Mitología Australiana | Historias y Leyendas aborígenes
5 con 16 votos

Cuando las personas piensan en Australia, se imaginan las playas de agua color turquesa, a los canguros, los increíbles paisajes urbanos y los hermosos parques y paisajes naturales que se encuentran en todo el territorio, pero muchas veces tienden a dejar de lado su historia y su cultura. Durante siglos, el territorio australiano ha estado poblado por aborígenes que han luchado para mantener vivas sus tradiciones y sus costumbres y gracias a ese pasado, la mitología australiana está llena de historias fantásticas.

A través de la tradición oral, padres e hijos han transmitido su saber y el de sus antepasados para evitar que caiga en el olvido y exaltar así su rico patrimonio cultural, así que si decides vivir en Australia, no solo tendrás la oportunidad de estudiar y trabajar, sino también de empaparte con la cultura mixta que llena las calles de cada ciudad y participar de sus interesantes tradiciones.

En GrowPro Experience somos conscientes de lo interesante que es la cultura australiana y de lo importante que puede llegar a ser conocer la historia de un nuevo país; y por esa razón, te invitamos a conocer algunas de las historias más fantásticas de la mitología australiana. ¿Sientes curiosidad? Entonces échales un vistazo.

Mitología australiana | El origen de la vida en el Tiempo del Sueño

A lo largo del mundo, hay cientos de historias sobre el origen de la vida. Para los cristianos, Dios creó el mundo y todo lo que hay y camina sobre él; para los científicos, el Big Bang dio origen al universo; pero para las tribus australianas, la vida surgió en el Tiempo del Sueño.

En la mitología australiana, el Tiempo del Sueño es la época en la que miles de millones de años atrás, los Seres Totémicos Espirituales ancestrales dieron inicio a la Creación. Hay muchas versiones de esta historia a lo largo del territorio australiano, pero todos coinciden en que el Gran Espíritu Creador de la Vida, que las tribus aborígenes también conocen como Altjira, Alchera, Alcheringa, Mura-mura o Tjukurpa; creó la tierra, los animales, las plantas y a los seres humanos que crecieron bajo las leyes y las costumbres del gran dios.

Mitos australianos | 10 leyendas que te gustará conocer

1. El Tiempo del Sueño

Mitologia Australiana El Tiempo del Sueño

La mitología australiana ubica los orígenes de la vida hace millones de años cuando el Gran Espíritu de la Vida empezó a soñar. La oscuridad de su mente se llenó con la luz que la danza del Fuego y el Aire emitía; luego vino la Lluvia y por largo tiempo, y para su gozo, en su sueño se desencadenó una gran batalla entre el Fuego, el Aire y la Lluvia.

La batalla terminó y en la mente del Gran Espíritu aparecieron el Cielo, la Tierra y el Mar. Maravillado, se deleitó con esta vista, pero al final se aburrió y envió la Vida al Sueño para que los Espíritus Creadores continuaran soñando por él.

El espíritu de Barramundi, el pez, nadó en las aguas profundas y empezó a soñar; soñó con olas y arena mojada, pero no entendía el Sueño y lo único que quería era soñar con las aguas profundas, así que le pasó el Secreto del Soñar al Espíritu de Currikee, la tortuga.

Surgiendo de las olas, Currikee descansó sobre la arena mojada y empezó a soñar; soñó con las rocas y el sol, pero no entendía el Sueño y lo único que quería era soñar con las olas y la arena mojada, así que le pasó el Secreto del Soñar al Espíritu de Bogai, el lagarto.

Subido a una roca, Bogai sintió el sol calentando su espalda y empezó a soñar; soñó con el cielo y el viento, pero entendía el Sueño y lo único que quería era soñar con las rocas y el sol, así que le pasó el Secreto del Soñar al Espíritu de Bunjil, el águila.

Bunjil abrió sus alas en el cielo, sintió el viento y empezó a soñar; soñó con árboles y el cielo nocturno, pero entendía el Sueño y lo único que quería era soñar con el cielo y el viento, así que le pasó el Secreto del Soñar al Espíritu de Coonerang, la zarigüeya.

En lo alto de un árbol, Coonerang observó el cielo nocturno y empezó a soñar; soñó con hierba amarilla y extensas llanuras, pero no entendía el Sueño y lo único que quería era soñar con árboles y el cielo nocturno, así que le pasó el Secreto del Soñar al Espíritu de Kangaroo, el canguro.

Erguido sobre las llanuras de hierba amarilla, Kangaroo empezó a soñar; soñó con música, canto y risa, pero no entendía el Sueño y lo único que quería era soñar con hierba amarilla y extensas llanuras, así que le pasó el Secreto del Soñar al Espíritu del Hombre.

El hombre empezó a caminar sobre la tierra y vio todas las obras de la Creación. Escuchó el canto de los pájaros al amanecer y la luz del sol extinguiéndose en el atardecer y empezó a soñar; soñó con compartir la música de los pájaros del amanecer y la luz del sol al atardecer; y cuando su mente se llenó con la risa de los niños, el Hombre entendió el Sueño.

