Experiencia Personal | Haciendo de Australia mi segundo hogar
5 (100%) 8 votes

Cuando se nos mete en la cabeza la idea de vivir, trabajar o estudiar en Australia, es muy difícil olvidarnos de ella. Ya lo sabes… cuanto más te informas, cuantas más fotos ves y cuantas más experiencias conoces ¡Más ganas te entran de vivir en Australia! El problema es que es un país que está bastante lejos de todo el mundo y dar un salto a la aventura como este puede resultarnos una decisión difícil.

Nos surgen muchas dudas…. ¿Cuáles son los requisitos para poder trabajar allí? ¿Qué tipos de visados existen? ¿Cuáles son las mejores ciudades de Australia para vivir? ¡Relax! Encontrarás respuesta a todas preguntas en nuestro blog… pero no puedes dejar que las dudas bloqueen tu decisión de vivir esta fantástica aventura. Para ayudarte a dar el paso necesario para descubrir Australia te traemos la experiencia de Aina Toledo, una chica de Barcelona que ha vivido más de dos años en Australia. ¡Os dejamos con ella!

¡Hello! Soy Aina. ¿Pensando en poner tu vida patas arriba en las Antípodas? Es la mejor decisión que podías tomar. La vida es de los valientes, de los que sueñan, de los curiosos. Piénsalo: siempre es mejor un “te acuerdas” que un “te imaginas”, ¿verdad? Pues Australia puede darte mucho más de lo que nunca imaginaste. Así que coge aún más ganas leyendo mi historia y haz las maletas: ¡te vas!

Pisando suelo Australiano

Vivir en Sydney | Experiencia Aina

Llegué a Australia por primera vez el Julio del 2015 con 23 años, 25kg de ropa en una maleta y un nivel first de inglés. A través de la empresa dónde trabaja mi padre, me habían facilitado una beca para estudiar inglés en el extranjero como casi cada verano. Australia siempre me había llamado la atención aunque no tenía mucha más idea de ella apartando la fauna, las playas, el surf y la Opera House. Era como “el paraíso lejano”.. así que me decidí por poner rumbo a Sydney.

Por cierto, no te pierdas este artículo con los mejores lugares que visitar en Australia. ¡Imprescindible!

Mi plan era mejorar mi nivel de inglés a la vez que conocía lugares increíbles ¡Australia era un plan perfecto! Durante un mes me dedicaría a aprender inglés y luego mi idea era viajar por la East Coast antes de volver a Barcelona para iniciar una nueva etapa de mi vida en septiembre, enfocada a mi carrera profesional. Nada que ver con lo que vino a continuación.

Alargando mi experiencia

VIistar Australia | Experiencia Aina

Durante mi primer mes en la academia conocí a gente que ya llevaba un tiempo viviendo y trabajando en Sydney, y su plan de vida me parecía muy llamativo: ahorrar trabajando en hospitality (uno de los trabajos para estudiantes más habituales), mejorar inglés, salir de fiesta y viajar. ¿Por qué no probarlo? ¿Por qué quedarme sólo un mes si podía vivir esta experiencia durante más tiempo?

Obviamente, tomar la decisión de irse y quedarse en la otra punta del mundo asusta. En mi caso dejaba un trabajo que no terminaba de llenarme pero que estaba bien pagado, una medio-relación, mis amigos y familia y, en definitiva, lo que hasta entonces era mi mundo. Hablando mal: ¡estaba acojonada! Pero, si no era entonces ¿cuando?. ¿Quería quedarme con la duda del “y si…”? A demás, si las cosas salían mal, siempre podría volver a Barcelona.

Contacté con GrowPro y me ayudaron a encontrar un curso VET de Marketing que se adaptara a mis necesidades y alargué así mi visado, hice varias inspections por Bondi Beach y me puse a repartir currículums. A los diez días, ya tenía un primer trabajo y vivía en una casa con dos suecas, un alemán y un francés. Esta es la experiencia de curso VET que contraté con GrowPro Experience. Por si tú también te animas.

