5 buenas razones para pedir la visa de estudiante en Australia
Vota este post

Estudiar en el extranjero es algo de lo que nunca nos cansamos de escuchar hablar. Los que lo han experimentado comparten vivencias únicas y coinciden en que el aprendizaje va mucho más allá de lo que se asimila dentro de las aulas. Vivir como estudiante en otro país, durante unos meses, un año o varios años, contribuye a que contemplemos el mundo de forma global, nos predispone a entender a personas de diferentes culturas y, además, permite que mejoremos nuestro nivel de inglés. Si es en Australia, además, te aseguramos que las ventajas se multiplican. A continuación vamos a darte 5 buenas razones para solicitar la visa de estudiante en Australia. No son las únicas, el resto dejamos que nos las cuentes cuando ya estés en el país de los koalas.

1. Porque puedes compatibilizar estudios con trabajo

El Gobierno de Australia entiende que estudiar en el país puede ser costoso, sobre todo para aquellos jóvenes que llegan desde puntos lejanos del mundo. El viaje hasta Australia, la residencia, la manutención, el transporte y el pago de los propios estudios son costes mínimos e inevitables que tendrás que afrontar, a los que hay que sumar siempre algún otro, de manera que el total puede alcanzar una cifra más que respetable. Por eso permite a los estudiantes que compaginen su formación con un trabajo, aunque siempre con algunas condiciones previas. Con la visa de estudiante para trabajar en Australia podrás hacerlo siempre y cuando no superes las 20 horas semanales, en la práctica una media jornada. Esa cifra solo podrá aumentar en el caso de periodos como las vacaciones lectivas de verano o de Navidad.

2. Porque Australia cuenta con un alto nivel académico

Estudiar en Australia es hacerlo en un país caracterizado por la calidad de su sistema formativo. Algunas universidades del país están entre las mejores del mundo, como la Universidad de Melbourne, la Universidad Nacional Australiana o la Universidad de Queensland, entre otras.

Pero no hace falta fijarse en la formación universitaria para descubrir que el país posee reputados centros de estudios, públicos y privados. Si quieres pedir la visa de estudiante en Australia para estudiar inglés, los Cursos ELICOS (English Language Intensive Courses for Overseas Students) se imparten en 200 escuelas que cuentan con la aprobación de la administración aussie por su calidad. La formación en Australia es inclusiva y competitiva a todos los niveles, lo comprobarás desde el primer día.

 

3. Porque el mercado laboral tiende puentes con los estudiantes

En Australia se valoran el esfuerzo y el talento en todos los ámbitos. Por eso es común oír hablar a actuales profesionales de sectores muy diversos cómo, cuando acabaron su etapa de estudiantes o incluso durante ella, algunas empresas ya se fijaron en ellos y les dieron una oportunidad en forma de patrocinios o becas. Las compañías saben que los buenos estudiantes pueden aportar cosas muy valiosas a sus organizaciones, por eso establecen vínculos constantes y hay una fluidez entre el mundo profesional y el mundo académico. Cuando solicites una visa de estudiante en Australia ten por seguro que, si te esfuerzas, tendrás serias posibilidades de estar bajo el radar de los empleadores.

 

4. Porque no hay mejor forma de aprender inglés que vivir donde se practica

Si eres de los que se dicen a sí mismos que quieren aprender inglés en Australia y no saben por dónde empezar, enhorabuena porque hablamos de un país cuyo sistema formativo te tiene muy en cuenta. Solicitar la visa de estudiante en Australia te permitirá aprender inglés escuchando, con todas las ventajas que ello conlleva. Elige entre diferentes modalidades de cursos, como los General English, que son generales, o los cursos de English for Academic Purposes, que te ayudarán a estudiar en la Universidad en inglés. Tienes también a tu alcance combinaciones de diversos tipos de cursos. Escuchar el idioma de Shakespeare durante todo el día, hasta durante las rutinas diarias más comunes, hará que te familiarices con muchas expresiones coloquiales, que no suelen aparecer en los libros de texto pero que son moneda común. Poco a poco ganarás autonomía para manejarte con soltura por ti mismo en el país y hasta tu autoestima se verá reforzada.

 

5. Porque ser estudiante en Australia no es solo estudiar

Es mucho más. Si sabes planificarte y organizar un poco tu tiempo, tendrás la oportunidad de vivir en una sociedad que da un enorme valor a la cultura y a la naturaleza. Las grandes ciudades albergan museos incomparables, así como salas de teatro y ópera entre las mejores del mundo. Las localidades más pequeñas te sorprenderán con un calendario de actividades repleto de ferias locales, conciertos y exposiciones a pie de calle. Y en las zonas costeras reina un culto a los deportes acuáticos, como el submarinismo o el surf, que sin duda te sorprenderá.

Los australianos, de todos modos, son unos completos apasionados del deporte, así que también podrás divertirte, ya seas espectador o practicante, con el rugby, el criquet o el hockey sobre césped o el fútbol australiano. El running es muy popular entre gente de todas las edades y se organizan muchas carreras populares en las que tendrás ocasión de conocer a mucha gente interesante. En cuanto a la naturaleza, pedir una visa de estudiante en Australia es una buena forma de conocer alguno de los lugares más impactantes de la Tierra, como Ayers Rock, los 12 Apóstoles en el Parque Nacional Port Campbell o la Gran Barrera de Coral. En Australia existen 16 lugares naturales declarados Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco y el 84 % de los animales mamíferos que habitan dentro de los límites del país son endémicos de la isla, lo que significa que no podrás encontrarlos en ningún otro lugar. Existe mucha fauna australiana más allá del canguro y el koala que te dejará con la boca abierta.

Australia - eBook - Estudiar y trabajar en Australia

EBOOK GRATUITO

Guía completa para estudiar, trabajar y disfrutar de Australia