Continuó soñando con todas las cosas que los Espíritus Creadores habían soñado antes y ahí supo que todas las criaturas eran hermanas y que su misión era proteger el Soñar. El Gran Espíritu Creador de la Vida se fue a descansar cuando vio que el Secreto del Soñar estaba a salvo; se retiro bajo la Tierra, en donde espera con los brazos abiertos a todas las criaturas, que como él, se cansaron de Soñar.

2. La Serpiente Arcoíris

Mitologia Australiana Serpiente Arcoiris

Las tribus australianas veneran a la madre creadora de la vida, la Serpiente Arcoíris. Hace millones de años, la tierra era un espacio vació donde descansaba la gran serpiente, pero un día, despertó y salió a la superficie.

Cuando comenzó a recorrer la Tierra, provocó una gran lluvia que formó los lagos y los ríos. Cada centímetro de tierra que tocaba se volvía fértil y de repente, el paisaje se llenó de grandes árboles con frutos de muchos colores y cuando enterró su nariz, aparecieron profundos valles e imponentes cadenas montañosas.

Despertó a los animales, a los reptiles y a los pájaros para que poblaran su creación y llenó los amplios lagos y ríos con peces. Por último, extrajo de la propia Tierra al ser humano, a quien enseño a convivir en paz y armonía con todas las criaturas de la Creación y a respetar a la Tierra y a la Naturaleza.

Dicen que la gran Serpiente Arcoíris vive en el fondo de una cascada en Kakadu y que siempre está atenta al llamado de sus hijos que le suplican que la lluvia les brinde buenas cosechas.

3. Bunyip, el monstruo australiano

Bunyip El Monstruo Australiano

La mitología australiana cuenta historias de terribles monstruos que acechan en la oscuridad, pero el Bunyip es uno de los más temidos. Para algunos, es un monstruo marino de color marrón, con cabeza de canguro y cuello de cisne; y tan grande como un buey; para los más escépticos, eran simples herbívoros que habitaban en los pantanos o ladrones cubiertos de lodo y maleza que se escondían y producían sonidos escalofriantes para mantener alejadas a las personas.

Aún en la actualidad, el Bunyip, que en las lenguas aborígenes significa “demonio”, sigue siendo un misterio. Algunos aseguran que acecha en los ríos, en los pantanos y en las ciénagas; atentos a matar a los que se atrevan a invadir su territorio.

4. La leyenda de los wondjina

Wandjinas

Hace miles de millones de años, los wondjina caminaron sobre a Tierra. Fueron espíritus de la lluvia y las nubes que crearon el mar y a los seres vivos antes de irse a descansar por la eternidad en sus estanques a observar la Creación.

Los wondjina eran altos (medían unos seis metros), no tenían boca y sus enormes cabezas parecían calaveras; y siempre estaban rodeados de una luz tan poderosa que era capaz de deslumbrar; eran muy respetados y muy temidos ya que daban vida, pero podían causar mucha destrucción. Por su paso por la Tierra, dejaron pinturas grabadas en las cavernas para que sus hijos e hijas nunca los olvidaran y que en la actualidad, forman parte del patrimonio histórico y cultural de Australia.

5. Gnowee, la diosa de la Luz

Diosa de la Luz

La diosa Gnowee es muy respetada en la mitología australiana y es que este poderoso ser es la madre de la luz. Por muchos años, los primeros pobladores de la tierra intentaban sobrevivir a las tinieblas encendiendo hogueras, pero la oscuridad era tan densa que no había forma de dar luz; cuando Gnowee pisó la tierra, esto cambió.

La leyenda dice que hace miles de millones de años, su hijo se perdió en los bosques. A la luz de una antorcha, lo buscó, pero nunca lo encontró y determinada a ahuyentar a la oscuridad, su espíritu creció hasta alzarse sobre la tierra iluminando todo el planeta.

Aún hoy, sigue buscándolo y cada mañana se levanta majestuosa, pero cuando sus energías merman, toma un descanso antes de volver a su tarea y es ahí, cuando la oscuridad vuelve a llenar la Tierra. Sin embargo, les entregó a los primeros hombres el secreto del fuego para que en su ausencia, iluminaran su camino.

6. Ngurunderi

Mitologia Australiana Ngurunderi

Hace muchos años, Ngurunderi bajó hasta el río Murray deseoso de cazar al gran pez del Murray. Siendo un cazador habilidoso, Ngurunderi lanzó su lanza contra el pez, confiado en su talento, pero falló y asustado, el pez escapó y con los golpes de su cola, ensanchó el río.

El cazador no iba a darse por vencido, así que llamó a su cuñado Nepele y juntos, buscaron al pez. Nepele capturó al pez cerca de Raukkan y lo cortaron en varios pedazos. Estando en el lago Alexandrina, arrojaron los pedazos al agua y dieron vida a todas las especies que viven allí.

