cada uno, y según tu objetivo y las especificaciones de cada uno, decidas cuál te beneficiará más.

4. Trinity

certificados de inglés

Muchísimo menos conocido que todos los anteriores, este certificado poco a poco se va abriendo camino y va adquiriendo reconocimiento. Es sin duda otra certificación del idioma, dentro de todos los certificados de inglés a los que puedes optar.

Existen dos variantes: El GESE (General Examinations in Spoken English) y el ESE (Integrated Skills in English). La primera, GESE, se compone de pruebas sólo orales, y mide tu capacidad de hablar en inglés. Hay 12 grados y se dividen en 4 etapas: inicial, elemental, intermedio y avanzado. Según se avanza de etapa, el tiempo se alarga y las pruebas se vuelven más exigentes.

El ISE, por su parte, se compone de la prueba oral más otra prueba escrita. Se realiza una prueba de escritura y comprensión lectora, y luego se realiza otra prueba auditiva y oral. Cuando un módulo del examen se aprueba, se emite un certificado de ese módulo acreditando el nivel (pase, mérito o distinción) y aprobados ambos módulos, se obtiene el certificado ISE.

Existen algunos certificados de inglés más, como el TOEIC, examen enfocado exclusivamente a aquellas personas que quieren ser profesores y enseñar inglés, o algunos más que en esta web puedes ver.

Obtener un certificado de inglés en el extranjero

Como ya sabes, en GrowPro Experience somos especialistas ayudando a jóvenes de todo el mundo a vivir experiencias internacionales de estudio y trabajo. Ayudamos durante todo el proceso para que la experiencia sea inolvidable: nos encargamos de visados y papeleo, hacemos los trámites con las escuelas, te damos la bienvenida en destino, te ayudamos a asentarte en el país, hacemos eventos semanales para encontrar trabajo, conocer gente o simplemente divertirse. Y lo mejor de todo: esto no tiene un coste adicional para ti, nuestros servicios son gratuitos para el estudiante.

Destinos como Australia y Nueva Zelanda tienen además un beneficio adicional. Con el visado de estudiante que consigues al estudiar inglés en una escuela del país, también tienes la posibilidad de trabajar de forma legal por lo que podrás pagarte tus gastos en el país e incluso ahorrar para viajar. En Canadá en cambio, con los cursos de idiomas no se puede trabajar, sólo los cursos técnicos profesionales te lo permiten.

Entre todas las experiencias que ofrecemos, tenemos diversas orientadas a aprender inglés y conseguir una titulación oficial. A continuación te dejamos un listado de ellas:

Esperamos que este artículo haya logrado aclararos un poco las ideas a quienes andabais pensando qué certificado cursar próximamente, o simplemente haya resuelto cualquier duda que os rondara por la cabeza y por cualquier cosa no tuvierais resuelta. Igualmente, estamos al otro lado para ayudaros y orientaros. Y ya sabes cuál es nuestra recomendación: ¡Tienes que dar el salto y vivir una experiencia internacional! ¡Te va a enamorar!

Australia - eBook - Estudiar y trabajar en Australia

EBOOK GRATUITO

Guía completa para estudiar, trabajar y disfrutar de Australia