¿Quien corre más, una bici o un oso? Mi viaje en bici por Yosemite Valley, California

growpro-experience-california-yosemite-yosemite

Hasta que llegó aquel momento decisivo, habían pasado varias semanas de la que considero la mayor experiencia de mi vida: recorrer Yosemite en bicicleta.

La oportunidad de viajar a California

Tras haber vivido parte de mi vida en España, Suecia y Escocia, me encontraba en Barcelona, la ciudad donde las bicicletas se disputan el primer puesto con las motos.

Estaba realizando un Máster en Emprendeduría, liderazgo e innovación (MasterYourself) y como parte de aquel programa, era el momento de viajar a California para presentar varios proyectos y ¿por que no? lograr posible financiación en el reino de las startups.

Estar en California supone teletransportarse literalmente al paraíso si somos capaces de ver más allá de Hollywood y el Santa Monica Pier.

Conocer todas las caras del Golden State

growpro-experience-california-golden-gate

Es cierto que California cambia increíblemente de una punta a la otra. En San Diego por ejemplo, encontramos lo que ellos definen como “relaxed beach southern California lifestyle” que viene a ser el paraíso playero con el que alguna vez todos hemos soñado.

Ahora bien, mi verdadera historia tiene lugar más al norte, concretamente en las coordenadas 37°49’26.4″N 119°34’51.2″ W, en pleno valle del Yosemite National Park.

Algunos solo habréis oído hablar de Yosemite como la undécima versión del sistema operativo de Apple, pero ahora lo conoceréis por algo que realmente merece la pena.

Tras haber pasado varias semanas en San Francisco y haber visitado nada menos que el Golden Gate, Oakland, la sede de Facebook y la Universidad de Stanford, (ojo! la universidad donde han estudiado la mitad de los CEOs de grandes corporaciones!); tenía la sensación de no haber visto lo que realmente California tenia reservado para mi.

growpro-experience-california-yosemite-platano-mano

Conocer California subido a mi bici

Por ello, decidí dar la vuelta a California en bici. California tiene 1.239 kilómetros de norte a sur y 430 kilómetros de este a oeste.

Tenía tan solo ocho días hasta que mi avión volase de vuelta a Barcelona, así que solo quedaba seleccionar los mejores lugares.

Pasé por Sequoia National Forest, San Luís Obispo, Monterey, San José, Sacramento, Fresno, pero sobre todo pasé y seguramente parte de mi sigue por allí, por Yosemite Valley.

Yosemite Valley, por fin

Era 1 de mayo de 2016, y mi cabeza solo pensaba en atravesar el Valle de Yosemite por la zona más alta, a más de 3.000 metros de altura.

hdr

Aunque era final de primavera, a esas alturas la climatología no entiende de estaciones. La única forma de cruzar el valle en bici era atravesar la carretera de “Tioga”, de aproximadamente 100 kilómetros de longitud.

La carretera únicamente está abierta 2 meses al año, ya que gran parte del año la carretera esta nevada y los osos son dueños de la zona. Aún así, me armé de valor y me propuse cruzarla.

Empieza la aventura: a solas con la carretera

La carretera comienza a 1.100 metros sobre el nivel del mar. Después de 40 km de ascensión aproximadamente llegas a los 2.300 metros.

Paré en la última gasolinera para comprar nueces y plátanos, y aproveche para pasar por el servicio. No fuera a ser que tuviera necesidad a 3.000 metros de altura, y con los osos acechando.

Lo siguiente que me encontré fue un cartel de prohibido el paso, carretera cerrada.

growpro-experience-california-yosemite-road-closed

¡No había subido 40 kilómetros de puro repecho para pararme en aquella señal! Me bajé de la bici, la pasé por encima de la valla y proseguí. Y quizás aquella temeridad pudo haber tenido otro final…

Empecé a rodar y fue en ese justo momento cuando sentí que estaba viviendo la mejor experiencia de mi vida. Me encontraba a 2.000 y pico metros de altura, rodeado de nieve, sin ningún ruido mas allá de los pájaros.

El termómetro debía marcar 20 grados positivos, brillaba el sol, me encontraba feliz, motivadísimo y sin ninguna preocupación en la cabeza, ¿qué más podía pedir?

Continué aproximadamente unos 40 kilómetros más. Aquello era una batalla entre la felicidad plena y la intranquilidad de encontrarte SOLO a casi 3.000 metros, rodeado de osos, que aunque no les veas sabes que están allí.

Además me encontraba a expensas de una bici que en cualquier momento podía dejarme abandonado.

¿Realmente estaba solo?

Quizás cuando escribo estas palabras pienso que aquello fue una locura, pero en aquél momento las ganas de atravesar aquello no me dejaron ver realmente el riesgo que aquello entramaba.

Pedaleé y seguí pedaleando y de repente mis ojos miraron a la izquierda y no di crédito. Era un oso. En apariencia joven, que se había quedado mirándome fijamente. Estaba al lado de un árbol. Sin bajarme de la bici, saqué el móvil y le hice una foto rápidamente.

growpro-experience-california-yosemite-oso

El impulso de inmortalizar el momento

¿Por qué hice semejante imprudencia? os preguntareis. Yo también me lo pregunto. Supongo que es algo propio de la era tecnológica que estamos viviendo. Todo lo que no está grabado no ha existido.

El oso corrió detrás de mi. Quizás con la intención de probar su primer bocado después del duro invierno, o simplemente para ver qué tal salia en la foto.

Yo solo sabía que venía hacia mi. Me giré y empecé a pedalear sin descanso durante 5 kilómetros.

Bajé la intensidad, la pulsaciones, y con una medio sonrisa ante la experiencia que acababa de vivir, fui consciente de que California esconde muchísimos secretos, y que nosotros solo tenemos que atrevernos a encontrarlos.

No pude llegar a cruzar el valle, quizás porque aquel oso simplemente quería que algún día volviese para acabar lo que aquél inolvidable día empecé.

Este vídeo resume todo lo que este viaje fue para mi:

Íñigo Lamana

Si tú también sueñas con recorrer California, no dudes en contactarme y se ayudaré en todo lo que pueda a cumplir la experiencia de tu vida! inigo@growproexperience.com

Suscríbete al Blog de GrowPro

Llevamos años ayudando gratuitamente a que miles de personas vivan su experiencia, aprendan inglés y trabajen en países como Australia, Nueva Zelanda y Estados Unidos.

Si quieres saber cómo lo han conseguido y qué se mueve en estos destinos, únete a nuestra lista de más de 15.000 suscriptores.

Share on Facebook17Tweet about this on TwitterShare on Google+1Share on LinkedIn0Email this to someone¡Compártelo!
Related Posts
mautic is open source marketing automationgrowpro experience trabajo deliverooanimaes-australia