Experiencia personal | Emprendiendo en Australia
5 (100%) 9 votes

Australia es un país fantástico para desarrollarse profesionalmente; como hemos visto en otros artículos es fácil encontrar trabajo si sabes cómo buscarlo y tienes un carácter abierto y proactivo. Las oportunidades laborales son numerosas, pero si además, coincides con una de las profesiones más demandadas en el país, tus oportunidades se multiplican.

En cualquier caso existe otra forma de desarrollarse a nivel profesional en este país para aquellos que les gusta ser su propio jefe y desarrollar sus propias ideas. ¡Efectivamente! emprender en Australia es una gran opción. Son muchas las facilidades que ofrece este país para emprendedores extranjeros y además, las personas con carácter emprendedor están muy bien valoradas.

En este artículo te dejamos con la experiencia emprendedora de Pablo Gil, cofundador de GrowPro Experience que desarrolló todo el proyecto desde Australia. ¡Esperamos que te guste!

El inicio de la aventura Australiana

“If the plan doesn’t work, change the plan, but never the goal”

– ¡Me voy a Australia!

– ¿A qué?

– A emprender

– Pero, ¿qué vas a hacer?

– No lo sé, pero algo montaré.

Y así es como empezó todo… era el año 2012 y tras consultar con Sofía, la Boss (mi mujer) y tener su aprobación, decidí marcharme a Australia. No era una decisión fácil, hay mucha incertidumbre; existe miedo a llevar una relación a distancia, miedo a dejar un trabajo seguro y cualificado y miedo a saltar al vacío por un ideal. ¡Pero hay que hacerlo! Si no tomamos decisiones en nuestra vida, no podemos vivirla. Fue así como me planté en Australia un bonito 27 de Enero de 2013.

Allí me esperaba Goiko Peiró-Camaró, mi compañero de batalla, mi gran amigo y casi hermano. El había llegado unos meses antes y me esperaba para dar batalla.

Los primeros trabajos en Australia

Una vez Goiko y yo nos reunimos en Australia, comenzamos nuestro camino particular. Había que aclimatarse, adaptarse a las costumbres y empezar a hacer contactos. En esta primera etapa pasamos por todo tipo de trabajos y experiencias.

  • Tuvimos varios intentos fallidos de montar empresas. No todo sale a la primera.
  • Vendimos paellas y sangrías en los markets.
  • Trabajábamos en caterings y competíamos para ver quién se comía la pieza más grande. 😀
  • Hicimos compra-venta de motos.
  • Trabajamos en tiendas, almacenes y un sin fin de trabajos que nos daban los ingresos necesarios para mantenernos y seguir persiguiendo nuestros sueños.

Y esta es una de las principales lecciones que aprendes en Australia: tienes que estar abierto a todo tipo de trabajos, tienes que desarrollarte en el país y crecer profesionalmente. Nadie te va a dar tu puesto de trabajo soñado nada más llegar; todo es cuestión de actitud, hay que trabajar y luchar por los objetivos establecidos.

En nuestro caso no era nada fácil, no conocíamos a nadie, no conocíamos las leyes del país, llamábamos a despachos de abogados y nos pedían un mínimo de 10.000$ AUD para sentarnos a hablar… are we crazy?

¡Sofía se ponía celosa porque compartía más cosas con Goiko que con ella! moto, cuarto, trabajo, cuenta bancaria, compra semanal… la gente nos confundía a Goiko y a mi como hermanos o como pareja, pero… ¡ni una cosa, ni la otra!

Pablo y Goiko, emprender en Australia

1.000 Anécdotas y una gran aventura

Es cierto que los comienzos en Melbourne fueron duros: mi novia a 20.000 kilómetros, no saber exactamente qué queríamos montar, la falta de contactos que nos orientaran en el país, trabajo sin descanso entre el trabajo y nuestros proyectos… en fin, ¡una auténtica carrera!