Complacido, volvió a su aldea, pero al llegar, descubrió que sus dos esposas habían escapado. En su búsqueda, se convirtió en la Vía Lactéa y cuando encontró a sus esposas, creó una tempestad que terminó por ahogarlas y por convertirlas en dos pequeñas islas llamadas Pages, que están situadas frente a la isla Kangaroo.

7. Luna y Dugón

Luna y Dugon

En la mitología australiana, aún se cuenta la historia de Luna y su hermana Dugón, miembros de la tribu Yirkalla. Un día, Luna fue mordida por sanguijuelas cuando estaban buscando bulbos de azucena y de loto para comer. Harta de lo mismo, le dijo a su hermano que había decidido convertirse en una vaca marina y entrar al mar.

Luna decidió acompañarla, aún sabiendo que si entraba al mar, contraviniendo sus deseos, moriría. Los huesos de Dugón fueron encontrados, pero los de Luna se fundieron con el mar y volvió a la tierra, como tanto quería, convertido en un espíritu. La leyenda dice que cuando come bulbos de azucena, el espíritu de Luna sube al cielo por 28 días y después vuelve a la tierra. El curioso animal Dugón, es la encarnación de este ser mitológico y a su vez uno de los animales de Australia más curiosos.

8. Las Siete Hermanas

Las siete hermanas

Hace un largo tiempo, siete hermanas escaparon de un hombre lujurioso, Nyiru, que quería violar a la hermana mayor. Nyiru siguió su rastro y las hermanas caminaron y caminaron hasta llegar a la costa y en un intento de escapar, se lanzaron al mar. El agua fría las estremeció y les hizo dar un salto al cielo en donde se convirtieron en la constelación Kurialya, las Pléyades. La leyenda dice que aún Nyiru las persigue y que sus pisadas se pueden verse en el cielo estrellado.

9. La leyenda del Canguro

Leyenda del Canguro

Los canguros son animales muy populares dentro de la fauna y la mitología australiana. Las tribus dicen que los canguros no siempre han ido por Australia dando saltos, sino que hace muchos años, solían andar a cuatro patas como los perros, los gatos y los leones.

Eso fue así por mucho tiempo, pero un día, un cazador apreció en las llanuras queriendo cazar a un canguro que estaba por los alrededores. Al principio, el canguro pensó que tenía una gran ventaja sobre el cazador, pero cuando la persecución empezó, se dio cuenta de que estaba muy equivocado ya que el hombre le estaba pisando los talones.

Sabía que andar a cuatro patas no le sería de mucha utilidad, así que decidió andar en dos patas. ¿Sabes cuál fue el resultado? Que logró escapar del cazador. Satisfecho, regresó con su manada y sin darse cuenta, estaba dando saltos por toda la llanura. Poco a poco, él y los demás canguros perfeccionaron esta práctica y su cuerpo fue evolucionando hasta dotarlos de patas traseras fuertes y elásticas.

10. Atain-Tjina, el hacedor de lluvia

El hacedor de lluvia

Atain-Tjina es conocido dentro de la mitología australiana como el hacedor de lluvia. Hace miles de millones de años, el dios levantó un campamento en una costa lejana junto con otros jóvenes hacedores de lluvias que lo traicionaron. Como castigo, los lanzó al mar para que una serpiente gigante de agua se los comiera.

Al cabo de dos días, Atain-Tjina le ordenó a la serpiente que vomitara los cuerpos de los hombres y los volviera humo, pero uno de ellos logró escapar con una escama blanca que tomó del cuerpo de la serpiente y la frotó contra una piedra convirtiéndose en una nube.

Cuando ascendió al cielo, dejó colgar su cabello y la lluvia bañó la tierra y cuando el espíritu de Atain-Tjina ascendió en forma de arcoíris, juntos se fueron al oeste causando una gran sequía en lo que hoy se conoce como Australia Central.

La mitología australiana en el siglo XXI

Mitologia Australiana

Desde la llegada de los europeos al territorio australiano, la historia de este país cambió por completo, pero a pesar del paso del tiempo, la mitología australiana sigue latente y forma parte del acervo cultural de la nación.

A través de la oralidad, estás historias se han transmitido de padres a hijos por generaciones, pero para exaltar la rica historia de las tribus aborígenes, los últimos días del mes de enero se celebra el Rainbow Serpent Festival, una celebración llena de música y colores. La gente asiste al evento vestida con prendas coloridas para disfrutar de actividades culturales que se realizan para dar a conocer la historia aborigen de Australia, así que si quieres una experiencia llena de descubrimiento, pero sobre todo de mucha diversión, no dudes en asistir a este evento.

Ahora que terminaste de conocer algunas de las historias más interesantes de la mitología australiana, ¿no sientes deseos de recorrer el país para conocer más a fondo su cultura y su historia? Entonces haz tu maleta y no esperes más. En GrowPro Experience ofrecemos experiencias de estudio y trabajo en Australia, así que si necesitas asesoría y ayuda con la planificación de tu viaje, no dudes en buscar cuáles de nuestras experiencias se adaptan más a tus objetivos. ¡Sal a vivir la aventura de tu vida!