Vota este post

¡Australia es un destino fantástico! Un maravilloso país con cientos de lugares por descubrir, con una naturaleza salvaje y con una cultura acogedora. Si estás pensando en vivir en Australia para estudiar, trabajar y disfrutar de una aventura única; esta experiencia personal que compartimos contigo te va a ayudar a dar el salto.

Recuerda que en GrowPro Experience podemos ayudarte a que el sueño de vivir en Australia se haga realidad. En nuestra página web podrás encontrar todas las experiencias de estudio y trabajo que ofrecemos en este país. ¡Pronto podrías ser la siguiente persona en escribir su experiencia personal en nuestro blog!

Sin más espera os dejamos con la experiencia de Marta, una madrileña que un día decidió que quería vivir a miles de kilómetros de su casa, en Byron Bay, una de las ciudades de Australia más cool y con más carácter.

Conociendo a Marta

Conociendo a María. en Australiajpg

Me llamo Marta y crecí en un pequeño pueblo de Madrid. Desde muy pequeña le cogí el gustillo a viajar. Siempre acompañaba a mis padres a recorrer mundo. ¡Me fascinaba todo! Desde montarme en el avión y ver todo en miniatura, hasta aterrizar en un nuevo lugar totalmente diferente: nuevos olores, nuevos rostros de personas tan diferentes, las casas, la comida…

Me encanta explorar el mundo, tanto acompañada como sola. Eso sí, ¡no aguanto mucho en una ciudad! Me siento como un animal salvaje en guardia 24/7. La naturaleza es mi hábitat 100%. Me encanta dibujar y hacer yoga (por cierto, hay cursos de Yoga en Australia muy interesantes). Mi pasión es la música, es algo que forma parte de mí y siempre viene conmigo. Podría decir mil cosas más y otras mil que aún ni yo sé y quedan por descubrir… pero ha sido un buen comienzo.

El surgimiento de la idea

El surgimiento de la idea

Fui un día a casa de mi mejor amiga y le dije: “¿y si nos vamos a Australia?” y me dijo: “venga” (faltó el “no hay huevos” y seguro que nos veníamos antes haha). Las dos llevábamos un tiempo dejando caer la idea de irnos a vivir fuera. Su hermano y dos amigos llevaban 3 años en Byron Bay. Solo nos hizo falta una llamada de 5 minutos para decidirnos por el lugar. Lo que me faltaba en mi pueblo (y a mi niña interior aventurera), parecía que podría estar allí, a cientos de kilómetros de casa.

Las dos vinimos juntas a estudiar inglés y un curso vocacional. Eso sí, no puedo imaginar hacer todos los trámites de la escuela y el visado sola, por suerte, con GrowPro se puede gestionar todo esto de forma gratuita. Y lo más importante, el poder contar con ayuda y apoyo en el destino también es fantástico: en los eventos de GrowPro puedes conocer gente, descubrir tips para encontrar trabajo, involucrarte en la comunidad australiana mucho más rápido y en fin… sentirte más a gusto.

Me parece increíble que puedas contar con esta ayuda y apoyo y encima de manera gratuita, sin ningún precio extra.

Primera toma de contacto

Primera toma de contacto en Australia

Cuando llegué a Australia me parecía todo gigante, desde los coches hasta los animales. Mi primera impresión fue que era como Estados Unidos pero a lo salvaje y hippie. ¡Un país lleno de oportunidades!

Las playas y los paisajes son increíbles. En la calle hay muchísima gente haciendo arte, cantando, tocando música. Otra cosa que me impresionó fue ver que en Byron la mayoría de la gente andaba descalza por la calle. Os puedo contar que en casi 5 años nunca he tenido llave de casa y ¡puedo dormir muy tranquila! Me impresionó lo amable y consciente que es la gente. La gente sonríe, te da los buenos días.

Las personas son muy respetuosas y no solo entre ellas, si no también con el medio ambiente. Hay muchísima conciencia en Byron respecto a la alimentación, el uso de plásticos, el medio ambiente…. Aquí lo normal es ir en bici, comprar ropa de segunda mano en los garage sale (todos los fines de semana la gente se pone a vender cosas que ya no quiere), comprar en el “farmers market” la verdura y la fruta, comprar a granel etc.

Me encanta la multiculturalidad que hay. Es increíble poder tener amigos de todas las edades y de tantos países diferentes: Israel, África, Colombia, Ecuador, Brasil, Peru…. En mi pueblo era raro ver alguna cara nueva y mucho menos que no fuese española. Con el tiempo, empecé a conocer la cultura australiana más y más y también descubrí que para entender todo, hay que abrirse, respetar y conocer la cultura aborigen; para mí, es donde reside la verdadera alma de Australia. Byron Bay siempre fue Cavanbah, que significa un lugar de encuentro. Un sitio muy energético. Y si alguien viene o pasa por aquí, podrá experimentarlo por sí mismo.

Viviendo en Australia

Viviendo en Australia

Me dedico a VIVIR la vida y disfrutarla como quiero; y a ayudaros a vosotros a que también podáis hacerlo. Consejo: dejad los miedos y las inseguridades a un lado y si de verdad quieres vivir una experiencia como esta: ¡hazlo! Podrás arrepentirte de no hacerlo, pero nunca te puedes arrepentir de hacerlo. Una experiencia siempre suma; o más bien, ¡multiplica!

Cuando vine al principio, estudiaba inglés por las mañanas de Lunes a Viernes y después estudié un curso vocacional. Agradezco mucho haber tenido la oportunidad de estudiar inglés al llegar porque fue lo que me ayudó a desenvolverme más rápido con el idioma. Mi primer trabajo fue de cleaner y si hay algo que siempre le digo a los estudiantes es que hay que venir sin expectativas, con la mente abierta y con muchas ganas para trabajar de lo que sea.

Nosotros somos los protagonistas de nuestra Experiencia y todo es aprendizaje y crecimiento. Además, siendo honestos y como decía un amigo mío: Nuestra vida es mejor que tus vacaciones. Así que trabajes donde trabajes, poder salir del trabajo o de la escuela y ver dónde vives, ¡no tiene precio!

Cómo me ha cambiado Australia

Cómo me ha cambiado Australia

Venir a Australia ha sido una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida. Evolucionar como persona empieza y depende de uno mismo, pero el lugar en el que lo hagas, siempre afecta. Y no imagino que todo lo que he vivido, aprendido y evolucionado, habría sido posible de otra manera, en otro lugar. Así que estoy tremendamente agradecida.

Don’t wait for the perfect moment! Take the moment and make it perfect!