Dos mexicanos en Vancouver. La experiencia de Pablo Arellano en Canadá

Dos mexicanos en Vancouver, ¡mi experiencia de vivir en Canadá!

Hay trenes a los que hay que subir con la certeza de que el único riesgo sería no haberlo hecho.”

Mario Benedetti

La idea se te viene a la cabeza

Uno no inicia un viaje largo (y sin retorno, tal vez) libre de miedos o dudas. La certeza llega después, cuando estás en el lugar y empiezas a llenarte de memorias increíbles y de nuevas experiencias que hacen que el tiempo se vuelva corto, como un niño que se va de fiesta y no quiere volver a casa.

El inicio no es fácil, te pasan por la cabeza mil y una dudas que dan vueltas y vueltas. ¿Me gustará? ¿cómo será la gente? ¿valdrá la pena el gasto? ¿qué tal si me quiero regresar? ¿me adaptaré a la cultura? Es normal empezar llenos de preguntas.

Yo inicié hace algunos años con la idea de salir de la Ciudad de México y probar suerte en otro país. Ya llevaba unos años trabajando en marketing digital y publicidad.

En ese entonces mi vida se resumía muy sencillo: 3 horas en el coche, 12 horas en la oficina, 1 hora de televisión y 8 horas de dormir exhausto. Entre semana no había tiempo para mi vida personal. Era como si sólo existiera sábado y domingo. Definitivamente no es lo que tenía pensado para mi vida. ¡Había que hacer un cambio!

Para entonces llevaba varios años con mi novia y había que platicarlo con ella. De inmediato me dijo que sí. Inicialmente no sabíamos a qué ciudad nos queríamos ir. Había que ahorrar algo de dinero y definir bien el rumbo, sobre todo que era un plan compartido. Así que buscamos escuelas y la mejor opción fue que uno de los dos estudiara, mientras el otro trabajaba.

Las decisiones se dan en un segundo

Mi novia encontró un plan perfecto para estudiar en Vancouver y dar continuación a su carrera (es diseñadora interactiva). Así que decidimos que ella estudiara por un año, mientras yo trabajaba.

No teníamos mucho dinero y yo no quería perder el avance que había logrado en mi vida profesional, así que decidimos que yo mantendría mi trabajo en México, mientras ella estudiaba en Vancouver.

Tomamos la decisión sin saber qué pasaría. Es complicado vivir lejos, pero hay que tomar riesgos para lograr cambios verdaderos. Aunque nos vimos un par de veces durante ese año y manteníamos contacto telefónico, la relación se volvió complicada, como era de esperarse. Pero al cabo de un año, ¡lo logramos!

Ella finalizó sus estudios y encontró un buen trabajo en Vancouver, así que era momento de dar el paso. Esta vez fue un paso doble, ¡jaja! Nos casamos, renuncié a mi trabajo (ella ya tenía trabajo en Vancouver) y empezamos la aventura.

New Call-to-action

 

Al ella haber obtenido el permiso de trabajo, a mí me lo otorgaron de manera automática por estar casados. Llegué con la ilusión de estar en un nuevo país, de conocer gente nueva, pero también con la nostalgia de dejar a los antiguos amigos.

Dos mexicanos en Vancouver: la experiencia de vivir en Canadá

La ciudad es increíble, la mitad del estrés diario que vivía en la ciudad de México pareció desaparecer mágicamente. Vancouver está rodeada de montañas y es una ciudad perfecta para actividades de nieve, como snowboard y esquí durante el invierno así que nos dimos a la tarea de aprender un poco.

La verdad es que no aprendimos nada, pero la hemos pasado increíble, jaja.

También hay muchas actividades en verano, hay lagos, me gusta porque se pueden hacer viajes pequeños con amigos y pasarla bien sin ir muy lejos. Eso sí, todo es muy caro, entonces se deben cuidar los gastos.

El verdadero comienzo

No todo es tan sencillo. A pesar de tener una carrera profesional, tuve que tocar puertas nuevamente como al inicio de mi carrera. Fue volver a generar conexiones, asistir a eventos, conocer gente. Me di cuenta que había vivido mucho tiempo en mi zona de confort y me costó trabajo volver a emprender.

Tras algunos meses sin encontrar trabajo de mi profesión y platicarlo con mi ahora esposa, decidí trabajar en un café y estudiar.

Siempre me ha gustado correr así que también aproveché el tiempo para entrenar para el medio maratón de Vancouver que se organiza cada año. Es una oportunidad increíble para conocer la ciudad, la recomiendo totalmente para los que les guste la actividad física. Correr me ayudó mucho a mantener el ímpetu y seguir en la búsqueda.

Así que volvía a empezar en muchos aspectos de mi vida, pero me sentía muy bien. Tras varios años de haber trabajado en marketing (yo soy ingeniero y siempre me han gustado los números) enfoqué mis nuevos estudios en aprender a invertir en bolsa.

Ha sido un camino largo y aún me queda por recorrer, pero estoy muy contento con el giro que le di a mi vida, definitivamente era la respuesta que buscaba ante todas esas dudas que me quemaban antes de tomar la decisión.

Las nuevas experiencias te dan un nuevo respiro en la vida

Actualmente trabajo medio tiempo en mis propios proyectos relacionados con mis estudios de inversión y estoy muy contento de unirme a GrowPro, ayudando a otros a vivir su propia experiencia en Canadá

Llevo 3 años viviendo en Vancouver y hoy no me queda la menor duda de que haber venido fue una gran decisión. He conocido gente increíble, vivido experiencias únicas y sobretodo fue la mejor manera de crecer tanto a nivel personal como profesional.

Si tienes preguntas de cómo vivir tu propia experiencia, contáctame (pablo.arellano@growproexperience.com).

Me dará gusto poder ayudarte y responder a tus dudas ¡para que tú también vivas tu propia aventura en Canadá!

Pablo

¡Descarga esta guía gratuita y empieza a planificar tu experiencia en Canadá! 😀👇✈

New Call-to-action
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone¡Compártelo!
Magda Cebrián
Magda Cebrián
Periodista y miembro de GrowPro. Espero que este blog te ayude a resolver tus dudas y te inspire para que la próxima experiencia que podamos leer sea la tuya. Tu futuro es un lienzo en blanco, sal ahí fuera y escribe tu obra maestra! Sólo nos arrepentimos de las decisiones que no tomamos. :) ¡Pon rumbo a tu vida!
Related Posts
queenstown nueva zelandaquiero vivir en canada