Vota este post

Australia es uno de los mejores países para hacer surf, todo un paraíso para la práctica de este deporte y es por ello que no resulta extraño que muchas personas de todo el mundo decidan vivir en Australia para poder practicarlo. Pero no es solo el surf lo que atrae de Australia; es un país con miles de lugares interesantes por descubrir, ideal para aprender inglés, trabajar y por supuesto: para conocer amigos de todo el mundo.

Si tú también estás pensando en estudiar y trabajar en Australia durante una temporada, esta experiencia personal que compartimos en este artículo ¡te va a resultar muy interesante! En ella te presentamos a Ana, una gallega que decidió cambiar de rumbo con destino a Australia, lo que para ella es un paraíso en la tierra.

Conociendo a Ana

Conociendo a Ana

Hace aproximadamente cinco años, una noche cualquiera estaba hablando con una amiga sobre el futuro, acerca de los lugares donde nos gustaría ir en cuanto acabásemos nuestros estudios universitarios en A Coruña … lo que nos gustaría hacer, dónde nos imaginábamos … aunque mas que hablar, estábamos soñando despiertas. Aquella noche no tenía ni idea de que hoy estaría escribiendo sobre esto.

Acabé mi carrera de Sociología, de la cual no volví a tener contacto más allá de las prácticas obligatorias en una ONG. Pues sí, pertenezco a ese tanto por ciento de personas que llega 2º de Bachillerato y no tienen ni pajolera idea sobre qué ser de mayor.

Menudo follón, llevaban preguntándonos esto desde que éramos pequeñitos en el colegio, pero yo seguía sin sentirme atraída por ninguna carrera en particular. Nunca me había gustado estudiar demasiado, era … como decirlo, algo vaga, pero con el paso de los años me di cuenta que solo tendría que esperar unos 20 y tantos años para encontrar algo muy interesante que realmente me apetecía estudiar.

Fue complicado intentar explicarle a mi madre que existía un Post Grado Universitario en el País Vasco de Marketing & Management de surf y deportes de deslizamiento. Ya os imagináis … ¿Pero eso existe? ¿Es de verdad un máster? ¿Pero qué es lo que vas a estudiar?

Vivir en Australia y estudiar ingles

Después de un par de charlas con mamá explicándole en qué consistía, ella y toda la gente que me rodea, vio por primera vez a una Ana ilusionada, con muchísimas ganas de empezar a estudiar. Así que me apoyaron y allá me fui: al País Vasco, durante medio año viví en Zarautz, un pueblito muy pequeño, alucinante, creo que es de los lugares más bonitos de España. Tiene algo especial: quizá la playa debajo de casa, el restaurante de Arguiñano, o los montes verdes que nunca acaban. Ese medio año sería el momento clave donde decidí que Australia será mi próximo destino.

Una parte importante del Postgrado eran las prácticas, y yo sabía dónde quería hacerlas, y hasta que lo conseguí, no paré. Las hice en el verano de 2015, en el Pantín Classic Galicia Pro, la única prueba clasificatoria del circuito mundial de surf que se celebra en España.

Estudiar en australia

Estaba super emocionada y es que, cuando empecé la universidad en A Coruña, gracias a que mi primo Edu trabajaba en una tienda de surf donde impartían clases, y me insistió para que lo probase, a pesar del miedo de mi familia por que en cada salida a la playa me ahogase, lo hice. Y fue una de las mejores decisiones que pude tomar. Empezar a surfear.

Por qué Australia, tomando la decisión

Por qué Australia, tomando la decisión

Durante toda mi vida me he sentido una “negada” para el inglés, y es que la forma en la que antes nos enseñaban no era la mejor para hacerlo bajo mi punto de vista. Nos enseñan gramática, vocabulario, verbos … cuando la mejor manera es estudiar inglés en el extranjero, en un país anglosajón.

¿Cómo aprende un niño pequeño su propio idioma? Escuchando a su madre y padre hablarles cada día, repitiéndolo, y cuando crece … ahí es cuando le enseñan la gramática, el vocabulario y los verbos en la escuela. Pues con otro idioma debería pasar exactamente lo mismo.

Siempre me vi muy limitada a la hora de viajar, no sabia apenas hablar ni preguntar por esta calle o aquella. Mis amigos tenían otros amigos Erasmus, con los que yo apenas podía entablar una conversación. Sentía que estaba perdiendo la oportunidad de hablar y conocer a gente de otros países. Veía como mis amigos podían hacerlo y yo no, y eso me fastidiaba y mucho.

Aprender ingles en australia

Había estado un verano estudiando en Londres pero, además de ir por la calle y escuchar gente hablando español cada tres pasos, un verano no llegaba a nada, cuando tenías que volver a casa, era cuando precisamente empezabas a “aprender” un poco y soltarte. Por lo que de poco había servido …

Durante esas prácticas en Galicia, en las que conocí a un montón de surfistas de todos los rincones del mundo, con los que me apetecía un montón hablar, preguntarles mil cosas, sobre el surf, sobre su vida … al ver que no podía hacerlo, además de entristecerme, sentí que tenía que dejar de quejarme y hacer algo, y lo tenía que hacer ya. No podía dejar pasar más años, ni dejar de perder posibles futuros amigos o incluso contactos para futuros trabajos.

