Gonzalo se va de Australia

gonzalo-perez-roales-Lizard

Lizard Island

El otro día, mientras escribía en mi diario durante el vuelo que me devolvía a casa me hice una pregunta: “Irse de Australia, ¿cómo te sientes?” Quiero compartirlo con vosotros.

Me voy del paraíso

Así empecé mi propia respuesta. Marcharse y que tus últimas horas en Australia, sean con gente que no te conoce de nada ofreciéndote dinero en el aeropuerto para que te llegue el poco cash que te queda en dólares australianos, para comprarle a tu hermano la camiseta de los Wallabies, habla por sí solo.

Levantar la vista, ahí donde estés, y ver gente tan sana. Gente practicando deporte todo el día. Gente en bikini o bañador y descalza en esas barbacoas públicas al aire libre. Generaciones de abuelos, padres e hijos con tablas de surf. Gente con esa expresión facial de que aman la vida.

Para mí eso es calidad de vida, y os aseguro, que en Australia de eso van sobrados. El vivir sin llaves de casa (porque no tienes) o sin la necesidad de cerrar el coche. El vivir viajando hasta el último dólar porque sabes que cualquier trabajo se consigue fácil.

El salir de casa sin zapatos y pegarse todo el día descalzo. El estar rodeado de paisajes, vegetación y animales tan exóticos que no paran de sorprenderte. El vivir esperando a que lleguen tus días de fiesta para en vez de salir de marcha, irse de surf trip o road trip durmiendo en la van o en el coche. Esto es la calidad de vida que permite Australia.

Enamorado del Pacífico

Pero para mí, lo más importante de Australia y lo que más ha marcado la diferencia ha sido lo espectacular que es el mar que lo rodea, el Océano Pacífico.

Y no solo por sus olas, que son acojonantes o porque tenga de los mejores lugares de buceo del mundo. Es porque cuando llegas a esas playas quilométricas, en las cuales estás solo, y escuchas el sonido al andar que hace la arena blanca nueva y que tanto nos gusta, ya sabes que algo es diferente.

gonzalo-perez-roales-Iluka

Surf en Iluka National Park, New South Wales

Es porque cuando te metes en el mar, no te has de limitar a mirar a tus amigos o a las  personas atractivas, también has de mirar al horizonte. La probabilidad de que veas ballenas, tortugas o delfines es más que considerable.

gonzalo-perez-roales-Stradie

Delfín en North Stardbroke Island

También porque todos estamos cansados de surfear en el Mediterráneo, al menos en mi caso, donde las olas duran escasos 5 segundos, y o son muy pequeñas o rompen de golpe. En Australia, una vez estás en la ola parece que dure para siempre. Largas, con distintas secciones y para disfrutarlas.

La Gran Barrera de Coral

A su vez, porque permite que exista la Great Barrier Reef, lo que me llevó a Australia y no me ha decepcionado. Porque bucear, hacer snorkel o navegarla a vela, significa hacerlo en el único conjunto de seres vivos visible desde el espacio.

gonzalo-perez-roales-Heron

Tortuga marina en Heron Island

Una persona muy sabia y que todos queremos definió en su día, que bucear en la Great Barrier Reef es una de las “greatest sensations in the world”, esa persona era David Attenborough. Y creerme que no se equivoca. Cuando uno está en ella y levanta la vista para girar 360º es testigo de la gran cantidad de vida y belleza que lo rodea.

Desde animales que no has visto nunca y que pensabas inexistentes, a las espectaculares formas geométricas en tres dimensiones que crean los corales, hasta las combinaciones de colores tan diferentes y bellas, que ni el mejor artista podría imitar.

Por no hablar de la sensación que uno vive cuando un tiburón, una tortuga o un mero gigante se te acercan a curiosear. Si no lo vives en primera persona no lo puedes llegar a imaginar.

Y aquí lo dejo porque no os quiero aburrir más, aburrirte no es el estilo que le gusta a Australia. Yo he estado todo mi tiempo entre el estado de Queensland y Byron Bay, en la costa este donde en vez de “Sunsets” en el horizonte madrugamos para los “Sunrises”. Esto significa que queda mucho por explorar y descubrir.

Sick sunset playing football at the research station by @zackrago

A photo posted by @gon_perezrosales on

Yo me he tenido que ir después de haber hecho realidad muchos de mis sueños, y os aseguro que ya voy loco por que vuelva a llegar el día en que llegue a la frontera de aduanas y me reciba un policía con el: “How is it going [mait]?”

Solo sé que mañana quedará un día menos.

Gonzalo Pérez-Rosales Blanch
Síguelo en InstagramFacebookTwitter

https://www.instagram.com/p/_UARR8iySy/?taken-by=gon_perezrosales

Suscríbete al Blog de GrowPro

Llevamos años ayudando gratuitamente a que miles de personas vivan su experiencia, aprendan inglés y trabajen en países como Australia, Nueva Zelanda y Estados Unidos.

Si quieres saber cómo lo han conseguido y qué se mueve en estos destinos, únete a nuestra lista de más de 15.000 suscriptores.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone¡Compártelo!
Related Posts
mautic is open source marketing automationgrowpro-experience-nueva-zelanda-vivir-en-aucklandgrowpro-experience-alternativa-work-and-holday-trabajar-australia