working holiday nueva zelanda

Te gusta vivir grandes experiencias y contemplar la naturaleza en estado casi salvaje. Todo lo que conoces del estilo de vida en las antípodas encaja con tu forma de ver las cosas. Por eso has decidido que quieres pasar un tiempo en Nueva Zelanda, un lugar asombrosos y único como pocos. Ahora es cuando comienzan las dudas: ¿Qué es lo que puedo hacer allí?, ¿Voy a encontrar casa con facilidad?, ¿Cuánto me costará, como norma general, el alojamiento ? ¿Seré capaz de adaptarme bien?, ¿Qué visado debo pedir?. Son cuestiones que a veces dan quebraderos de cabeza que en GrowPro queremos evitarte. Hoy nos centramos en el Working Holiday en Nueva Zelanda, un tipo de visado popular para poder vivir y trabajar una temporada en el país, que aún así genera ciertas dudas.

 

New Call-to-action

 

Para que no caigas en un traspiés que pueda hacerte perder tiempo y dinero cuando solicites este visado en la web oficial del gobierno neozelandés,, te contamos cuáles son las confusiones más habituales sobre este tipo de visado y cómo puedes resolverlas.

 

No consultar si mi país está entre los que pueden solicitarlo

Solo los ciudadanos de algunos países pueden pedir el Working Holiday en Nueva Zelanda, puesto que sus gobiernos tienen acuerdos con la administración neozelandesa. En Europa, forman parte de esa lista de países privilegiados España, Italia, Irlanda, Malta, Reino Unido, Austria, Bélgica, República Checa, Estonia, Francia, Alemania, Países Bajos, Noruega, Polonia, Eslovaquia, Eslovenia, Suiza, Letonia y Turquía, además de los países nórdicos Dinamarca, Suecia y Finlandia. En América los elegidos son Argentina, Canadá, Chile y Uruguay, mientras que en el resto del mundo se puede pedir desde Corea del Sur, Hong Kong, Israel, Taiwán, Japón, Singapur y Tailandia, además de la vecina Australia. El número de visados, por otra parte, está bastante limitado.

 

Incumplir la edad, por ‘abajo’ o por ‘arriba’

Solo los ciudadanos que tengan entre 18 y 30-35 años pueden optar al Working Holiday en Nueva Zelanda. Las edades cuentan en el momento en el que se cursa la solicitud. En México, España y Perú, la edad máxima estipulada para solicitar el visado son los 30 años, pero en el resto de países hispanohablantes que pueden pedirla, que son Argentina, Chile y Uruguay, la edad se prolonga hasta los 35 años. Por otra parte, es imprescindible contar con un pasaporte que tenga una validez de por lo menos un trimestre contando el día posterior a la salida prevista de Nueva Zelanda.

 

Ser insolvente

El Gobierno de Nueva Zelanda establece la cantidad de al menos NZ 4.200$ como requisito para pedir el visado. Esta cantidad está establecida como la óptima para cubrir los gastos que se puedan derivar de la estancia de una persona en el país. A esto hay que sumar que se debe poseer un billete de regreso al país de origen o, en su defecto, el dinero suficiente como para asumir el coste del billete de vuelta.

 

Ignorar la fecha de apertura de las solicitudes

El visado Working Holiday en Nueva Zelanda está muy cotizado, y no son muchas las visas de este tipo que se conceden cada año. Lo mejor es que, en función de cuál sea tu país, te informes sobre qué día se abren los plazos de solicitud. Ten en cuenta que la hora elegida son las 10 horas de Nueva Zelanda, por lo que deberás realizar el cálculo de la diferencia horaria con tu país. Para España, por ejemplo, la fecha elegida para el año 2017 fue el pasado 18 de abril. Manténte informado consultado periódicamente la web de Inmigración del Gobierno de Nueva Zelanda. Cuando sepas el día y la hora con certeza, accede a la web unos minutos antes y mantén actualizada cada poco tiempo la página. Cada minuto cuenta, por eso te aconsejamos que elabores previamente un documento con las respuestas a todo lo que irás necesitando, de tal manera que puedas hacer un rápido ‘copia-pega’ que te permita ser de los primeros en realizar la solicitud.

 

Viajar sin seguro médico internacional

Desde hace años, para viajar a Nueva Zelanda es obligatorio contar con un seguro médico internacional de salud que cubra los costes de una posible hospitalización y otros servicios asistenciales. Infórmate al detalle y realiza comparaciones entre las coberturas que te ofrecen unos y otros. No es necesario que cuentes con el seguro médico cuando efectúes la solicitud, sólo cuando llegues a suelo neozelandés. Antes de contratarlo comprueba que el seguro tiene validez en Nueva Zelanda y que cubre todo el tiempo de estancia que tienes previsto pasar en el país de los All Blacks. Aunque pueda parecerte un gasto adicional más, contar con un buen seguro médico puede ahorrarte numerosos disgustos y es la forma de cubrir una serie de gastos que de otra forma se podrían disparar y dar al traste con tu experiencia en el país.  

 

Firmar un contrato de trabajo de más de 3 meses

Aunque puedes trabajar en Nueva Zelanda con este visado durante un máximo de 6 meses, no puedes hacerlo con el mismo empleador por más de un trimestre. De esta forma se pretende evitar que el visado Working Holiday se convierta en una especie de visado de trabajo, cuando está concebido para personas que, sobre todo, quieren conocer el país. Por ello debes prestar especial atención a lo que firmas en tu contrato de trabajo y así evitar comprometerte con un empleo por más de los 3 meses permitidos.

 

Confundir este visado con lo que llaman el ‘Work and Travel’

Se trata de una confusión, por desgracia, demasiado extendida. El supuesto visado Work and Travel no existe, y las personas que así lo denominan se suelen referir al Working Holiday en Nueva Zelanda. Esperamos que te quede claro y eso te evite algunos quebraderos de cabeza.

 

New Call-to-action

 

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone¡Compártelo!
Laura GrowPro
Laura GrowPro
Inquieta, viajera, siempre con hambre por vivir nuevas experiencias y ver mundo. ¡Solo nos arrepentimos de las decisiones que no tomamos así que viaja mientras puedas!
Related Posts
vida en canada