AUSTRALIA  

​Estudia con flexibilidad en Sidney

desde

2390 $AUD

Disfrutando de Australia

Surf en Australia | Experiencia Aina

El buen clima llegó a finales de Septiembre y con él también mi introducción al surf, los continuos planes de barbacoas, festivales de música, acampadas en los parques naturales que rodean la ciudad, trips en caravanas, Navidades en chanclas y las rebajas, que implicaban un incremento de shifts en mi trabajo que se reflejaban en mi cuenta corriente cada semana.

Pero, aunque hasta esta parte de mi vivencia, todo parece un viva la vida… no es oro todo lo que reluce: salir de la zona de confort no siempre es fácil. Encontrar trabajo es todo un reto y una cuestión de actitud: hay que moverse, relacionarse, preguntar y hacerse valer. En mi caso fue complicado encontrar un puesto de trabajo relacionado con mi ámbito de estudio ya que no entraba en el listado de las skilled visa, es por ello que hay que estar abierto a otros tipos de trabajo no tan cualificados. Hay que tener en cuenta que en Australia lo salarios son más elevados que por ejemplo en España.

Al pagarlo todo semanalmente tienes que aprender a gestionar tu dinero para que no te pille el toro … pues es muy fácil ahorrar, ¡pero más gastar!

Lo más duro de Australia: la despedida

Estudiar y trabajar en Australia | Experiencia Aina

Para mi, la mayor dificultad a la que he tenido que hacer frente ha sido, sin duda,… ¡aprender a despedirme! Mucha gente con la que compartes la experiencia y un vínculo se va, y véte tu a saber cuándo (y si) volverás a coincidir en alguna parte. Lo bueno es que hay otros muchos que llegan, y todo vuelve a empezar.

Por suerte, te rodeas de gente en tu misma situación que pasan a ser tu familia y grandes amistades para toda una vida. Te abres de mente, conoces otras formas de pensar y de vivir. Te construyes a ti mismo y te haces fuerte. Cambias. Incluso te sorprendes a ti mismo haciendo cosas que nunca hubieras dicho que harías (aquí una que ha hecho paracaidismo 3 veces, puenting y se ha sacado el curso de diving para nadar con manta rayas en Indonesia y tiburones ballena). Te superas día tras día.

Y es que, como dice Bill Byrson en uno de sus libros “Australia es el sexto país más grande del mundo y la isla más extensa. Isla, país, continente. Seco, árido, yermo y climáticamente agresivo. Un país donde el gusano más peludo mata con su venenoso pinchazo, donde las conchas marinas no solo pican sino que se persiguen, donde un tiburón puede zamparte o unas irresistibles aguas arrastrarte mar adentro. Ignorando todas estas amenazas, viajé por toda Australia y me enamoré del país. ¿Quién podría culparme? La gente es alegre, ingeniosa y atenta; sus ciudades son seguras y limpias, la cerveza está fría y el sol brilla con frecuencia. La vida no puede ser mucho mejor que esto”.

Tres años después, y dándole toda la razón al escritor, redacto estas líneas estando de vuelta en Barcelona, con 15kg de ropa en una backpaker, habiendo visitado toda Australia, Nueva Zelanda, Fiji, Maldivas y el Sudeste Asiático; con un inglés de nivel proficiency que me permite viajar a donde quiera ( ¡a demás de nociones de italiano, portugués y chileno!), mil memorias que me hacen sonreír al recordarlas, amistades en varias partes del globo y unas alas aún más grandes de las que ya tenía para seguir comiéndome el mundo. ¡Ahora te toca a ti! No pierdas esta oportunidad, ya que oportunidades como esta sólo pasan una vez en la vida.

AUSTRALIA  

​Welcome Pack

Work and Holiday Visa

¿Te han aprobado ya el visado? Reserva tu plaza GRATIS