Viaje en moto por Australia: de Melbourne a Adelaida

¡El viaje continua! Salí de Melbourne a primera hora de la mañana con la intención de evitar el mayor tráfico posible y llegar cuanto antes a Los Doce Apóstoles para poder tomármelo con calma. El dia empezó bien, con un cielo despejado, algo clave para disfrutar un buen día de moto. Cuando dejo Melbourne atrás cojo la Great Ocean Road, famosa por ir paralela a una increíble línea de costa y albergar a Los Doce Apóstoles. En algun tramo me encontré algo más de tráfico del deseado para una carretera de estas característiscas pero se pudo disfrutar igualmente de una conducción tranquila con vistas espectaculares.

Green Coast Road

Tras un par de horas conduciendo por esta interminable carretera costera, tomo la decisión de coger una pista sin asfaltar. Me encuentro con una pista que cambia constantemente de terreno, desde superficies duras y muy fáciles de transitar hasta profundas arenas, pasando por terribles barrizales.

Barrizal

Al ser una pista exigente, el cansancio hizo acto de presencia, así que me tomé un pequeño descanso. Pero cuando me bajé de la moto me llevé una terrible sorpresa. Había roto el soporte de la maleta principal y había perdido todo el kit de acampada, tienda, colchón y saco.

Sin equipajeDebido a las condiciones de la pista y la hora, tomo la decisión de buscar un lugar donde pasar la noche y emprender la búsqueda al día siguiente. En la búsqueda de hospedaje tuve la fortuna de encontrarme con Manu e Ivana. Una pareja que está dando la vuelta al mundo en moto. Tras peguntar precios en diferentes moteles encontramos un hostel muy bien de precio.Vuelta al mundo en motoMe enseñaron vídeos de su viaje, sencillamente impresionantes, espero con ansia el día que decidan publicarlos. Os recomiendo que les sigais en Facebook en la página Around Gaia.

Al día siguiente tocaba ir en busca de las maletas, pero tras una noche sin parar de llover las cosas no iban a ser sencillas. Empiezo el camino en el que había perdido las maletas, la cosa no empieza mal, pero a los pocos minutos cambia totalmente, me encuentro empanzado en una profunda arena húmeda.

Tras un rato empujando la moto, tomé la decisión de ir andando a por las maletas. Después de algo más de una hora de caminata por fin las encontré, lleno de alegría emprendí el camino de vuelta teniendo la gran suerte de cruzarse un coche en mi camino. Sin dudarlo me recogió y, tras un rato de botes dentro del coche acompañado de una simpática perra y unas lecciones magistrales de conducción 4×4, llegamos por fin a mi moto.Recogida 4x4Con el perroUna vez que tuve todo el equipaje localizado, me dirijo al pueblo más cercano con la intención de comprar un nuevo soporte para las maletas, pero no hubo suerte, por lo que tuve que atar todo con pulpos, y reanudar el viaje hacia Adelaida con las maletas malamente sujetas, no sin antes sacar unas fotos en Los Doce Apóstoles.

El camino hasta Adelaida sería muy tranquilo, una combinación de asfalto y largas pistas que pude disfrutar sin que la lluvia hiciese acto de presencia.Pista Adelaida

Suscríbete al Blog de GrowPro

Llevamos años ayudando gratuitamente a que miles de personas vivan su experiencia, aprendan inglés y trabajen en países como Australia, Nueva Zelanda y Estados Unidos.

Si quieres saber cómo lo han conseguido y qué se mueve en estos destinos, únete a nuestra lista de más de 15.000 suscriptores.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone¡Compártelo!
Related Posts
mautic is open source marketing automationrecorrer Australia en mototrabajar en Australia