Canguros en Australia

Así que, quería aprender inglés, quería viajar a un lugar diferente, y además, quería surfear, y Australia tenía y tiene todo eso y mucho más. Si viajas a Australia tienes cientos de lugares que ver y que son realmente espectaculares. Sentí una especie de llamada, y me dije ¿Si no lo hago ahora, cuándo lo voy a hacer?

Pero sin duda, cuando en mi cabeza algo hizo click y supe que haría lo que fuera por aprender inglés, fue durante un festival de música. Todos los veranos me voy a algún festival donde puedo ver tocar a mis bandas favoritas y viajar con mis amigos. Ese verano de 2015 me fui al Optimus Alive, en Portugal. Allí, en medio de un tren me encontré con Antonia Thomas, una actriz inglesa que protagonizaba a Alisha en la serie televisiva Misfits. Soy super fan de esa serie, y cuando la vi, me puse muy muy nerviosa.

Mis amigos y yo nos acercamos a saludarla, y mientras ellos hablaban con ella de sabe dios qué, yo solo escuchaba hablar chino, y sonreía como una idiota, muy emocionada, pero callada. Me sentía estúpida, absurda, impotente de no poder hacer ni decir nada. Tenía tantas cosas que decirle, que preguntarle … y no pude hacerlo, por no saber inglés.

Así que busqué trabajo en España, tenía que ahorrar para viajar y comenzar esta aventura ¡Pero tú estás loca! ¡Eso está muy lejos! ¿No había otro sitio más cerca? Estas fueron tan solo algunas de las cosas que me dijeron mi familia y mis amigos …

Viviendo en Australia

Una vez que pisé las antípodas, a medida que les iba contando cómo era mi vida allí, lo feliz y orgullosa que estaba de mi misma, la suerte que había tenido al encontrar una familia en la que no solo era una aupair, si no era un miembro más… empezaron a darme la razón.

Aupair en Australia

Lo increíble que estaba siendo mi experiencia, cómo estaba aprendiendo inglés, conociendo a gente de todas partes, viajando y viviendo en un auténtico paraíso, ahí ya no me decían que estaba loca ¿Sabéis lo que me decían no?

¡Qué envidia! ¡Deja de mandar fotos en la playa que aquí estamos en invierno! ¡Ojalá pueda ir algún día! … cosas así.

Trabajar de aupair en Australia

Tuve la suerte de que mi familia pudo echarme un cable, o más bien, una cuerda larguísima para que yo pudiese cumplir mi sueño al otro lado del mundo. Así que aquí va el primer de los millones de agradecimientos que tengo que hacer, a mi madre. Sin ella no hubiese podido llevarlo a cabo, ni esto, ni muchísimas otras cosas a lo largo de mi vida. Así que mil millones de gracias mamá. Ella me ayudó de todas las maneras posibles para hacer realidad esta aventura. Me apoyó desde el principio, me animó en todo momento cuando las cosas no se veían tan claras, y hasta cuando ella quizá deseaba que mi destino estuviese un poquito más cerca, lo seguía haciendo.

Mi hermana también hizo lo suyo, ella tiene súper-poderes para intermediar entre mamá y yo. No sé como lo hace, pero es genial. Gracias a Marta, el tiempo previo a mi viaje a las antípodas fue un poquito mas fácil para [email protected]

Por último, uno de los grandes agradecimientos que tengo que hacer es a Goiko, de GrowPro Experience. Sin el y todo su equipo hubiese sido muy diferente mis meses previos al viaje, creo que me hubiese vuelto loca para realizar todo el papeleo acerca de visado, seguro medico, búsqueda de la escuela y elección del curso … Gracias por el apoyo, por las charlas con mamá, y por sacarme todos los miedos. También a Pablo y el resto del equipo de Australia que tuve el placer de conocer ¡Qué bien nos lo hemos pasado en las paellas! No lo olvidaré jamás.

Que ver en australia

Y es que sin duda la ayuda que me proporcionó GrowPro fue de vital importancia y además ¡sin ningún coste! Vivir una experiencia como esta te cuesta lo mismo lo hagas tú solo o lo hagas con GrowPro. Lo bueno es que no sólo te ayudan con el papeleo y las gestiones sino que además te reciben en destino con una Welcome Session, organizan un montón de eventos, workshops para encontrar trabajo, fiestas, paellas y muchas otras actividades. No te pierdas las experiencias que ofrece GrowPro en su web.

Despedida, ¡el siguiente eres tú!

Australia estudiar en australia

¿Quién iba a decirme a mí que hoy, en marzo de 2019, después de vivir casi dos años en Australia, una de las mejores experiencias de mi vida, estaría aquí, en Madrid, siendo ahora yo quien a través de mi experiencia pueda ayudar a otras personas que están en la misma situación en la que yo estaba hace unos años?

Me muero de ganas por escuchar vuestras historias, pero sobre todo, de poder ayudaros desde GrowPro Experience a cumplir vuestro sueño. Porque todo es posible, solo hay que ponerle ganas y actitud, y nunca nunca nunca rendirnos.

Puede que el camino hacia lo que soñamos o queremos hacer pueda parecer difícil, largo y a veces lleno de curvas, pero cuando llegas, merece la pena, y mucho.