Quokka | Los animales más fotogénicos de Australia
5 (100%) 9 votes

Cada vez más gente se plantea vivir en Australia durante un periodo de tiempo de sus vidas. ¿A qué se debe? Puede ser porque Australia ofrece un montón de sitios que ver increíbles que no se borran de la memoria. Puede ser también porque estudiar en Australia, con la visa de estudiante permite trabajar y por lo tanto costear tus gastos. O podría ser porque en Australia habitan unos de los seres más fantásticos y adorables del mundo…. y no nos referimos a los australianos ¡sino a los Quokkas!

Si has leído nuestro artículo de los animales de Australia que te gustará conocer, habrás podido comprobar que se trata de un país con una fauna envidiable, c0n muchísimas especies autóctonas, entre las que se encuentra el divertido quokka. Este es uno de los animales más tiernos que seguramente exista sobre la faz de la Tierra, con unos ojitos oscuros que parecen dos botones y unos pelitos medio de punta muy graciosos.

En los últimos años el quokka ha pasado de ser conocido únicamente en las regiones de Australia en las que habita, a ser una de las estrellas de internet. ¿Por qué? Por los selfies que se hacen los turistas con ellos. En este artículo te contamos un poco más sobre los Quokkas.

Quokka | Conocemos a este animal australiano

El quokka es un animal adorable y entrañable, inofensivo la mayoría de las veces y extremadamente curioso y sociable. A continuación te contamos cómo es, cómo vive, y desgraciadamente su vulnerabilidad hoy en día.

Origen de su nombre y su historia

El quokka, también llamado Setonix Brachyurus, es una especie de marsupial diprotodonto, y aunque mucha gente los describe como canguros pequeños, los primeros holandeses que los vieron los describieron como unas ratas del tamaño de un gato. Una de las primeras personas en ver a estos animalitos fue el explorador William Dampier, y los llamó “rattenest” que en holandés significa “nido de ratas” y los vio en la isla que hoy en día conocemos por Rottnest, precisamente por este hecho.

Pero el nombre de “quokka” probablemente provenga de “gwagga“, nombre por el cual los aborígenes se referían a ellos.

Así pues, los quokkas son animales australianos que viven en la zona costera del oeste de Australia, especialmente en la isla de Rottnest, al lado de Perth, y en la isla de Bald, cerca de Albany.

Cómo es el quokka

quokka

Es cierto que su apariencia física es bastante parecida a una mezcla de gato, rata y canguro, pero en la versión más adorable que podáis imaginaros.

Al ser un marsupial, como el canguro, tienen una bolsa en la que las crías crecen al nacer y donde se alimentan mamando. Tienen una cola y unas patas muy fuertes que les ayuda a desplazarse rápido y ágilmente. Habrá que tener cuidado con sus garras, ya que son potentes y muy afiladas y es su forma de defenderse si se sienten en peligro.

Miden entre 40 y 90 cm. de largo más o menos como un gato doméstico, y su peso oscila entre los 2,5 kg. y los 5 kg. Su pelaje es corto y marrón, aunque no tienen pelo ni en las patas ni en la cola.

El quokka es un marsupial nocturno, y son vegetarianos, alimentándose básicamente de hierbas, aunque también le gustan algunas frutas silvestres. Suelen buscar el alimento en el suelo, pero dado el caso son capaces también de trepar por los árboles.

Son regurgitadores de la comida, por lo que se comen el bolo alimenticio que regurgitan. No necesitan beber mucha agua ya que se hidratan mayormente de la comida que ingieren.

Estos animalitos además, construyen unos túneles entre las hierbas que les sirven para recoger comida y también como vía de escape si algún depredador les persigue.

Ciclo de vida del quokka

quokka

El quokka vive en grupos pequeños liderados por los machos, entre los cuales pueden producirse algunas peleas por los territorios más protegidos.

A partir de enero comienza su ciclo de vida, en el cual se produce el apareamiento y un mes más tarde se da a luz a los cachorros de quokka. Las hembras tienen a sus hijos dos veces al año, y éstos se crían en la bolsa o la marsupia durante unos 11 meses, dejando de mamar a los 13 meses.

