6 Tips imprescindibles para tu viaje a Australia y Nueva Zelanda
Vota este post

¿Cuántas veces has pensando en embarcarte en un viaje a Australia y Nueva Zelanda y te has echado atrás en el último momento? Con que solo lo hayas hecho una vez, debemos decirte que has perdido una valiosa oportunidad de conocer dos de los países más fascinantes, en todos los sentidos, del mundo. La buena noticia es que siempre estás a tiempo de visitar las antípodas y que siempre es el mejor momento para conocer las dos naciones que componen el continente oceánico. Eso sí, no te vendrán nada mal algunos consejos para que el viaje y la estancia vayan como la seda. Atiende a estas 6 recomendaciones y prepárate para vivir una de las mejores experiencias de tu vida.  

1. Contrata un seguro de salud internacional para tu viaje a Australia y Nueva Zelanda

Sí, ya sabemos que en lo último que estás pensando cuando planeas un viaje es en que algo vaya a salir mal. Pero lo cierto es que la mala suerte en forma de accidente o enfermedad repentina se presenta cuando menos se la espera. Con un seguro médico internacional estarás cubierto en el caso de que ocurra algo inesperado que pueda dar al traste con tu estancia.

Ten presente que estarás muy lejos de casa y que el sistema sanitario no cubrirá tus gastos originados por un servicio de emergencias, la atención médica, los tratamientos o la estancia en un hospital, si llega a darse el caso. Con un seguro médico tendrás cubiertos los gastos más importantes y te asegurarás de que, ante un imprevisto, tu cuenta no se va a vaciar. Puedes contratarlo en tu país de origen por un precio inferior a lo que piensas y está especialmente indicado si tienes pensado practicar deportes de riesgo.

2. Ahorra, ahorra y ahorra más

En tu viaje a Australia y Nueva Zelanda descubrirás que abundan los viajeros que se desplazan con, casi, lo puesto. Es posible hacerlo porque en ambos países puedes trabajar para ganar los suficiente como para tener un alojamiento, comida y algo de dinero para realizar viajes. Existe toda una cultura del ahorro para estudiantes jóvenes que dan prioridad a la aventura por encima de otras comodidades. Si tienes carnet de estudiante, pregunta por los descuentos en viajes, hostales y cualquier tipo de actividad cultural. Es habitual la práctica del ?carpooling?, que consiste en compartir coche, incluso durante largas distancias. Se trata de una forma de conocer a gente de diferentes procedencias y culturas. Suele haber ofertas interesantes para desplazarse; por ejemplo en Nueva Zelanda la compañía Bluebridge lanza buenos precios para desplazarse entre la Isla Norte y la Isla Sur. En las ciudades podrás moverte con facilidad en bicicleta. Es también común adquirir ropa en mercadillos de segunda mano.

3. La entrada de animales en ambos países es muy restrictiva.

Si tienes un animal de compañía que va contigo a todas partes, piénsate dos veces si quieres que conozca cualquiera de los dos países junto a ti. En Australia solo los perros y los gatos son considerados animales de compañía, y aún así deben contar con muchos requisitos para cruzar las fronteras, como poseer el Veterinary Health Certificate, tener la vacuna séxtuple, poseer certificados de salud, autorización de SENASA, etc. En ambos países todos los trámites tienen un coste que en ningún caso baja de los 2.000 dólares.

4. Prepárate para escuchar un inglés un tanto ?particular?.  

Un viaje a Australia y Nueva Zelanda sirve también para practicar el inglés y, en este caso, enriquecerse con una pronunciación y una jerga particular de cada país. Solo será cuestión de algunos días acostumbrarte a ambas cosas, aunque mientras puedes ir practicando expresiones australianas que oirás a menudo. Los australianos se llaman a sí mismos ?aussies?, pronunciado ?ozzies?, y se saludan de manera informal con un ?G’day!?. Dicen ?dinkum? cuando quieren decir ?ok? o ?verdadero? y denominan ?brekkie? al desayuno. ¿No lo habías leído en ningún libro de inglés, verdad?. Y no creas que los neozelandeses se quedan atrás. Para ellos es habitual colocar un ?aye? al final de cada frase que tiene una connotación positiva. Llaman ?batches? a las casas de vacaciones e invitan a ?pav?, ni más ni menos que el postre más popular en el país, la tarta Pavlova. 

5. Viaja entre septiembre y febrero si amas el aire libre   

Programar un viaje a Australia y Nueva Zelanda y no preocuparse por las estaciones tiene solución. Por suerte, en ambas predomina durante casi todo el año un tiempo plácido, perfectamente compatible con el turismo. Eso sí, si tu intención es disfrutar del aire libre porque quieres conocer parajes naturales o practicar deporte en la playa, te recomendamos que te desplaces entre septiembre y febrero. En septiembre y noviembre predomina la luz de la primavera y los paisajes son únicos, mientras que de diciembre a febrero el verano hace los días largos y permite realizar surf y otros deportes acuáticos. Además abundan los festivales de todo tipo (sobre todo de cine y de música) y también las ferias en muchas ciudades y localidades pequeñas. 

6. ¿Sabes a dónde tienes que ir para ver koalas y canguros?

Ya te hemos contado que hay mucha fauna australiana más allá del canguro y el koala, pero entendemos que la fascinación por estos animales es uno de los grandes atractivos del país aussie. Si quieres ver de cerca de una gran población de canguros debes pasar por el estado de Victoria. En Parque Nacional de los Montes Grampianos, no muy lejos de Melbourne, se concentra una gran comunidad. La región de Hunter Valley es también territorio habitual para este animal saltarín. Kangaroo Island, en el sur, es también abundante en ellos. En cuanto a los koalas, tienen un lugar privilegiado en el Parque Natural Yanchep National y en el Parque Nacional de Karijin. Grey River y la legendaria Great Ocean Road son otros lugares en los que hay una alta probabilidad de que te los encuentres. Por otra parte, la isla de Tasmania es un santuario de especies endémicas, con el célebre diablo de Tasmania a la cabeza.

Nueva Zelanda - eBook - Estudiar y trabajar en Nueva Zelanda

EBOOK GRATUITO

Guía completa para estudiar, trabajar y disfrutar de

Nueva Zelanda