Ahora, y viéndolo en retrospectiva, la verdad es que todo el esfuerzo mereció la pena. ¡de verdad! Como suelen decir, los comienzos son duros y los finales tristes, por eso debemos disfrutar del camino. Doy fe de que nosotros en nuestro camino disfrutamos muchísimo. Son muchas las anécdotas que atesoramos de esta etapa y que quedarán grabadas siempre en nuestra memoria:

  • Competíamos para ver quién conseguía más tips (propinas) en las carreras de perros. Goiko incluso llegó a bailar sardanas (un baile regional de España) para ganar esta competición. ¡Verlo bailar no tenía precio!
  • En cada catering en el que trabajábamos, competíamos a ver quién sacaba el selfie comiéndose la pieza de comida más grande.
  • Nos bebíamos alguna que otra sangría durante la cadena de producción en los mercadillos.

Paellada GrowPro Pablo Gil

Los inicios de GrowPro Experience

Poco a poco comenzábamos a sentirnos más cómodos en Australia; de hecho, llegaron a Australia en aquella época amigos y conocidos que querían vivir esta misma aventura y nosotros les ayudamos a adaptarse más rápido al cambio, encontrar alojamiento, trabajo y a moverse por el país.

Nos dimos cuenta de que muchas de las empresas que se dedicaban a “ayudar” a la gente a venir a Australia, no decían la verdad. Contaban lo que sus clientes querían escuchar, intentaban vender lo que más les convenía a ellos sin preocuparse por las necesidades del cliente, abandonaban al cliente una vez la “venta” estaba hecha. Fue así, gracias a nuestra propia experiencia y las experiencias de muchas personas que conocimos durante nuestra primera etapa en Australia, que decidimos fundar GrowPro Experience.

Con GrowPro Experience queríamos empezar a hacer las cosas bien hechas. Ser honestos con nuestros clientes, asesorarles en su propio beneficio y ayudarles antes, durante y después para que sus experiencias en Australia fueran excelentes.  No sólo ofrecíamos la posibilidad de estudiar y trabajar en Australia, ofrecíamos toda una experiencia, una comunidad, un equipo con el que contar para resolver dudas, asistir a eventos e incluso facilitar la búsqueda de trabajo en el país.

Goiko y Pablo

La expansión de GrowPro. Del salón de casa… ¡Al mundo!

Nuestro proyecto comenzó en el salón de nuestra casa, Goiko y yo trabajábamos codo con codo para seguir dando a conocer nuestro proyecto. Y funcionaba… cada vez teníamos más clientes, todos aquellos que después de haber vivido una experiencia con GrowPro volvían a su país, se lo contaban a sus amigos y sus amigos se venían a Australia. Nuestro duro trabajo se veía recompensado por los Growers que nos recomendaban.

Es increíble pensar que en el invierno de Melbourne nos poníamos en nuestro salón gorro y batín para soportar el frío ya que no queríamos gastar en calefacción y en cambio, hoy e día, somos una empresa con oficinas repartidas por todo el mundo, más de 60 miembros en el equipo y trabajando experiencias en Australia, Nueva Zelanda, Canadá y Sudáfrica. ¡El esfuerzo tiene su recompensa!

Y lo mejor de todo esto es que lo conseguimos sin financiación externa. Todo empezó con 500 dólares de Goiko, 500 dólares míos y la ayuda de nuestro primer asesor fiscal que nos dijo: “no os preocupéis por pagarme ahora, empezar a trabajar y a mover la empresa. Cuando estéis facturando y os lo podáis permitir, ¡ya me pagaréis!”.

Qué gran manera de empezar!! Con un crecimiento orgánico y ambicioso y sin perder la ilusión. 😀

Experiencia Pablo Gil Australia

La gran familia de GrowPro

Lo que hemos construido en Australia es algo más que una empresa, es una familia. La gran familia de GrowPro Experience; algunos vienen, otros se han ido, pero todavía siguen en el recuerdo ya que sin ellos no hubiéramos sido lo que somos ahora; Edu, Lidia, Clara, Fito, María, Miguel, Marta, Magda…

Si tú también quieres unirte a esta gran familia y crecer con nosotros, no lo dudes, accede a nuestra página de contrataciones y aplica a aquel puesto que se adapte más a ti. ¡Estamos formando un gran equipazo!

