El Gobierno australiano ha decidido retrasar el impuesto para mochileros que debía aplicarse sobre los viajeros que recorren el país con Working Holiday Visa ante la oposición de los granjeros y el sector turístico.

Estaba previsto que a partir del 1 de julio de 2016 los turistas que viajaran por Australia con el visado Working Holiday dejaran de estar exentos de pagar impuestos pasando a pagar 32.5 centavos por cada dólar australiano ganado durante su estancia.

El sector turístico y los granjeros han ajercido una fuerte oposición a a medida hasta el punto de conseguir posponera ya que dependen en parte de la mano de obra temporal que suponen los turistas que trabajan viajando por el país.

El impuesto para mochileros: una medida polémica

Existe la preocupación que esta medida lleve a los viajeros a escoger otros destinos como Nueva Zelanda o Canadá antes que Australia. De hecho, desde que se anunció la medida, se ha registrado un descenso del 5% en el número de solicitudes de las Working Holiday visas.

De momento, el Gobierno australiano ha anunciado que la medida se va a aplazar seis meses.

Australia concedió 214,830 Working Holiday visas en el periodo 2014-15.  El Gobierno ha estimado que el impuesto sobre mochileros podría suponer para el país un ingreso de 540.000.000 de dólares australianos en tres años.

Australia - eBook - Estudiar y trabajar en Australia

EBOOK GRATUITO

Guía completa para estudiar, trabajar y disfrutar de Australia