Los All Blacks, embajadores de la cultura de Nueva Zelanda

Incluso aunque el deporte no esté entre tus aficiones, seguro que has oído hablar alguna vez de los All Blacks, la selección nacional de rugby de Nueva Zelanda. Es uno de los mayores orgullos de los neozelandeses y sus triunfos se celebran en todo el país. Este año habrá aún más que celebrar, porque este equipo, embajador por el mundo de la cultura de Nueva Zelanda, ha sido galardonado con el premio Princesa de Asturias de los Deportes 2017. Un galardón que reconoce a una selección tres veces campeona del mundo y que ya en 2016 fue finalista del premio.

El premio Princesa de Asturias de los Deportes, creado en 1987, reconoce a las instituciones, equipos o personas que sirven de ejemplo por su vida y por su obra, que se superan a sí mismos y que favorecen con su esfuerzo la promoción, el perfeccionamiento y la difusión de los deportes. A lo largo de estos 30 años ha recalado en organizaciones como el Tour de Francia o la Maratón de Nueva York, en equipos como la selección española de baloncesto o en reconocidos deportistas de alcance mundial, como el atleta Carl Lewis o el triatleta español Javier Gómez Noya.

 

New Call-to-action

 

Si estás pensando en poner rumbo al país kiwi, echa un vistazo al calendario anual de encuentros de la selección de rugby, porque tendrás la ocasión de asistir a un espectáculo único en el que se fusionan el espíritu deportivo, el orgullo nacional y los valores de solidaridad y esfuerzo que representa este equipo, al que muchos neozelandeses siguen cuando juega encuentro internacionales lejos del país.

 

Ejemplo de multiculturalidad

Los All Blacks están considerados un ejemplo de integración racial y cultural, como ha destacado el jurado del premio. Y es que no hay que olvidar que varios jugadores del equipo pertenecen a la etnia polinesia maorí, y son por lo tanto descendientes de los pobladores que se encontraron los europeos en estas islas a partir del siglo XVI. Hoy en día la población maorí tiene una población de cerca de 600.000 habitantes, el 15% de la población total. A diferencia de cómo quedaron las poblaciones indígenas en otros países tras las colonizaciones, en Nueva Zelanda la población de origen maorí vive perfectamente integrada y sus manifestaciones culturales son respetadas y entendidas como una fuente de riqueza.

 

La ‘haka’, un icono y un símbolo

La haka es el baile con el que los All Blacks se presentan antes de los partidos e intentan intimidar al rival. Se trata de una espectacular danza de origen bélico en la que se grita y los participantes se golpean en repetidas ocasiones brazos y piernas para demostrar su fortaleza. Hoy en día es un símbolo de la cultura de Nueva Zelanda que además se ha extendido a otros combinados nacionales. Si eliges el país de las antípodas para estudiar, trabajar o simplemente hacer turismo, descubrirás que los neozelandeses encarnan mucho de lo que se representa en esta danza, como la superación, el esfuerzo, la confianza en los demás o el respeto a los orígenes y las tradiciones.

 

New Call-to-action

 

Share on Facebook31Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone¡Compártelo!
Laura GrowPro
Laura GrowPro
Inquieta, viajera, siempre con hambre por vivir nuevas experiencias y ver mundo. ¡Solo nos arrepentimos de las decisiones que no tomamos así que viaja mientras puedas!
Related Posts
argentinos en Nueva Zelanda