Fauna australiana más allá del canguro y el koala

Si hay algo que distingue a Australia de cualquier otro lugar del mundo es su naturaleza exuberante, repleta de lugares asombrosos. Su flora y su fauna son la mejor carta de presentación ante los amantes del medio ambiente y de la biodiversidad. Y es precisamente en la fauna australiana en la que vamos a fijarnos en este artículo, que pretende servir de introducción a las numerosas especies que puedes contemplar en la gran isla.

Si crees que en Australia los únicos animales diferentes al resto del mundo son los canguros y los koalas, estás muy equivocado; la distancia geográfica y la insularidad del país han hecho que florezcan numerosas especies autóctonas con rasgos propios y muy identificables.

 

New Call-to-action

 

fauna australiana

Wombat

Solo es posible ver a este tipo de marsupial pequeño, de patas cortas, en Australia. La primera vez que veas uno es posible que te recuerde al mismo tiempo a un oso y a un roedor. Cuando veas lo fuerte y rápido que es, te generará aún más curiosidad. Su hábitat natural son los bosques de eucaliptos. Una de sus características más curiosas es que tarda cerca de 14 días en digerir los alimentos. Puede superar los 20 años de vida.

fauna australiana

Ualabí

Se trata de otro marsupial y, si no estás familiarizado con él, es posible que lo confundas con un canguro. La diferencia, reconocible a simple vista, está en el tamaño, ya que los ualabíes son más pequeños. Viven en zonas muy diversas, como selvas, sabanas o montañas. Son tan propios de Australia como de la isla de Nueva Guinea.

fauna australiana

Diablo de Tasmania

Es uno de los animales más populares de Oceanía, en buena parte debido a sus ‘apariciones’ en la pequeña pantalla, como compañero de Bugs Bunny y el Pato Lucas. A pesar de que siempre se le ha representado como un animal fiero y de que es carnívoro (come incluso carroña), no supone un peligro excepto si se siente amenazado. Destaca por su fuerza y por su aspecto compacto. Es capaz de escalar y nadar cubriendo largas distancias.

fauna australiana

Dingo

Los orígenes de este cánido son objeto de debate por los expertos, aunque hay cierto consenso en que no son originarios de Australia, donde sin embargo si se han establecido. Se han dado casos de dingos domesticados, aunque en su gran mayoría se mantienen en la naturaleza, en la que dan rienda suelta a sus instintos depredadores. La isla Fraser, así como las extensiones desérticas de la Australia Meridional y del Territorio del Norte, son los lugares donde es más probable verlo.

fauna australiana

Emú

Estas aves no voladoras de gran tamaño y ánimo pacífico pagaron cara la llegada de los europeos a Oceanía, puesto que su población se redujo drásticamente. De color gris pardo, tienen una garganta con un característico color azul pálido. Sus huevos son de color verde oscuro. Entre su dieta tienen preferencia las semillas y los insectos, aunque son omnívoras.

fauna australiana

Otras aves

Los amantes de las aves tienen que visitar al menos una vez en la vida Australia, un auténtico paraíso con sus más de 800 especies, la mitad de ellas endémicas. El ave lira, el verdugo pío, el verdugo cenizo, el perico de Norfolk o el ojiblanco de cresta son solo algunas de las aves que solo pueden disfrutarse en Australia o en alguna de sus islas próximas. Algunos lugares únicos para contemplar aves son los Parques Nacionales de Kinglake, cerca de Melbourne, el Parque Nacional de Mount Warning, el bosque pluvial de Gondwana o la región de Illawarra, en el sur de Sídney.

 

New Call-to-action

 

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone¡Compártelo!
Laura GrowPro
Laura GrowPro
Inquieta, viajera, siempre con hambre por vivir nuevas experiencias y ver mundo. ¡Solo nos arrepentimos de las decisiones que no tomamos así que viaja mientras puedas!
Related Posts
working holiday nueva zelanda chileaustralia nueva zelanda