GrowPro, pablo, goiko y lidon

No tengas miedo a fracasar

Si tuviera que dar un único consejo a alguien que quisiera emprender en Australia, le diría que lo más importante es moverse, hablar y conocer a todo el mundo. Ir a eventos de networking, conseguir exposición, que la gente sepa lo que haces y por supuesto: no tener nunca miedo al fracaso.

Si llegas a Australia con timidez, sin actitud y sin ganas de comerte el mundo… te va a costar. Como ya he comentado antes: Australia es un país de grandes oportunidades pero hay que ganárselas. 

Para mi fue una gran ventaja contar con un compañero de batallas, socio y por encima de todo, amigo, como Goiko. Es más fácil levantarse con alguien como él a tu lado, es la mejor forma de superar la ruleta rusa que supone empezar tu propio proyecto. Cuando a uno le da un bajón, el otro empuja.

¡Al final el que gana es el que más veces se levanta y más reforzado sale con cada tropiezo!!

La internacionalización y digitalización de GrowPro

Pablo Gil

Cuando llevábamos año y medio, nos sentamos Goiko y yo en una de nuestras reuniones semanales habituales, y nos empezamos a plantear las opciones que teníamos encima de la mesa:

1. Quedarnos como estábamos: es decir, seguir mejorando lo que hacíamos pero crecer en un entorno controlado y a un ritmo controlado. Esto tenía grandes ventajas: nos daría más tiempo libre para hacer surf, yoga… o lo que es lo mismo: mejorar nuestra calidad de vida.

2. Internacionalizar (Going Global): salir de nuestra zona de confort, crecer en otros países y ayudar a jóvenes de todo el mundo a vivir una experiencia vital como la que nosotros y nuestros Growers ya estaban viviendo.

El conformismo nunca nos ha llamado la atención… elegimos la segunda opción. 

Comenzamos a abrir otros mercados, por la proximidad cultural y por el idioma, Latinoamérica era nuestra primera y única opción. Habíamos conocido a muchos chilenos, mexicanos, colombianos, argentinos… durante nuestro tiempo en Australia, habíamos hecho muy buenas amistades y todos ellos nos animaron a dar el salto.

Fue en ese momento cuando nos dimos cuenta de que nos hacía falta una persona más técnica, alguien a quién le apasionara el mundo digital y tuviera grandes conocimiento sobre el tema. ¡Un compañero capaz de llevar nuestro mensaje a todos los rincones del mundo! Fue así como se incorporó al equipo Pere, un crack y un freak del mundo online.

Teníamos claro que para llevar a la empresa al siguiente nivel necesitábamos nuevas herramientas y un departamento de marketing más potente… y ahí estamos ahora, ¡con Pere a los mandos! Desde su entrada hemos abierto nuevos mercados, países fascinantes como Nueva Zelanda, Canadá o Sudáfrica, lugares en los que sin duda merece la pena vivir una aventura.

Sofía y GrowPro

Sofía y GrowPro

Dicen que detrás de un gran hombre hay siempre una gran mujer. No puedo estar más de acuerdo, y no precisamente por lo del gran hombre, ¡sino por lo de la gran (en este caso mejor) mujer! Siempre hemos comentado Goiko y yo que GrowPro no sería lo que es si no fuera gracias al apoyo incondicional y la estabilidad que le ha dado Sofía, mi mujer, a la empresa.

Todavía hoy se ríe cuando me dice: Pablo hace dos días me decías que te comías el mundo y ahora estás en gabinete de crisis, y dentro de dos días me volverás a decir lo bien que va todo!! Jajajaja qué cierto, lo que le ha tocado aguantar, ¡y lo que le queda todavía!

Tras año y medio separados, por fin se pudo venir a Sydney, al principio también con visado de estudiante, con gran actitud y trabajando duro desde el minuto uno. De estar trabajando como vendedora a puerta fría y siendo la número uno en ventas, a trabajar para una de las empresas más grandes de Australia y tener las mejores evaluaciones (dando  a conocer el talento profesional español aquí aún desconocido). ¡Comprometida como nadie y sin duda la cabeza de GrowPro!

