Brissa Málaga persigue su sueño en Australia

brissa-malaga-2

Brissa Malaga, surfista y soñadora. Viajó a Australia para hacer un curso de Coaching Deportivo y perseguir su sueño.

Una profesional que día a día demuestra que lo que se persigue se consigue, con perseverancia y motivación.

Con una tabla bajo el brazo

Empezó a hacer surf cuando solo tenía 8 años y a los 13 ya estaba dando brincos por el mundo. En 2008 se fue con tres amigas a Indonesia. Ese fue su primer encontronazo fuera de su zona de confort, desde entonces no tiene límites.

Consiguió la medalla de bronce en la categoría Stand Up Paddle Surfing del Campeonato Mundial ISA Fiji 2016 además de ganar el oro en surf en los juegos bolivarianos de Perú en el 2013, y de playa 2012/2014, campeona de los juegos panamericanos de playa 2015.

Más aún fue campeona mundial por equipos en el 2010 y 2012, Campeona nacional y 3ª del mundo en 2016…

Con ganas se sueña, con valentía se logra

Siempre soñé con venir a Australia, con vivir una experiencia en el extranjero. No me puedo quejar, no vine por uír de mi país sino todo lo contrario.

Vivía al sur de Lima, en Perú. Concretamente en punta hermosa, a 45 kilómetros de la capital. Estudiaba psicología en la universidad de Lima, y trabajaba independientemente como psicóloga en un proyecto de Sofia Mulanovich con 10 niños que corrían tabla, donde les brindaba psicología deportiva.

En Perú estaba completamente bordeada por una burbuja perfecta, familia perfecta, casa perfecta, lo tenía todo, no necesitaba salir de esa zona de confort, pero sentía que me faltaba algo…

¿Por qué Australia?

Siempre quise hacer una maestría en psicología deportiva en Australia. Es un país que no conocía y hasta entonces me habían hablado muy bien de él y de sus olas.

Decidí simplemente investigar lo que había con respecto al deporte. Siempre quise hacer psicología deportiva, pero no quería hacer una maestría después de 6 años de carrera, fue por eso que decidí estudiar en College of Sport and Fitness – CSF.

Opino que no es un estudio demasiado fuerte pero aprendes a la vez que trabajas, estudias, conoces y como último pero no menos importante, viajas.

Australia está hecho para vivirla, como bien dice el dicho “trabajar para vivir no vivir para trabajar”.

El deporte como brújula

El “me voy” definitivo fue gracias al curso que encontré. Quería aprender más acerca del coaching deportivo, saber más acerca de la cultura del deporte, aprender para más tarde regresar a Perú e intentar cambiar un poco el estilo del deporte.

En Australia te levantas y respiras deportes, comes deporte, cenas deporte, hasta ¡duermes deporte! Es increíble la cultura deportiva que tienen acá y cómo lo inculcan desde chiquititos.

La mama esta haciendo abdominales y tiene al bebé encima porque no tienen con quién dejarlo. Es una cultura que en Perú no existe y me encantaría poder transmitirla.

Renovación de la Visa

La experiencia fue tan completa que decidí renovar la visa y quedarme a exprimir más este maravilloso país.

Se te abren las puertas, cambias tu manera de vivir, de ser. La verdad es que ha sido una de las experiencias más bonitas de mi vida y no la cambiaría por ninguna otra.

Los paisajes, el orden, la limpieza, pero sobre todo el respeto que se tienen el uno al otro. Hay demasiada equidad, por ejemplo, uno puede estar trabajando en delivery y al terminar comer en ese mismo restaurante, cosa que en otras partes del mundo es casi inimaginable.

Todo el mundo está contento, feliz, con una buena calidad de vida, practicando deporte tras deporte, incluso entre horas de trabajo.

Rompe tu zona de confort

Es vital salir fuera de tu país, romper tu delicada zona de confort. “Si quieres algo que nunca has tenido debes hacer algo que nunca has hecho” .

Te ayuda a crecer como ser humano, como persona, intelectualmente y económicamente. Te cambia la manera de ver las cosas y de vivir, de valerte por lo que realmente eres. Se trata de una experiencia de vida, no para siempre, sino para un tiempo determinado.

Es la mejor escuela para aprender sobre los países desarrollados, y así poder luego volver a tu país tercermundista y tratar de inculcar los valores que se tienen aquí.

Aprender para reproducir, mejorar y crecer.

 

El tiempo no se pierde, se invierte

Todas aquellas personas que queréis venir, no lo dudéis, no pierdes nada y ganas mucho.

Míralo desde esta perspectiva: estás a un pasaje de ida y uno de vuelta de tu país. Arriésgate a la experiencia. Quien sabe, ¡Quizás renuevas visado como yo!

Los valientes que queráis vivir la experiencia escribirme a brissamalaga@growproexperience.com.

“Por que una mente negativa nunca podrá darte una vida positiva”

Suscríbete al Blog de GrowPro

Llevamos años ayudando gratuitamente a que miles de personas vivan su experiencia, aprendan inglés y trabajen en países como Australia, Nueva Zelanda y Estados Unidos.

Si quieres saber cómo lo han conseguido y qué se mueve en estos destinos, únete a nuestra lista de más de 15.000 suscriptores.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone¡Compártelo!
Related Posts

Leave a Comment

mautic is open source marketing automationefecto-coriolisimg_7261-1