Mi sueño australiano: No worries, mate!

Nunca. Nunca me había planteado venir a vivir a Australia, ni una sola vez. Y de repente aquí estoy, viviendo el sueño australiano en todo su esplendor.

Hola a todos, soy Pablo, y estaba yo tranquilo en mi Palencia natal hasta que una amiga me fue liando poco a poco la manta a la cabeza con lo maravilloso que era Australia. Vamos, que con la tontería (y algunos ahorros) en menos de dos meses tramándolo ya estaba aquí. Con un pie en Sydney y ninguna intención de volver.

Sueño Australiano GrowPro AustraliaEs cierto que cuando llegas todo es bastante confuso, y sólo piensas en el clásico Pero qué ganas tengo yo de complicarme la vida con lo a gusto que estaba en casa. Sin preocupaciones. Sin responsabilidades”. Pero en seguida todo cambia. Te das cuenta de que no tenías preocupaciones ni responsabilidades, pero tampoco sueños ni motivaciones. Así que el cambio ha sido del todo positivo. Especialmente en mi situación.

Recuerdo que nada más aterrizar hace ya casi cuatro meses todo era caos. Tenía cuatro duros, sin casa, sin trabajo, en un backpacker cochambroso con gente tirada por los pasillos… Pero aquí la expresión de moda es “no worries” y resulta que tenían razón.Sueño Australiano GrowPro Australia

Nada más poner un pie en la otra punta del mundo (literalmente, justo después de dejar las cosas en el famoso backpacker cochambroso y con un jetlag de campeonato) quedé con la señorita Marta de GrowPro para tomar una cervecita o tres y ponernos al día, para hacer mi aterrizaje un poco más suave. Como con todo plan que surge sin que lo esperes, poco después fuimos a cenar a un restaurante español llamado El Beso (muy buenas tapas por cierto). Una vez allí yo pensaba “cómo me gustaría trabajar en este lugar”. Pero quedó en eso, en un pensamiento sin más. Yo tenía que concentrarme en empezar a montar mi vida.

Sueño Australiano GrowPro AustraliaTras ese primer día, uno empieza su ruta de rigor a repartir currículum, buscar casa, perderse, volverse a encontrar, andar, andar, gastar, gastar, gastar… Y de pronto una llamada del restaurante del primer día llamándote para un trial (aquí se llama así al “ven, te probamos, y si nos gustas te quedas”). La verdad es que desde GrowPro me ayudaron bastante para que consiguiera la oportunidad en este restaurante.

Las oportunidades están ahí, tú solo tienes que llegar y aprovecharlas. Así que tras el trial empecé a trabajar en ese bonito lugar, aprendiendo, conociendo gente y en definitiva empezando a ser feliz, pues uno pasa de estar todo el día haciendo cuentas y no querer gastarse dinero ni en el autobús, a relajarse un poquito más.

Y entonces, después de dos meses trabajando allí te nombran manager del restaurante… y dices… ¿esto es real? Te suben el sueldo, te dan horas, te aprecian y te valoran y llegas a un punto de felicidad tal que dudas de su realidad. A todo esto, el sueño australiano sigue y no os penséis que estoy sin techo. Encuentro casa, me llevo genial con mis flatmates, y paso una navidad y fin de año de lo más curioso a 40 grados. Además, Australia me ha enseñado cosas como que puedo quemarme hasta los párpados.

Sueño Australiano GrowPro Australia

Sueño Australiano GrowPro AustraliaLo mas increíble de este país es que puede que un día, mientras estás a tus cosas, con casa, trabajo y muy ocupado siendo feliz, pasados 3 meses te ofrezcan la esponsorización (vamos, lo que muchos españoles miramos al llegar como un pastel al otro lado de un cristal de una pastelería cerrada). Y a día de  hoy, me doy cuenta de que lo que empezó como una aventurilla de “a ver qué pasa y si la cosa sale mal me vuelvo a casita al medio año” se está convirtiendo en un “me quedo mínimo 4 años cobrando 55000$ anuales”. Que como cambio de vida así de repente, pues no está nada mal.

Sueño Australiano GrowPro AustraliaNo sé, la verdad. Todavía estoy abrumado con todo lo que me ha pasado en los últimos 4 meses, pero es que es inexpresable el momento en el que llegas a ese punto donde que te sientes valorado, querido, apreciado, que afrontas el día a día con una sonrisa y con las ganas de dar todo de ti. Aquí jamás te planteas permitirte lo que antes era el ‘lujo’ de “hoy me quedo en la cama” ya que siempre hay algo que hacer. De repente los ‘lujos’ cambian. Aquí, el ‘lujo’ es conocer a alguien nuevo, descubrir algo nuevo en la ciudad, visitar alguna playa nueva que te quite la respiración, o que te pasen una y mil cosas surrealistas.

Sinceramente, esa sensación de plenitud sólo la he alcanzado en Australia (y no es la primera vez que salgo de casa, que he pasado por vivir fuera, estudiar fuera y hacer Erasmus). Y la verdad es que, ya que estamos y una vez aquí, me alegro mucho de haber elegido a GrowPro como plataforma para dar el salto hacia esa plenitud.

Sueño Australiano GrowPro AustraliaHazlo. Lo que sea que te pida el cuerpo. Seguro que tienes muchos sueños por cumplir ahí fuera! :)

Suscríbete al Blog de GrowPro

Llevamos años ayudando gratuitamente a que miles de personas vivan su experiencia, aprendan inglés y trabajen en países como Australia, Nueva Zelanda y Estados Unidos.

Si quieres saber cómo lo han conseguido y qué se mueve en estos destinos, únete a nuestra lista de más de 15.000 suscriptores.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone¡Compártelo!
Related Posts
mautic is open source marketing automationCarpe Diem Laura castrogrowpro-experience-consejos-comprar-vuelos-billetes-australia