Carácter del quokka

El quokka es un animal increíblemente sociable, tanto con otras especies animales como con los humanos. Se han acostumbrado a las continuas visitas por parte de las personas, y su carácter curioso les hace acercarse a nosotros. De ahí que sea el animal más fotogénico de Australia, saben posar en las fotos con las personas de manera sorprendente. Igual que curiosos, son animales muy activos y muy juguetones, lo que explica que se acerquen a las personas con tanta naturalidad.

Otro rasgo muy particular es su sonrisa, ya que parece que siempre estén sonriendo y de ahí que se diga que son los animales más felices del mundo. El contraste de su alargado hocico y sus grandes mejillas son las culpables de ello.

Los selfies con los quokkas

Los selfies con los quokkas

No se sabe a ciencia cierta quién comenzó a hacerse selfies con los quokkas, pero Roger Federer, el tenista, fue uno de los primeros famosos en hacerse uno y viralizarlo. Desde entonces “hacerse fotos con quokkas” aparece en numerosas guías que hablan de experiencias a vivir en Australia. Son cientos o incluso miles los selfies que se pueden encontrar en internet haciendo una simple búsqueda. Pero… ¿está bien este comportamiento? ¿afecta a los quokkas negativamente?

Las opiniones son diversas y fue Instagram quién incendió el debate al decidir borrar de todas las cuentas de su red aquellas fotos que fueran selfies con quokkas ya que consideraban que eran dañinas para el animal. Después de esta decisión varias personas y organizaciones responsables del cuidado y la protección del quokka en Australia salieron a dar su perspectiva de esta situación. Según estas voces, la decisión de Instagram fue negativa ya que resta visibilidad a las labores de protección que se hacen para evitar la extinción del quokka. Además, confirmaron que mientras darles de comer, beber o comportarte negativamente con los quokka está penalizado, hacerse fotos e interactuar con ellos no lo está, siempre que esta interacción sea bajo los términos del quokka; es decir, siempre que no se le moleste.

Es decir, si queremos conocer a los quokkas tenemos que respetarlos y no obligarles a hacer nada que no quieran hacer. Tienen que ser libres de interactuar con nosotros y nunca podemos forzar un selfie ni ninguna clase de comportamiento. El respeto por la naturaleza tendría que ser un componente indispensable de nuestra naturaleza, pero por desgracia no todo el mundo cumple con ello.

Vulnerabilidad del quokka

quokka

A lo largo de los años, el número de quokkas se ha visto reducido de forma preocupante. Hay varias razones, una de las más poderosas es el hecho de que el humano introdujo en estas islas depredadores como los zorros, gatos y perros, que les dan caza sin ningún tipo de miramiento.

Otra de las posibles causas puede ser en muchas ocasiones culpa de las personas que los visitan y les dan de comer, y es que prestad atención, porque los quokkas tienen un intestino muy frágil y ninguna comida le sienta bien, produciéndole fuertes dolores y retorcimiento estomacales que pueden llevarles a la muerte.

Por lo tanto, aquí va nuestro llamamiento: No deis de comer a los quokkas ningún alimento, por muchas ganas que tengáis de hacerlo, estaréis haciendo un flaco favor a su especie. También deberéis absteneros de tocarlo. Aunque el gobierno actualmente penaliza con unos 300 AUD a todo aquel que vea tocándolo o alimentándolo, no lo hagas por la multa, hazlo por ellos y da ejemplo.

Esperamos que te haya gustado este artículo sobre el Quokka. ¿Te gustaría conocerlo? ¿Cuál es tu opinión sobre la interacción humano-quokka? Déjanos tu comentario y si tienes ganas de vivir en Australia, no lo pienses más: da el primer paso hacia la aventura seleccionando una de las experiencias que GrowPro ha diseñado para ti. Experiencias que te permitirán estudiar y trabajar en uno de los países más interesantes de todo el mundo.

AUSTRALIA  

​Welcome Pack

Work and Holiday Visa

¿Te han aprobado ya el visado? Reserva tu plaza GRATIS