7 pasos para ir a estudiar a Australia

7 pasos para irte a estudiar a Australia

growpro-experience-pasos-para-ir-a-australia1. Infórmate de todo

Todas las grandes historia tiene un principio, un primer pasito, una corazonada, un deseo… una búsqueda en Google.

Sabes que te gustaría irte, quizás ha sido tu sueño desde hace tiempo o a lo mejor es una necesidad repentina de romper con todo, cambiar de rumbo, irte bien lejos, aprender inglés de una vez, viajar, cambiar de aires… o todo a la vez.

Para pasar del “me gustaría” al “voy a hacerlo” va todo un proceso de información y muchas preguntas por resolver:

  • ¿Cuánto cuesta vivir en Australia?
  • ¿Voy a poder trabajar de lo mío? ¿Me dará para vivir y ahorrar?
  • ¿Qué puedo estudiar, dónde y cuánto cuesta?
  • ¿A los australianos se les entiende cuando hablan?
  • Voy a poder acariciar muchos canguros y koalas y hacer surf con tíos/tías buenas?
  • ¿De verdad hay tantas arañas y bichos grandes por allá?

Dar respuesta a todas estas preguntas y muchas más es una necesidad básica para que puedas tomar tu decisión. Para todo ello, busca, pregunta, compara por ahí y si quieres, pregúntanos a nosotros.

2. Decide y dale forma a tu experiencia

Vale, ya has pasado a la segunda fase. Ya no parece tan lejano e irreal ¿verdad? Estamos hablando de TU futuro más cercano!

Ahora ya sabes qué quieres estudiar, en qué escuela, durante cuánto tiempo, cuánto te va a costar, cuándo te quieres marchar y cómo lo vas a poder compaginar con el trabajo.

Ya puedes empezar a crearte una foto más concreta de cómo será tu experiencia y dejar de mirar fotos de Instagram de gente que está allí mientras te imaginas que eres tú, porque en un tiempo vas a poder subir tus propias fotos!

3. Empecemos con los trámites y las gestiones

Las cosas claras: siempre hay partes más aburridas pero sorry mate, de esto no te escapas y es súper importante. Ya tienes la escuela y el curso. Es momento de formalizar la matrícula,  y hacer los primeros pagos y el papeleo.

Así es como funciona en Australia: para poder obtener tu visado de estudiante y plantarte en las antípodas, primero necesitas demostrar que estás inscrito en una escuela. Sin la matrícula no puedes solicitar el visado, o sea que a rellenar papeles sea dicho!

¿Te da pereza? Nosotros te ayudamos, que somos unos auténticos expertos de tantas veces que lo hemos hecho!

4. Sin visado no hay paraíso

Con la matrícula de tu curso formalizada, ya puedes solicitar tu visado de estudiante. Cuesta unos 560’50 dólares australianos y te permitirá estar en Australia todo el tiempo que dure tu curso + las vacaciones que te den después de clases para que puedas viajar por el país.

Con el visado de estudiante podrás trabajar 20 horas semanales y a tiempo completo en vacaciones.
Nosotros te podemos aconsejar sobre dónde y cómo encontrar trabajo, que todos hemos pasado por ahí y sabemos lo que es.

5. Esto ya va en serio: avión y maletas

¿Sientes ya la brisa del Océano Pacífico…? Con tu matrícula y tu visado, ya puedes comprarte el vuelo “pa” Australia y empezar a decidir qué te llevas y qué dejas. Para ello, te recomendamos Skyskanner.net.

Déjate la nostalgia y los miedos, Llévate mucho espacio para llenarlo de momentos, recuerdos y personas nuevas. Aquí algunos consejos sobre cómo comprar los billetes y cómo preparar el equipaje.

6. Adiós mamá, hello Australia!

Lo se, aquí es donde vas a llorar. Dile adiós a tu madre, a tu perro, a tu gato, a tus amigos, a esa persona que tanto quieres pero que no puedes meter en la maleta. Llora, abraza, haz todo lo que necesites para cerrar esta etapa y vete.

Estás a punto de despegar: no es tanto la distancia, es el paso simbólico que das con tu vida y tus sueños. Es importante pero sin dramatizar, que siempre te puedes plantar de vuelta a casa en 24 horas.

Ahora bien, en unos meses vas a tener esa sensación de que, aunque echas de menos a tu gente y tu comida, poco a poco tu casa se va haciendo más grande… se llama mundo.

El apego dura un rato, después te liberas y de pronto eres más libre y te sientes más ligero. Dile adiós a tu antigua vida, respira hondo y abraza todo lo que está por llegar.

7. El inicio de tu nueva vida

Es momento de aterrizar física y mentalmente, situarte en tu nueva ciudad, buscar alojamiento, empezar las clases, encontrar trabajo, abrirte la cuenta del banco, tener número de teléfono australiano para poder comunicarte y enviar fotos por Whatsapp a los tropecientos grupos de amigos y familia… y guardar todos los contactos nuevos! :)

Otra vez, nosotros te ayudamos con todo. Los inicios no son fáciles y cada uno debe pasar sus propias experiencias y curtirse, que de eso también va todo esto. Pero un soporte al llegar hace mucho y para eso creamos GrowPro Experience cuando llegamos a Australia y vivimos en nuestra propia carne el mismo proceso.

Ahora ya lo tienes un poco más claro. ¿Qué te detiene?
Que las dudas nunca te impidan cumplir tus sueños. Pon rumbo a tu vida, nosotros te acompañamos.

#keepgrowing

Suscríbete al Blog de GrowPro

Llevamos años ayudando gratuitamente a que miles de personas vivan su experiencia, aprendan inglés y trabajen en países como Australia, Nueva Zelanda y Estados Unidos.

Si quieres saber cómo lo han conseguido y qué se mueve en estos destinos, únete a nuestra lista de más de 15.000 suscriptores.

Share on Facebook193Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone¡Compártelo!
Related Posts
mautic is open source marketing automationgrowpro-experience-trabajar-en-nueva-zelandagrowpro-experience-san-diego-actividades