Conseguir la residencia permanente en Australia

Una de las cosas que aprendí cuando llevaba seis meses en Australia es que podía aplicar a la residencia permanente por ser Ingeniero de Caminos (Civil Engineer en inglés). Era un proceso largo, complicado y muy caro, pero me lancé a ello, y tras año y medio la conseguimos.

Todavía recuerdo el grito de alegría que pegué cuando me llamó mi agente de inmigración y me dijo: Pablo dile a tu mujer que puede dejar de vender a puerta fría y buscar de lo suyo, ¡Enhorabuena, sois residentes Australianos! Ese día en la oficina se quedaron todos alucinados del grito que pegué. Con el visado, Sofía lo tuvo más fácil para conseguir un trabajo cualificado.

Lo que me ha aportado emprender en el extranjero

En GrowPro creemos que como más se aprende a desenvolverse en el mundo laboral actual es tomándote un GAP Year, aprendiendo a ganarte la vida por ti mismo, conociendo a gente, trabajando, estudiando y saliéndote de tu zona de confort. Es lo que llevan haciendo muchos otros países mucho tiempo y que en España ahora estamos empezando a hacer… pero todavía nos queda un largo recorrido.

Todavía seguimos con la obsesión de acabar los primeros el bachillerato, empezar la carrera, empezar a trabajar, y cuando nos damos cuenta, no hemos tenido tiempo ni para pensar en lo que queríamos hacer con nuestras vidas, ni para disfrutarlas.

Recuerdo cuando acabé la carrera, ¡no sabía hacer NADA! Bueno sí, muchos cálculos y resolver problemas difíciles, pero no me habían enseñado como se trabajaba: como funcionan las empresas, como tratar con tus compañeros de trabajo, lo que se te exige en el mundo laboral… todo esto te lo enseña la experiencia, y como decimos siempre en GrowPro, “el lanzarse a los leones”. 

¿Qué me ha aportado emprender en el extranjero?

  • Me ha ayudado desarrollarme profesionalmente. He tenido que moverme mucho para cumplir con mis objetivos y eso me ha llevado a obtener mucha experiencia y conocimientos.
  • He conseguido numerosos contactos nuevos. Cuando estás en tu país es muy fácil quedarse en tu círculo de amigos y conocidos, cuando sales a un país nuevo, tienes que conocer personas nuevas y abrir nuevos círculos.
  • Me ha permitido mejorar mi inglés. Estudiar inglés en el extranjero no tiene nada que ver con hacerlo en tu país, se aprende mucho más rápido.
  • He tenido que aprender a internacionalizar a la fuerza. Es más fácil hacer una empresa internacional cuando no partes de la comodidad de tu propio país.
  • Me ha permitido conocer un país fantástico como es Australia. Si me hubiera quedado en España, con la dedicación que requiere el emprendimiento, no hubiera tenido tanto tiempo para viajar.

Vive tu experiencia emprendedora

Si también tienes un alma emprendedora, no lo dudes… ¡lánzate a por ello! Cuanto más tardes en hacerlo, más te costará. Si te gustaría formarte como emprendedor y desarrollar tus proyectos en Australia, tienes que saber que hemos creado, junto con una escuela de negocios de Sidney, una experiencia emprendedora.

Con esta experiencia podrás estudiar un diploma enfocado al emprendimiento mientras trabajas. Una opción muy interesante para adentrarte en el mundo emprendedor. Además, contarás con la ayuda para lanzar tu proyecto de profesores con una larga trayectoria y experiencia emprendiendo.

AUSTRALIA  

​Hazte emprendedor en ​Sidney

pago inicial

5640 $AUD

Y ahora… Where is the limit?

GrowPro Team

¡En breve cumpliremos 5 años en GrowPro! Cinco años, y esto no ha hecho más que empezar, estamos ante la punta del iceberg, where is the limit? Todavía nos queda mucho camino que recorrer, y mientras lo sigamos disfrutando como hasta ahora, aprendiendo y mejorando en todo momento, a pesar del poco tiempo libre y las pocas vacaciones, cuando disfrutas de lo que haces, no es trabajo, ¡es parte de tu vida!

Me despido con una de las frases que siempre he utilizado y de la cual se cachondea el resto del equipo: ON P*** FIRE TEAM!!!!!!