Surf en Australia, todo lo que debes saber

Si eres un amante del deporte, ya sabrás que los australianos son unos apasionados del tenis, el atletismo popular, el cricket, el rugby o el fútbol. Pero si, en concreto, lo que más te gusta es el surf, y has decidido emprender una experiencia en el país de los koalas, solo podemos darte la enhorabuena. Decir que el surf en Australia es más que un deporte es quedarse corto. Se trata de toda una cultura que pasa de generación en generación y que se ha convertido en una de sus principales señas de identidad.

 

¿Dónde se puede practicar?

La enorme cantidad de lugares en los que es posible surfear hace que ni siquiera los surfistas más veteranos se pongan de acuerdo sobre cuáles son las mejores aguas para practicar el surf en Australia.

  • Desde Melbourne se puede viajar hasta la Península de Bellarine, la famosa Bells Beach, Point Impossible y Point Danger, Apollo Bay y Warrnambool.
  • Nueva Gales del Sur. Bondi, cerca de Sídney, así como Bronte o Maroubra, están entre las más concurridas. Para los que prefieran evitar las aglomeraciones son más recomendables las aguas de Curl Curl, Avalon, Palm Beach o Dee Why. Goldcoast está entre Queensland y Nueva Gales del Su, y en ella se encuentra la célebre Snapper Rocks, una rompiente donde se ha llegado a catalogar la ola ‘surfeable’ más grande del mundo. Al norte de Sídney están Central Coast, Newcastle y Crescent Head. La zona de Cronulla, al sur de la ciudad, está considerada entre las mejores por sus olas. El Parque Estatal de Killalea o la bahía de Jervis también tienen muchos adeptos.

 

New Call-to-action

 

  • Australia meridional. Costa Caliza (Beachport y el cabo Douglas) y las penínsulas de Eyre (Cactus Beach) y Yorke. En el sur, Parsons y Goolwa.
  • Australia occidental. Esperance, Perth o Margaret River.
  • Otros: Devonport, la isla Bruny, Launceston o Eaglehawk Neck, en Tasmania.

 

¿Es buena idea apuntarse a una escuela?

Tanto si quieres dar tus primeros pasos con la tabla como si ya tienes cierta experiencia, pero quieres mejorar tu práctica, apuntarte a una escuela de surf es una excelente idea. Encontrarás centros de lo más diverso, con cursos de distinta duración, distintos niveles de aprendizaje y varias formas de enseñar a surfear. En la mayoría de ellas te proporcionarán la tabla de surf o te la alquilarán. Es una ventaja, porque cuando acabes la clase podrás guardarla en la escuela y no tendrás que cargar con ella. Apuntarte a una escuela te permitirá, además, conocer a gente divertida y con tus mismas aficiones.

 

¿Qué ocurre si me lesiono?

Procura surfear de acuerdo a tu nivel de aprendizaje y siempre bajo las directrices de tu entrenador. Nunca vayas a surfear solo, sino acompañado de al menos otra personas, y sé cuidadoso con las indicaciones de las playas en cuanto a la climatología y el oleaje. Si, a pesar de todas las precauciones, sufres un accidente, acude al centro sanitario más próximo o, en caso grave, a un servicio de Urgencias. Recuerda la importancia de firmar un seguro médico internacional para tener cubierto el pago de las atenciones sanitarias.

 

New Call-to-action

 

 

Share on Facebook33Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone¡Compártelo!
Laura GrowPro
Laura GrowPro
Inquieta, viajera, siempre con hambre por vivir nuevas experiencias y ver mundo. ¡Solo nos arrepentimos de las decisiones que no tomamos así que viaja mientras puedas!
Related Posts
vivir en los angelescosas que extrañas cuando vives en el extranjero